“Eva­lua­ción es­co­lar”

La Tercera - - CORREO -

Se­ñor di­rec­tor: En su co­lum­na de ayer, el se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo de la Agen­cia de Ca­li­dad de la Educación, Carlos Hen­rí­quez, ar­gu­men­ta a fa­vor de al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes de la co­mi­sión que re­vi­só el sis­te­ma na­cio­nal de eva­lua­ción.

Su vi­sión so­bre el rol del Sim­ce de 2° bá­si­co pa­re­ce con­fun­dir dis­tin­tas es­ca­las en las que in­ter­vie­ne la po­lí­ti­ca pú­bli­ca. A ni­vel del au­la, son los do­cen­tes y sus equi­pos téc­ni­cos los que de­ben eva­luar si los es­tu­dian­tes se es­tán que­dan­do atrás y to­mar me­di­das re­me­dia­les. Es par­te de su la­bor dia­ria y una in­ter­ven­ción es­ta­tal cen­tra­li­za­da es ina­pro­pia­da, pro­ba­ble­men­te inopor­tu­na, y aten­ta con­tra la pro­fe­sio­na­li­za­ción y au­to­no­mía de los do­cen­tes.

Pe­ro esa no es la fun­ción del Sim­ce de 2° bá­si­co. Es­te bus­ca mo­ni­to­rear un pro­ble­ma na­cio­nal de in­te­rés pú­bli­co: el ma­si­vo re­tra­so en la al­fa­be­ti­za­ción de nues­tros es­tu­dian­tes. El va­lor de es­ta eva­lua­ción es­tá en la vi­sión pa­no­rá­mi­ca na­cio­nal y en las aler­tas tem­pra­nas que pue­da dar a ni­vel de es­cue­la. No pue­de tra­zar tra­yec­to­rias de me­jo­ra, pe­ro pue­de re­ve­lar gra­ves de­fi­cien­cias a ni­vel ins­ti­tu­cio­nal.

Eli­mi­nar di­cha prue­ba no ayu­da en ab­so­lu­to a las in­ten­cio­nes de­cla­ra­das por la Agen­cia: ¿có­mo sa­ber cuá­les son las es­cue­las que más apo­yo re­quie­ren? Es pre­vi­si­ble, sin em­bar­go, que es­ta me­di­da es­con­da un pro­ble­ma que só­lo po­dre­mos ver cuan­do los es­tu­dian­tes es­tén en 4° bá­si­co, y qui­zás sea de­ma­sia­do tar­de. Es­to es po­co con­ve­nien­te en un con­tex­to de re­for­ma es­truc­tu­ral.

Fi­nal­men­te, lla­ma la aten­ción la ló­gi­ca de­trás de la eli­mi­na­ción de la prue­ba. Se di­ce que “si só­lo se mi­de y no se ha­ce na­da pa­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.