“Sa­las de­be­ría re­pre­sen­tar un cam­bio del pun­to de vis­ta del em­pre­sa­ria­do”

Pre­si­den­te de la Fe­suc: Fren­te a la re­for­ma la­bo­ral, di­ce que la lle­ga­da de un mi­ne­ro a la CPC im­pli­ca­ría un ma­yor con­sen­so, por su tra­yec­to­ria.

La Tercera - - NEGOCIOS - Cons­tan­za Pé­rez-Cueto V.

De ca­ra al de­ba­te que se desa­rro­lla­rá en mar­zo en el Con­gre­so por el pro­yec­to de re­for­ma la­bo­ral, el pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción de Su­per­vi­so­res de Co­del­co (Fe­suc), Ri­car­do Cal­de­rón, de­fi­ne los as­pec­tos más re­le­van­tes des­de el pun­to de vis­ta del sec­tor sin­di­cal mi­ne­ro. En ese mar­co, ha­ce un ba­lan­ce de lo que im­pli­ca­rá que el ac­tual pre­si­den­te de la So­cie­dad Na­cio­nal de Mi­ne­ría (So­na­mi), Al­ber­to Sa­las, arri­be a la Con­fe­de­ra­ción de la Pro­duc­ción y del Co­mer­cio (CPC), lo que a su jui­cio po­dría im­pli­car una mo­di­fi­ca­ción en la for­ma en có­mo ne­go­cia el em­pre­sa­ria­do, da­da la tra­di­ción “con­ci­lia­do­ra” de la mi­ne­ría. El di­ri­gen­te, que pre­si­de la Fe­suc des­de ha­ce seis años, tam­bién se re­fie­re a la dispu­ta que man­tie­nen con la Aso­cia­ción Gre­mial Na­cio­nal de Su­per­vi­so­res del Co­bre (Ans­co) por el cu­po en el di­rec­to­rio de Co­del­co. ¿ Có­mo ven la dis­cu­sión de la re­for­ma la­bo­ral ? Exis­ten as­pec­tos po­si­ti­vos que han si­do lar­ga­men­te es­pe­ra­dos por el mun­do sin­di­cal. Por ejem­plo, el fin de los re­em­pla­zos en huel­ga, que de­be­ría for­ta­le­cer la ca­pa­ci­dad de ne- go­cia­ción de los sin­di­ca­tos; el pi­so fi­jo de ne­go­cia­ción, don­de hay as­pec­tos que pre­ci­sar; la am­plia­ción de las ma­te­rias a ne­go­ciar; la ne­go­cia­ción con du­ra­ción de tres años y la ti­tu­la­ri­dad sin­di­cal. ¿Es­tán de acuer­do con la ex­ten­sión de be­ne­fi­cios a los no sin­di­ca­li­za­dos? El ex­ten­der los be­ne­fi­cios a los tra­ba­ja­do­res no sin­di­ca­li­za­dos des­in­cen­ti­va la afi­lia­ción sin­di­cal, por lo que es ne­ce­sa­rio ser más pre­ci­sos e in­di­car que el con­tra­tan­te es el sin­di­ca­to y que la fi­gu­ra que se da no es la de un ma­nual de be­ne­fi­cios de la em­pre­sa. ¿Có­mo han vi­vi­do es­te te­ma den­tro de Co­del­co? La ti­tu­la­ri­dad sin­di­cal ha si­do plan­tea­da por la OIT y en ese mar­co la he­mos ex­pues­to en las ne­go­cia­cio­nes. La­men­ta­mos que una em­pre­sa del Es­ta­do si­ga sien­do cóm­pli­ce de prác­ti­cas an­ti­sin­di­ca­les como es­ta. La res­pues­ta pa­ra no apli­car­la es que no es ley. ¿Qué as­pec­tos de­ben me­jo­rar­se en cuan­to al he­cho de man­te­ner el pi­so de ne­go­cia­ción? Prin­ci­pal­men­te el he­cho de que de­pen­da de la si­tua­ción eco­nó­mi­ca de la em­pre­sa. Se ha in­ten­ta­do re­gu­lar el mul­ti­rut pe­ro to­da­vía las com­pa- ñías tie­nen mu­cha ca­pa­ci­dad pa­ra que, a tra­vés de es­te con­cep­to, se ocul­te su ver­da­de­ra si­tua­ción fi­nan­cie­ra, me­dian­te fi­lia­les. Eso pue­de im­pli­car que el avan­ce no ten­ga efec­tos en la prác­ti­ca. ¿Qué as­pec­tos de la re­for­ma le pa­re­cen ne­ga­ti­vos? El que se man­ten­gan em­pre­sas con tra­ba­ja­do­res que no tie­nen de­re­cho a huel­ga, tam­bién el que se tien­da a cri­mi­na­li­zar a la ac­ción sin­di­cal co­lo­can­do como cau­sal de desafue­ro ac­ti­vi­da­des que son bas­tan­te co­mu­nes en el ejer­ci­cio de la huel­ga, como el blo­queo de ca­mi­nos. Lo otro ne­ga­ti­vo es que en­tra­ría en vi­gen­cia 13 me­ses des­pués de su pu­bli­ca­ción. Por otro la­do, hay as­pec­tos que no es­tán en el pro­yec­to como la ne­go­cia­ción por ra­mas y el des­pi­do abu­si­vo por ne­ce­si­da­des de la em­pre­sa. ¿Qué ex­pec­ta­ti­vas tie­nen fren­te a la tra­mi­ta­ción? Hay que te­ner ojo con que no se di­la­te el de­ba­te y ten­ga­mos una re­for­ma que em­pie­ce a ope­rar el 2018 o 2019. Es­tos cam­bios se ha­rán por re­co­men­da­cio­nes de ór­ga­nos in­ter­na­cio­na­les, por lo que de­be­ría ha­ber un ra­zo­na­ble con­sen­so. Es­pe­ra­ría­mos en 2015 te­ner una re­for­ma apro­ba­da, y que a pe­sar de los pla­zos pa­ra que se apli­que, las em­pre­sas, so­bre to­do mi­ne­ras, del re­tail y la ban­ca, la im­ple­men­ten an­tes de que sea apro­ba­da.

