Me­teo­ro­lo­gía: de­cre­tan alar­ma por ola de ca­lor en­tre Co­quim­bo y Bio­bío

San­tia­go re­gis­tró 35,8°C. la ter­ce­ra más al­ta de la his­to­ria, y en Llay Llay se lle­gó a un má­xi­mo de 40,2°C. Pa­ra hoy se pro­nos­ti­ca que los ter­mó­me­tros mar­quen un gra­do más que el pro­me­dio re­gis­tra­do ayer.

La Tercera - - NACIONAL - X.Ber­tin, C. Re­yes y C. Pem­jean

“Aquí es­tá in­so­por­ta­ble el ca­lor, en el fron­tis del mu­ni­ci­pio a pleno sol y en el ce­men­to, la sen­sa­ción tér­mi­ca es de 50°C. En 20 años que vi­vo aquí, nun­ca ha­bía sen­ti­do es­te ai­re tan so­fo­can­te. Siem­pre co­rre una bri­sa des­de el mar en Llay Llay, pe­ro aho­ra no”. Así des­cri­bió el se­cre­ta­rio mu­ni­ci­pal de esa co­mu­na, Luis So­to, la ca­lu­ro­sa jor­na­da que se vi­vió ayer en ese lu­gar, don­de los ter­mó­me­tros de la es­ta­ción agro­cli­má­ti­ca mar­ca­ron 40,2°C a las 16.45, la más al­ta del ve­rano.

“Aun­que ha­ce seis días que ya ve­nía su­bien­do la tem­pe­ra­tu­ra, lo de hoy (ayer) fue ex­tre­mo”, agre­gó el al­cal­de de Llay Llay, Ma­rio Ma­ri­llan­ca.

Pe­se a que no es po­si­ble de­ter­mi­nar con cer­te­za si se tra­ta de una má­xi­ma his­tó­ri­ca, de­bi­do a que la es­ta­ción de Llay Llay es nue­va, la Di­rec­ción Me­teo­ro­ló­gi­ca de­cre­tó ayer una alar­ma por la ola de ca­lor que afec­ta des­de la re­gión de Co­quim­bo a la del Bio­bío, don­de se pro­nos­ti­ca que se re­gis­tra­rán tem­pe­ra­tu­ras su­pe­rio­res a los 35°C.

“Ma­ña­na (hoy) las tem­pe­ra­tu­ras van a se­guir su­bien­do y es po­si­ble que se su­pere la má­xi­ma his­tó­ri­ca de San­tia­go, que es de 37,7°C. En ge­ne­ral, se es­pe­ra un gra­do más en to­da la zo­na cen­tral, por lo tan­to Llay Llay po­dría lle­gar a los 41°C y San­tia­go en torno a los 37°C”, pro­nos­ti­có Cris­tó­bal To­rres, ex­per­to de la Di­rec­ción Me­teo­ro­ló­gi­ca.

Agre­ga que es­ta ma­sa de ai­re cá­li­do no so­lo afec­ta a Llay Llay, pun­tual­men­te, que es don­de se mi­de, sino a to­do el va­lle in­te­rior de la Re­gión de Val­pa­raí­so, con ex­tre­mas de 39°C. Se­gún in­for­mó la Di­rec­ción Me­teo­ro­ló­gi­ca, en San­tia­go se re­gis­tra­ron 35,8°C a las 16.40, la ter­ce­ra tem­pe­ra­tu­ra más al­ta des­de 1911. “La má­xi­ma del país so­lo se co­no­ce­rá ma­ña­na (hoy), cuan­do se ten­gan los re­gis­tros es­pe­cí­fi­cos de to­das las es­ta­cio­nes, pe­ro has­ta el mo­men­to se­ría Llay Llay”, sos­tu­vo To­rres.

