“Hay po­si­bi­li­da­des de que el acuer­do fra­ca­se”

Pa­ra el ana­lis­ta, el pac­to fir­ma­do en Minsk no es rea­lis­ta y tie­ne ele­men­tos po­co cla­ros. A su jui­cio, lo que pa­sa en Ucra­nia for­ma par­te del pro­ce­so den­tro del co­lap­so de la URSS.

La Tercera - - MUNDO - Cris­ti­na Ci­fuen­tes

Robert van Vo­ren, ha si­do un tes­ti­go en te­rreno de la cri­sis en Ucra­nia. Pro­fe­sor de es­tu­dios so­vié­ti­cos y post-so­vié­ti­cos en la Uni­ver­si­dad de Vy­tau­tas Mag­nus en Kau­nas (Li­tua­nia) y en la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal Ilia en Tbi­li­si (Georgia), du­ran­te las pro­tes­tas de la Pla­za de la In­de­pen­den­cia en Kiev en 2013, ayu­dó a or­ga­ni­zar los ser­vi­cios mé­di­cos pa­ra los he­ri­dos. En con­ver­sa­ción con La Ter­ce­ra ana­li­za el acuer­do fir­ma­do en Minsk. ¿Có­mo eva­lúa el pac­to que se al­can­zó en Minsk? Ten­go sen­ti­mien­tos en­con­tra­dos. Por un la­do, es­toy con­ten­to de que exis­ta, al me­nos por un tiem­po, un ali­vio pa­ra la gen­te que es­tá su­frien­do en Ucra­nia. Pe­ro al mis­mo tiem­po pien­so que el acuer­do no es rea­lis­ta. Exis­ten mu­chos ele­men­tos en el acuer­do que son muy po­co cla­ros, blan­dos, que no pue­do ima­gi­nar que va­yan a pre­va­le­cer. No en­tien­do por qué la tre­gua co­mien­za en la me­dia­no­che del sá­ba­do. La úni­ca ra­zón pue­de ser que ellos quie­ren cu­brir más te­rri­to­rio, pro­ba­ble­men­te ro­dear más De­bal­tse­ve y for­zar a que los ucra­nia­nos se va­yan. Tam­bién, rea­li­zar elec­cio­nes de- mo­crá­ti­cas en las re­gio­nes ocu­pa­das a fin de año no es rea­lis­ta y que Ucra­nia ten­drá el con­trol de vuel­ta de las fron­te­ras, no pue­do ima­gi­nar que es­to ocu­rri­rá. Creo que hay múl­ti­ples po­si­bi­li­da­des de que fra­ca­se y que vuel­va la gue­rra. Con­si­de­ran­do que us­ted es­tu­vo pre­sen­te en las pro­tes­tas en Kiev en 2013 ¿Es­pe­ra­ba que la cri­sis se desa­rro­lla­ra de es­ta for­ma? Sí y no. No, por­que ha­ce un año, tan­to ru­sos como ucra­nia­nos es­ta­ban di­cien­do que no po­drían ima­gi­nar que iban a dis­pa­rar­se mu­tua­men­te y aho­ra pa­sa to­do el tiem­po. Al mis­mo tiem­po, es­to po­dría es­pe­rar­se. La ra­zón es que lo que ve­mos, en reali­dad, es un pro­ce­so que no ha ter­mi­na­do, el pro­ce­so del co­lap­so de la Unión So­vié­ti­ca. Cuan­do la URSS se de­sin­te­gró fue tan fá­cil­men­te, con tan po­co de­rra­ma­mien­to de san­gre, que que­da­mos con la bo­ca abier­ta. Có­mo es po­si­ble, es­pe­rá­ba­mos una gue­rra ci­vil con mu­chas víc­ti­mas. Y aho­ra sa­be­mos que no ocu­rrió, así va a pa­sar aho­ra, y és­ta es só­lo una fa­se. Ha­brán más gue­rras como és­ta y Ru­sia se de­sin­te­gra­rá y mu­cha gen­te va a per­der sus vi­das. Es un fu­tu­ro ho­rri­ble, pe­ro no pue- do pen­sar de otra for­ma. Las puer­tas se abrie­ron y ya no se pue­den ce­rrar. ¿Cuál cree que son las in­ten­cio­nes de Pu­tin? Pu­tin es un ban­di­do, un gángster, que pien­sa que pue­de ha­cer cual­quier co­sa y só­lo co­no­ce el len­gua­je de la fuer­za. Su ob­je­ti­vo es re­cu­pe­rar tan­to como pue­da de la Unión So­vié­ti­ca, que él con­si­de­ra como “su­yo”. Creo que es­to es só­lo otra fa­se. No va a aban­do­nar a Ucra­nia e irá más le­jos. Creo que Le­to­nia es­tá en ries­go, lo que se­rá muy pe­li­gro­so por­que es de la OTAN y to­car­la es un pe­li­gro mor­tal pa­ra él y pa­ra el mun­do. ¿Có­mo ve el fu­tu­ro de la cri­sis en Ucra­nia? Creo que Pu­tin tie­ne un ob­je­ti­vo: des­es­ta­bi­li­zar Ucra­nia y ase­gu­rar­se que el país no fun­cio­ne. Pa­ra él se­ría una pe­sa­di­lla si Ucra­nia se con­vier­te en una de­mo­cra­cia prós­pe­ra, por­que mos­tra­ría a los ru­sos que pue­de ocu­rrir, que esa pros­pe­ri­dad, de­mo­cra­cia y li­ber­tad va­yan jun­tas.

Miem­bros de las Fuer­zas Ar­ma­das ucra­nia­nas en un tan­que cer­ca de De­bal­tse­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.