Abor­to y li­ber­tad de elec­ción

La Tercera - - CORREO - Patsy Con­tar­do

Se­ñor di­rec­tor: Las de­cla­ra­cio­nes ema­na­das des­de el Eje­cu­ti­vo y las ame­na­zas de ex­pro­pia­ción de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca pro­fe­ri­das por el dipu­tado (PS) Mar­ce­lo Schi­lling an­te lo ex­pues­to por el rec­tor de la UC, Ig­na­cio Sán­chez, ha­cen ur­gen­te re­fle­xio­nar so­bre cier­tas dis­cre­pan­cias que en­con­tra­mos en el de­ba­te pú­bli­co (po­bre­men­te lle­va­do, por cier­to).

Creo que si una mu­jer pue­de ser con­si­de­ra­da li­bre de ele­gir si abor­ta, igual­men­te se ha de con­si­de­rar a una ins­ti­tu­ción de sa­lud li­bre de es­co­ger si quie­re brin­dar el ser­vi­cio gi­ne­co-obs­té­tri­co co­rre­la­ti­vo. Se­ña­lar que no son dos ca­ras de la mis­ma mo­ne­da -que es la li­ber­ta­des rea­li­zar una dis­cri­mi­na­ción ar­bi­tra­ria. ¿Es que en la li­ber­tad hay de­ci­sio­nes de pri­me­ra y de se­gun­da ca­te­go­ría? ¿Una ló­gi­ca de “pa­ra al­gu­nos sí y pa­ra otros no”?

La li­ber­tad im­pli­ca res­pe­to a las de­ci­sio­nes aje­nas pe­se a no es­tar de acuer­do con ellas. Ese ha si­do his­tó­ri­ca­men­te el ar­gu­men­to de la cau­sa pro elec­ción, no só­lo en Chile sino en to­do el mun­do: “Com­pren­do que tú no quie­ras abor­tar, pe­ro no me im­pi­das rea­li­zar­lo”. Mis­mo ar­gu­men­to que ha­go ex­ten­si­vo a la de­ci­sión no só­lo de la Red Sa­lud UC, sino de otras 16 ins­ti­tu­cio­nes mé­di­cas que se han ne­ga­do a prac­ti­car pro­ce­di­mien­tos abor­ti­vos an­te una even­tual le­ga­li­za­ción. No uti­li­zar el mis­mo ra­cio­ci­nio se­ría una vul­gar apli­ca­ción de la ley del em­bu­do.

Una se­gun­da dis­cre­pan­cia apa­re­ce­rá cuan­do la ley obli­gue a rea­li­zar abor­tos, y se ha­ga pa­ten­te que las pre­ten­sio­nes de la UC de no rea­li­zar­los, son ile­gí­ti­mas. La cau­sa pro elec­ción du­ran­te años ale­gó como le­gí­ti­ma su de­man­da y sos­tu­vo como in­jus­ta la ley que hoy prohí­be el abor­to. Hoy, esa mis­ma cau­sa pre­ten­de po­ner a la ley como fuen­te de le­gi­ti­mi­dad de una de­man­da (la su­ya); en ese sen­ti­do, si la UC ale­ga que no rea­li­za­rá abor­tos en su red de sa­lud, la cau­sa en fa­vor de la elec­ción dic­ta­mi­na­rá que es una de­man­da ile­gí­ti­ma, por­que no se­rá le­gal. Nue­va­men­te, se tra­ta de una apli­ca­ción de la ley del em­bu­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.