“De­be prio­ri­zar­se la re­for­ma to­tal de la Cons­ti­tu­ción a tra­vés del Con­gre­so”

Abo­ga­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta Ex­per­to cons­ti­tu­cio­nal de Ba­che­let en cam­pa­ña, no des­car­ta que el pró­xi­mo go­bierno san­cio­ne una nue­va Cons­ti­tu­ción. Jun­to a ello, de­fien­de idea de acuer­do po­lí­ti­co des­de el Par­la­men­to pa­ra mo­di­fi­car la ac­tual Car­ta Fun­da­men­tal.

La Tercera - - POLÍTICA - Em­ma­nuel Ga­no­ra B.

Si bien la Pre­si­den­ta Ba­che­let apla­zó ini­ciar el de­ba­te por nue­va Cons­ti­tu­ción pa­ra mar­zo de es­te año, el de­ba­te por la re­for­ma a la Car­ta Fun­da­men­tal si­guió su cur­so en la opi­nión pú­bli­ca, en es­pe­cial, el di­le­ma de su mé­to­do: re­for­ma des­de el Con­gre­so o asam­blea cons­ti­tu­yen­te. De es­ta dis­cu­sión, el abo­ga­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta Francisco Zú­ñi­ga –mi­li­tan­te PS y que pre­si­die­ra el equi­po cons­ti­tu­cio­nal en el co­man­do de cam­pa­ña de Ba­che­let- ha­ce un ba­lan­ce de la con­tien­da de ideas en torno a la as­pi­ra­ción de una Car­ta Mag­na. Y lo ha­ce de­fen­dien­do el ca­mino de una ini­cia­ti­va des­de el Par­la­men­to. Las se­ña­les de Ba­che­let fren­te a la asam­blea cons­ti­tu­yen­te han si­do dis­tan­tes. ¿La Pre­si­den­ta des­car­tó es­te mé­to­do? El pro­gra­ma de la Pre­si­den­ta Ba­che­let no des­car­ta el mé­to­do de asam­blea cons­ti­tu­yen­te. ¿Es­ta­ba con­tem­pla­da la AC en la pro­pues­ta que el co­man­do le en­tre­gó a la Pre­si­den­ta? Se le en­tre­ga­ron va­rias pro­pues­tas de pro­ce­di­mien­to, tres al me­nos. Pe­ro la Pre­si­den­ta de­ci­dió no de­fi­nir en ese mi­nu­to de la cam­pa­ña un mé­to­do es­pe­cí­fi­co. ¿La AC ni si­quie­ra es­tá men­cio­na- da en la pro­pues­ta que se le en­tre­gó a la Pre­si­den­ta? No es­tá men­cio­na­da, só­lo las ca­rac­te­rís­ti­cas del pro­ce­di­mien­to; de­mo­crá­ti­co, ins­ti­tu­cio­nal y par­ti­ci­pa­ti­vo. Ahí hay ca­bi­da des­de la re­for­ma has­ta la AC. Pe­ro, pa­ra ser­le fran­co, no pon­dría la ca­rre­ta de­lan­te de los bue­yes. ¿Por qué? Por­que el pro­ce­di­mien­to no de­fi­ne el alum­bra­mien­to de la nue­va Cons­ti­tu­ción. Lo que de­fi­ne el alum­bra­mien­to es un acuer­do po­lí­ti­co pa­ra la nue­va Cons­ti­tu­ción. En lo per­so­nal, ¿qué mé­to­do pa­ra cam­biar la Cons­ti­tu­ción con­si­de­ra el de ma­yor per­ti­nen­cia? En lo per­so­nal, sin que es­to com­pro­me­ta al go­bierno, de­be prio­ri­zar­se la re­for­ma to­tal de la Cons­ti­tu­ción a tra­vés del Con­gre­so. Por­que creo que las ins­ti­tu­cio­nes tie­nen una ra­zón de ser. La Cons­ti­tu­ción le asig­na al Con­gre­so el po­der cons­ti­tu­yen­te de­ri­va­do y no hay nin­gu­na jus­ti­fi­ca­ción pa­ra que el Con­gre­so no lo ejer­za. Sí creo que tal cuál es­tá for­mu­la­do el ejer­ci­cio de po­der cons­ti­tu­yen­te de­ri­va­do, es in­su­fi­cien­te­men­te de­mo­crá­ti­co y par­ti­ci­pa­ti­vo. El óp­ti­mo se­ría re­for­mar el ca­pí­tu­lo de re­for­ma a la Cons­ti­tu­ción pa­ra in­tro­du­cir me­ca­nis­mos de par­ti­ci­pa­ción de la ciu­da­da­na en el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te. “De­be prio­ri­zar­se la re­for­ma to­tal de la Cons­ti­tu­ción a tra­vés del Con­gre­so. Creo que las ins­ti­tu­cio­nes tie­nen una ra­zón de ser”. “El óp­ti­mo se­ría re­for­mar el ca­pí­tu­lo de re­for­ma a la Cons­ti­tu­ción pa­ra in­tro­du­cir me­ca­nis­mos de par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na”. “(Las cons­ti­tu­cio­nes) no de­ben ser im­po­si­cio­nes ma­yo­ri­ta­rias, sino que de­ben ser fru­to de un am­plio acuer­do”. ¿Qué mé­to­do de par­ti­ci­pa­ción? En lo per­so­nal, un re­fe­rén­dum cons­ti­tu­yen­te que