Go­bierno en­via­rá pro­yec­to de ley pa­ra en­du­re­cer re­gu­la­ción de los tra­ga­mo­ne­das de ba­rrio

La Tercera - - NACIONAL - Víc­tor Ri­ve­ra y Carlos Re­yes

La dis­cu­sión so­bre la le­ga­li­dad de los lla­ma­dos “ca­si­nos de ba­rrio” lle­gó a La Mo­ne­da. Ayer, el sub­se­cre­ta­rio de Pre­ven­ción del De­li­to, An­to­nio Frey, anun­ció que se es­tá tra­ba­jan­do, en con­jun­to con el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da, en un pro­yec­to de ley pa­ra prohi­bir o re­gu­lar el uso de tra­ga­mo­ne­das y el fun­cio­na­mien­to de los lo­ca­les que los al­ber­gan.

“Va­mos a te­ner una pos­tu­ra de go­bierno al res­pec­to, en vir­tud de ela­bo­rar un pro­yec­to de ley que per­mi­ta te­ner una mi­ra­da en re­la­ción a dos v e r t i e nt e s : y a sea prohi­bi­ción o re­gu­la­ción (de es­tas má­qui­nas)”, ma­ni­fes­tó ayer Frey.

Se­gún el sub­se­cre­ta­rio, la ini­cia­ti­va se­rá en­via­da al par­la­men­to du­ran­te el ter­cer tri­mes­tre, pues an­tes el Eje­cu­ti­vo eva­lua­rá cuá­les son las ven­ta­jas y des­ven­ta­jas de am­bas ver­tien­tes, a par­tir de la ex­pe­rien­cia de paí­ses como Ecua­dor y Es­pa­ña.

“La prohi­bi­ción es de un ac­to ilí­ci­to, y, por lo tan­to, se per­si­gue. El pro­ble­ma es que el po­der fis­ca­li­za­dor del Es­ta­do es li­mi­ta­do; o sea, tie­ne fa­len­cias como to­dos los po­de­res del Es­ta­do en ma­te­ria de fis­ca­li­za­ción, y por lo tan­to, cuan­do hay esas fa­len­cias lo que ocu­rre es que se ar­ma un mer­ca­do clan­des­tino”, se­ña­ló.

En tan­to, la al­ter­na­ti­va de re­gu­la­ri­zar es­te mer­ca­do no so­lo pa­sa­ría por es­ta­ble­cer qué es azar y qué es des­tre­za, sino que tam­bién en au­men­tar los me­ca­nis­mos de con­trol so­bre la má­qui­na uti­li­za­da por los clien­tes.

“La nor­ma­ti­va que se apli­ca en Es­pa­ña y otros paí­ses, per­mi­te un sis­te­ma en lí­nea que re­gu­le la pro­ba­bi­li­dad de que uno ga­ne, la cual hoy no es co­no­ci­da, por­que al­gu­nas má­qui­nas es­tán tru­ca­das, y el que es­tá ju­gan­do tam­po­co sa­be cuál es su pro­ba­bi­li­dad le­gí­ti­ma de ga­nar”, sos­tu­vo.

Ade­más agre­gó: “Es­te sis­te­ma on­li­ne es­tá plan­tea­do a ni­vel in­ter­na­cio­nal y mu­chas uni­ver­si­da­des de de­re­cho es­tán pre­co­ni­zan­do pa­ra po­der re­gu­lar es­te ti­po de ma­te­ria de ma­ne­ra in­for­má­ti­ca. En Chile la U. de Chile es­tá tra­ba­jan­do en es­to”.

El Eje­cu­ti­vo tam­bién eva- lúa re­gu­lar el nú­me­ro de má­qui­nas dis­po­ni­bles por ha­bi­tan­te, pues ge­ne­ra gran preo­cu­pa­ción que en al­gu­nas co­mu­nas ha­ya una “acu­mu­la­ción” de es­tos ne­go­cios. “Es­te ti­po de ac­ti­vi­dad pro­du­ce ex­ter­na­li­da­des ne­ga­ti­vas, ya sea por­que pro­du­cen lu­do­pa­tía o por ac­tos ilí­ci­tos aso­cia­dos”, di­jo Frey.

