In­for­me de IBM ad­vier­te so­bre los pe­li­gros ocul­tos de las apli­ca­cio­nes de ci­tas

El 63% de los pro­gra­mas más po­pu­la­res pa­ra An­droid son vul­ne­ra­bles a ata­ques. Fir­ma en­tre­gó re­co­men­da­cio­nes pa­ra re­guar­dar la pri­va­ci­dad de los usua­rios.

La Tercera - - SOCIEDAD - Fa­bio­la To­rres

Se acer­ca el día de los enamo­ra­dos y el nú­me­ro de usua­rios de las apli­ca­cio­nes pa­ra ci­tas se in­cre­men­ta. Son mi­llo­nes al­re­de­dor del mun­do los que bus­can a su me­dia na­ran­ja a tra­vés de es­tas he­rra­mien­tas. Pe­ro no to­do es co­lor de rosa. Un re­cien­te es­tu­dio del De­par­ta­men­to de Se­gu­ri­dad de IBM re­ve­la que mien­tras más per­so­nas re­cu­rren a es­tas apli­ca­cio­nes, és­tas ad­quie­ren un ma­yor atrac­ti­vo pa­ra los pi­ra­tas in­for­má­ti­cos.

De­bi­do a es­to de­ci­die­ron ana­li­zar el ni­vel de se­gu­ri­dad pre­sen­te en las apps de ci­tas dis­po­ni­bles pa­ra la pla­ta­for­ma An­droid, so­bre to­do con la cre­cien­te ten­den­cia de lle­var los equi­pos per­so­na­les al lu­gar de tra­ba­jo, los cua­les de ver­se afec­ta­dos pue­den po­ner en ries­go no so­lo al usua­rio fi­nal, sino to­da la in­fra­es­truc­tu­ra de la em­pre­sa.

Al re­vi­sar las 41 apli­ca­cio­nes de ci­tas más po­pu­la­res en la tien­da de Goo­gle -des­de aque­llas que per­mi­ten geo­lo­ca­li­zar a una po­si­ble pa­re­ja a las que so­lo mues­tran per­fi­les-, el equi­po de se­gu­ri­dad del gi­gan­te in­for- má­ti­co des­cu­brió que el 63 por cien­to de és­tas eran vul­ne­ra­bles en un ni­vel me­dio a al­to, po­nien­do al al­can­ce de hac­kers tan­to da­tos per­so­na­les como in­for­ma­ción al­ma­ce­na­da en los dis­po­si­ti­vos. Los pro­ble­mas de las apli­ca­cio­nes, se­gún el in­for­me, se de­ben prin­ci­pal­men­te a fa­llas en su pro­gra­ma­ción, con un có­di­go “po­bre” que las con­vier­te en un blan­co sen­si­ble a ata­ques de hac­kers, spy­wa­res o he­rra­mien­tas de phis­hing.

Re­co­men­da­cio­nes

Si no quie­re que esas fo­tos pri­va­das que en­vió a su fu­tu­ra con­quis­ta se fil­tren en al­gún fo­ro de la red, o que su di­rec­ción, te­lé­fono o con­tra­se­ñas es­tén a dis­po­si­ción de cual­quie­ra en la red, si­ga es­tos con­se­jos de los ex­per­tos en se­gu­ri­dad de IBM:

Sea mis­te­rio­so: no ne­ce­si­ta di­vul­gar to­da su in­for­ma­ción per­so­nal en los si­tios o apps de ci­tas. Qui­zás sea me­jor re­ser­var al­gu­nos de­ta­lles pa­ra la pri­me­ra con­ver­sa­ción en per­so­na.

Apa­gue su GPS: es­ta fun­ción so­lo se ne­ce­si­ta cuan­do se bus­ca pa­re­ja en al­gún lu­gar es­pe­cí­fi­co. Si no lo es­tá usan­do, desac­tí­ve­lo.

Si­mu­le cier­tos da­tos: al­gu­nas pre­gun­tas muy co­mu­nes en es­te ti­po de in­ter­ac­cio­nes son tam­bién las pre­gun­tas se­cre­tas que al­gu­nos si­tios usan pa­ra con­fir­mar su iden­ti­dad. No re­ve­le su se­gun­do ape­lli­do, el nom­bre de su mas­co­ta o fe­cha com­ple­ta de na­ci­mien­to, por ejem­plo.

No use re­des pú­bli­cas: es muy sen­ci­llo mo­ni­to­rear pun­tos de ac­ce­so Wi Fi pú­bli­cos. Si es po­si­ble, use su plan de da­tos.

Uti­li­ce con­tra­se­ñas úni­cas: no re­pi­ta la mis­ma con­tra­se­ña de su correo en la app de ci­tas. Una con­tra­se­ña pa­ra ca­da ser­vi­cio en lí­nea es lo re­co­men­da­do.

Bo­rre su cuen­ta cuan­do en­cuen­tre pa­re­ja:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.