Tri­bu­nal re­cha­za so­bre­seer a miem­bro de sec­ta de Co­lli­guay

Se es­ta­ble­ció que Pablo Un­du­rra­ga es­tá ap­to pa­ra en­fren­tar un jui­cio. Que­dó con la me­di­da cau­te­lar de fir­ma men­sual.

La Tercera - - NACIONAL - Pau­li­na Arias Val­pa­raí­so

“No exis­ten los an­te­ce­den­tes su­fi­cien­tes pa­ra so­bre­seer por lo­cu­ra o de­men­cia a Pablo Un­du­rra­ga Atria”. Ese fue el ar­gu­men­to del Tri­bu­nal de Ga­ran­tía de Quil­pué pa­ra re­cha­zar el so­bre­sei­mien­to de uno de los se­gui­do­res más cer­ca­nos del lí­der de la sec­ta que ma­tó a un re­cién na­ci­do du­ran­te un ri­to en la co­mu­na d e C o l l i g u a y , en 2012. Por es­te he­cho, Un­du­rra­ga fue for­ma­li­za­do por ho­mi­ci­dio ca­li­fi­ca­do en 2013.

Du­ran­te los ale­ga­tos, el fis­cal Juan Emi­lio Ga­ti­ca sos­tu­vo que los pe­ri­ta­jes in­cor­po­ra­dos en la car­pe­ta de investigación no son con­clu­yen­tes pa­ra de­cre­tar la inimpu­tabi­li­dad de Un­du­rra­ga por enaje­na­ción men­tal, cues­tión que ale­ga su de­fen­sa pa­ra evi­tar que en­fren­te un jui­cio oral.

Se­gún el fis­cal, el in­for­me psi­quiá­tri­co con­clu­ye que Un­du­rra­ga no fue víc­ti­ma de una s i c os i s del i r a nt e “trans­mi­ti­da” por el lí­der de la sec­ta, Ramón Cas­ti­llo, au­to­de­no­mi­na­do “An­ta­res de la Luz”; y que el con­su­mo de ayahuas­ca (sus­tan­cia de efec­tos alu­ci­nó­ge­nos) en­tre los in­te­gran­tes del gru­po, im­pi­de acre­di­tar que los he­chos fue­ron el re­sul­ta­do de un ac­to enaje­na­do, sino más bien de una ac­ción vo­lun­ta­ria que ter­mi­nó en de­li­to y que de­be ser juz­ga­do.

“La re­gla es que to­das las per­so­nas so­mos ca­pa­ces de res­pon­der pe­nal­men­te, la ex­cep­ción es que la per­so­na es­té enaje­na­da men­tal y no

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.