aprue­be la re­for­ma to­tal apro­ba­da por el Con­gre­so. Se­ría un me­ca­nis­mo muy va­lio­so. Eso, sin per­jui­cio que du­ran­te el pro­ce­so mis­mo, el Con­gre­so y sus co­mi­sio­nes, pue­da ha­cer un am­plio de­ba­te con la ciu­da­da­nía a tra­vés de ca­bil­dos y asam­bleas re­gio­na­les. ¿Vin­cu­lan­tes? No, me­ca­nis­mos con­sul­ti­vos. Su co­le­ga cons­ti­tu­cio­na­lis­ta Fer­nan­do Atria, sue­le men­cio­nar las neu­tra­li­za­cio­nes que con­tie­ne la ac­tual Cons­ti­tu­ción pa­ra ser re­em­pla­za­da. ¿Us­ted con­cuer­da con esos ar­gu­men­tos? Atria siem­pre ci­ta a Jai­me Guz­mán en es­to, de que da lo mis­mo ser ma­yo­ría o mi­no­ría, por­que las re­glas del jue­go ya es­tán pues­tas por la dic­ta­du­ra. Ese ti­po de ar­gu­men­tos que plantea Atria tie­nen ra­zón: la Cons­ti­tu­ción pre­ten­de neu­tra­li­zar la po­lí­ti­ca. Pe­ro hay un ar­gu­men­to que Atria no con­si­de­ra su­fi­cien­te­men­te: las cons­ti­tu­cio­nes de­mo­crá­ti­cas tie­nen un com­po­nen­te de pac­to o acuer­do. No de­ben ser im­po­si­cio­nes ma­yo­ri­ta­rias, sino que de­ben ser fru­to de un am­plio acuer­do y de quó­rum agra­va­dos dis­tin­tos a las ma­yo­rías sim­ples, por­que la Cons­ti­tu­ción es la ley fun­da­men­tal y tie­ne pre­ten­sio­nes de per­ma­nen­cia en el tiem­po. ¿Có­mo lle­gar a acuer­do con sec­to­res que no creen que ha­ya que cam­biar la Cons­ti­tu­ción? Pa­ra que ha­ya un acuer­do tie­ne que ha­ber ac­to­res dis­po­ni­bles pa­ra un acuer­do. De lo con­tra­rio, lo más pro­ba­ble es que no ha­ya nin­gu­na po­si­bi­li­dad de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal. Y en ese ca­so, quie­nes desean una nue­va Cons­ti­tu­ción, no pue­de re­nun­ciar a la ape­la­ción del po­der Cons­ti­tu­yen­te ori­gi­na­rio. Si no hay po­si­bi­li­dad de ese acuer­do, nin­gún go­bierno que pro­pon­ga una nue­va Cons­ti­tu­ción de­be re­nun­ciar a re­cu­rrir al po­der cons­ti­tu­yen­te ori­gi­na­rio. Es sim­ple­men­te un pro­ble­ma de prio­ri­dad. Sec­to­res de la Nue­va Ma­yo­ría sos­tie­nen que la nue­va Cons­ti­tu­ción se de­be apla­zar pa­ra el pró­xi­mo go­bierno. Los tiem­pos de pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te van a es­tar de­fi­ni­dos por el iti­ne­ra­rio que la Pre­si­den­ta fi­je. Po­dría ocu­rrir que es­te pro­ce­so ter­mi­na­se con el nue­vo Con­gre­so na­cio­nal. Un ejem­plo: la re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal del 2005 de­mo­ró po­co más de cua­tro años en tra­mi­tar­se en el Con­gre­so na­cio­nal. Por tan­to, yo no veo una re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal des­pa­cha­da en un pla­zo bre­ve. Más aún, el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te de­be to­mar­se su tiem­po, por­que es­tas cues­tio­nes de­ben ser ob­je­to de de­li­be­ra­ción pú­bli­ca. Sien­do una pro­me­sa de cam­pa­ña, ¿no se­ría pro­ble­ma que la nue­va Cons­ti­tu­ción la san­cio­ne el pró­xi­mo go­bierno? No, nin­gún pro­ble­ma. Es­pe­ro que el pro­ce­so no sea tan lar­go, pe­ro no me com­pli­ca que el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te ten­ga sus tiem­pos y que se cie­rre con un nue­vo con­gre­so. En es­ta dis­cu­sión, hay sec­to­res que han di­cho que la de­fen­sa de la AC se ha­bía fe­ti­chi­za­do. Siem­pre lo di­je, en el dis­cur­so de AC hay una fe­ti­chi­za­ción, se con­vir­tió en un dis­cur­so mi­to­ló­gi­co. Una AC que po­día ha­cer­lo to­do, re­fun­da­cio­nal se ha di­cho. Lla­mo a des­mi­ti­fi­car el te­ma de la AC. Esa des­mi­ti­fi­ca­ción con­lle­va ne­ce­sa­ria­men­te va­lo­rar el Con­gre­so na­cio­nal como un es­pa­cio po­lí­ti­co le­gí­ti­mo pa­ra dis­cu­tir la Cons­ti­tu­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.