En tan­to, el vocero de la Aso­cia­ción Gre­mial de Ope­ra­do­res, Fa­bri­can­tes e Im­por­ta­do­res de En­tre­te­ni­mien­to Elec­tró­ni­co (Fi­den), Sebastián Va­len­zue­la, di­jo que la re­gu­la­ción de la ac­ti­vi­dad “es al­go que he­mos bus­ca­do ha­ce tiem­po”.

Agre­gó que “lo que buscamos como aso­cia­ción gre­mial es que se re­co­noz­ca que es­ta ac­ti­vi­dad es dis­tin­ta a los ca­si­nos de jue­go, por­que las má­qui­nas no tie­nen en su in­te­rior ge­ne­ra­do­res alea­to­rios de re­sul­ta­dos (RNG), sino que son de pre­mio pro­gra­ma­do, como la re­co­no­cen las le­gis­la­cio­nes es­pa­ño­la o eu­ro­peas”.

Pe­ri­ta­je fal­so

Ayer, La Ter­ce­ra dio a co­no­cer una investigación de la PDI por el uso de un pe­ri­ta­je fal­so en mu­ni­ci­pa­li­da­des pa­ra lo­grar la au­to­ri­za­ción del fun­cio­na­mien­to de lo­ca­les con tra­ga­mo­ne­das, el que se­ña­la­ba que eran má­qui­nas de des­tre­za y no de azar.

An­te es­to, el al­cal­de de In­de­pen­den­cia, Gon­za­lo Du­rán (PS), sos­tu­vo que el po- si­ble pe­ri­ta­je fal­si­fi­ca­do lle­gó has­ta su co­mu­na por lo que “nos pa­re­ce una si­tua­ción de la ma­yor gra­ve­dad (...) Es­ta­mos an­te la pre­sen­cia de una ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca que, al pa­re­cer, re­cu­rre con cier­ta fre­cuen­cia en es­tas prác­ti­cas”.

El pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Mu­ni­ci­pa­li­da­des de Chile (Amuch), Ma­rio Ola­va­rría (UDI), afir­mó que so­li­ci­ta­rán los an­te­ce­den­tes de la investigación pa­ra re­cu­rrir al Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía pa­ra que se pro­nun­cie so­bre el ca­so.

Ade­más se­ña­ló que el fun­cio­na­mien­to de es­tas má­qui­nas no só­lo que­da en un pro­ble­ma ju­di­cial, sino que tam­bién so­cial. “Yo lo he vis- to como adic­ción, so­bre to­do en mu­je­res de po­bla­cio­nes y ba­rrios, que se gas­tan la pla­ta del día ¿Hay que prohi­bir es­tos per­mi­sos? Yo creo que sí. So­bre­to­do aho­ra que es­tos jue­gos no son de des­tre­za”. En tan­to, el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Mu­ni­ci­pa­li­da­des (ACHM), Ch­ris­tian Vit­to­ri (DC), fue ta­jan­te al con­si­de­rar que “na­die pue­de es­tar al mar­gen de la ley; pri­me­ro por la fal­si­fi­ca­ción, y se­gun­do, por­que efec­ti­va­men­te es­tas má­qui­nas son de azar”.

Por su par­te, des­de la Fi­dem se­ña­lan que es­ta fal­si­fi­ca­ción “es una si­tua­ción que, como cual­quier otro de­li­to en el país hay que per­se­guir­la y cas­ti­gar­la”. mu­ni­ci­pa­li­da­des, has­ta aho­ra, han en­tre­ga­do in­for­ma­ción a la PDI so­bre el pe­ri­ta­je fal­so uti­li­za­do pa­ra au­to­ri­zar el uso de má­qui­nas tra­ga­mo­ne­das. Se es­pe­ra que du­ran­te los pró­xi­mos días más mu­ni­ci­pios re­vi­sen si hay do­cu­men­tos fal­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.