Diá­lo­go

En es­ta dis­cu­sión ¿qué es­pe­ran de Al­ber­to Sa­las, como ti­tu­lar de la CPC? Se ha vis­to una po­si­ción de re­cha­zo de los gre­mios em­pre­sa­ria­les an­te cual­quier ti­po de re­for­ma, lo que los mues­tra como en­ti­da­des reac­cio­na­rias, re­tró­gra­das y que se opo­nen a mo­der­ni­za­cio­nes que no son ca­pri­chos de cier­tos sec­to­res po­lí­ti­cos. La ac­ti­tud de re­sis­ten­cia, de opo­si­ción y de no diá­lo­go de­bie­ra cam­biar con la asun­ción de un mi­ne­ro. ¿Por qué? La mi­ne­ría tie­ne una tra­di­ción de diá­lo­go. Si bien hay bas­tan­te con­flic­to, ha si­do un sec­tor en que los tra­ba­ja­do­res se han or­ga­ni­za­do y han lo­gra­do acuer­dos. Es­ta mi­ra­da de­be cam­biar y la vi­sión de un mi­ne­ro de­bie­ra co­la­bo­rar en esa di­rec­ción. Así, Sa­las de­be­ría re­pre­sen­tar un cam­bio en el pun­to de vis­ta del em­pre­sa­ria­do ha­cia una ac­ti­tud de diá­lo­go. A la mi­ne­ría le in­tere­sa más que a otros sec­to­res en­trar en pro­ce­sos de acuer­dos con el mun­do so­cial, sin­di­cal y de las co­mu­ni­da­des.

Cam­bios en el di­rec­to­rio

¿Có­mo se ori­gi­na la dispu­ta con Ans­co? Es una di­fe­ren­cia his­tó­ri­ca por la re­pre­sen­ta­ción de los pro­fe­sio­na­les y su­per­vi­so­res. Como no exis­tían los sin­di­ca­tos se de­jó a es­ta or­ga­ni­za­ción gre­mial como re­pre­sen­tan­te. En es­ta ins­tan­cia se crea­ron los sin­di­ca­tos y más tar­de la Fe­suc, la que siem­pre ha te­ni­do más re­pre­sen­ta­ti­vi­dad. Re­pre­sen­ta­mos a más de 2.500 per­so­nas, mien­tras que Ans­co a 1.000 o me­nos, en­tre los cua­les hay eje­cu­ti­vos, lo que cues­tio­na­mos. ¿Qué opi­nan fren­te pro­yec­to pa­ra de­jar a la Fe­suc como úni­co re­pre­sen­tan­te? Lo que ha­ce es mo­der­ni­zar la re­pre­sen­ta­ción de los su­per­vi­so­res. La ini­cia­ti­va ter­mi­na con la dis­cri­mi­na­ción fren­te a los rol B, ya que los tra­ba­ja­do­res de­ter­mi­nan en la FTC la qui­na pa­ra el di­rec­to­rio. Es­pe­ra­mos que se aprue­be y que se re­gu­le la usur­pa­ción que exis­te por par­te de Ans­co. ¿Es po­si­ble lle­gar a un acuer­do? El acuer­do pa­sa por­que ellos re­co­noz­can, asu­man su con­di­ción gre­mial y acep­ten que la Fe­suc es quien tie­ne ma­yor re­pre­sen­ta­ción. Es una ca­sua­li­dad que ellos es­tén con­tem­pla­dos en la Ley de Go­bierno Cor­po­ra­ti­vo.

FO­TO: RI­CHARD ULLOA

Ri­car­do Cal­de­rón pre­si­de la Fe­de­ra­ción de Su­per­vi­so­res de Co­del­co des­de ha­ce seis años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.