La ola de ca­lor con­ti­nua­rá el fin de se­ma­na con tem­pe­ra­tu­ras su­pe­rio­res a los 32°C en­tre las re­gio­nes IV y la VIII, aler­tan­do tam­bién a las au­to­ri­da­des de One­mi por el ries­go de in­cen­dios (ver no­ta pá­gi­na 17). Aa­rón Ca­vie­des, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Co­naf, lla­mó a co­la­bo­rar en su pre­ven­ción “ya que pe­se a no ha­ber tan­to viento, la tem­pe­ra­tu­ra es un fac­tor que au­men­ta la pro­pa­ga­ción y que se su­ma a la se­que­dad de los te­rre­nos por el es­trés hí­dri­co”.

Atra­pa­dos por el ca­lor

En Llay Llay era po­ca la gen­te que an­da­ba en las ca­lles ayer. Al­gu­nos to­ma­ban he­la­dos a la som­bra, pe­ro la ma­yo­ría per­ma­ne­ció en­ce­rra­da en sus ca­sas. “Es una co­sa te­rri­ble, no es ha­bi­tual un ca­lor así, es un fe­nó­meno”, con­tó Jor­ge Te­rra­za, ve­cino que se aven­tu­ró a ca­mi­nar por las ca­lles.

“Pa­ra más ma­la suer­te, los jue­ves se le ha­ce man­te­ni­mien­tos a la pis­ci­na, por eso es­tá ce­rra­da. La gen­te no pu­do usar­la cuan­do más lo ne­ce­si­ta­ba”, ex­pli­có Mar­cos Ro­drí­guez, ad­mi­nis­tra­dor de la pis­ci­na mu­ni­ci­pal.

La al­ter­na­ti­va pa­ra los ha­bi­tan­tes de Llay Llay fue el cam­ping Los Leo­nes, el úni­co en las cer­ca­nías. “Por suer­te te­ne­mos un lu­gar así, con pis­ci­na, pa­ra ca­pear es­te ca­lor in­so­por­ta­ble”, di­jo Pe­dro Ro­cha, ve­cino de Llay Lay que dis­fru­ta­ba del lu­gar con sus hi­jos.

“La gen­te ha com­pra­do har­ta agua y be­bi­das, con eso se ha es­ta­do hi­dra­tan­do”, co­men­tó Ana Ma­ría López, due­ña de un kios­ko en la ave­ni­da prin­ci­pal de la ciu­dad.

En Qui­li­cu­ra, re­gión Me­tro­po­li­ta­na, tam­po­co ha­bía una pi­le­ta pú­bli­ca don­de re­fres­car­se, se­gún re­cla­ma­ban los ve­ci­nos, a pe­sar de los 35,2°C de ayer. “Hay una al in­te­rior del mall, que es bue­na, pe­ro en la co­mu­na hay muy po­cos lu­ga­res pa­ra es­ca­par del ca­lor”, pla­teó Gladys Ara­ve­na, ve­ci­na del sec­tor.

An­te es­ta ola de ca­lor, el mé­di­co Juan Jo­sé Hau­va, del hos­pi­tal del Tra­ba­ja­dor, re­co­men­dó como fun­da­men­tal “la hi­dra­ta­ción y uso del blo­quea­dor fac­tor 50, ade­más de co­mer ver­du­ras y fru­tas, por­que t a mbié n hi­dra­tan”. Agre­gó que los tra­ba­ja­do­res de­ben te­ner es­pe­cial cui­da­do, usan­do ro­pa hol­ga­da, que per­mi­ta la eva­po­ra­ción del ca­lor, y evi­tar las ho­ras de ma­yor ex­po­si­ción di­rec­ta al sol.

FO­TO: AGENCIAUNO.

Des­de el miér­co­les, la re­no­va­da pi­le­ta de la Pla­za de Ar­mas ha ser­vi­do pa­ra re­fres­car a los ni­ños.

RRCien­tos de tu­ris­tas ca­pea­ron las al­tas tem­pe­ra­tu­ras en la pla­ya ca­le­ta Abar­ca de Vi­ña del Mar.

RREn Llay Llay po­ca gen­te se aven­tu­ró a ca­mi­nar al sol en la tar­de de ayer con más de 40°C .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.