El ma­go de la pe­lo­ta pa­les­ti­na

En po­co más de seis me­ses, Pablo Gue­de ha re­vo­lu­cio­na­do Pa­les­tino Ju­ga­do­res y di­ri­gen­tes del club ana­li­zan sus ma­nías y sus mé­to­dos El DT vi­sio­na­ba par­ti­dos de Bo­ca y Ari­ca en pleno vue­lo de re­gre­so

La Tercera - - DEPORTES - D. Fernández / F. Con­tre­ras

Se aca­ba de cum­plir el mi­nu­to 90 de par­ti­do en el Par­que Cen­tral de Mon­te­vi­deo y Na­cio­nal ven­ce 2-1 a Pa­les­tino. El gol lo­gra­do de vi­si­ta por Re­na­to Ra­mos da ven­ta­ja al con­jun­to ára­be en el glo­bal de la eli­mi­na­to­ria. El Tino só­lo tie­ne que aguan­tar las úl­ti­mas em­bes­ti­das de su ri­val pa­ra co­lar­se, 36 años des­pués, en una fa­se fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res. Leo­nar­do Valencia se due­le en área pro­pia tras cho­car con un ad­ver­sa­rio. Es el mo­men­to per­fec­to pa­ra de­jar que el cro­nó­me­tro avan­ce. La ac­ción no re­vis­te pe­li­gro pa­ra el elen­co tri­co­lor, y el ar­co enemi­go es­tá de­ma­sia­do le­jos como pa­ra aco­me­ter el con­tra­ata­que. Cual­quie­ra ve­ría en di­cha ac­ción la coar­ta­da per­fec­ta pa­ra per­der tiem­po. Cual­quie­ra, pe­ro no Pablo Gue­de. El DT sal­ta de la ban­ca como un re­sor­te, exi­gien­do a su fut­bo­lis­ta que se pon­ga en pie y si­ga ju­gan­do: “Que se pa­re”, vo­ci­fe­ra en re­pe­ti­das oca­sio­nes el DT.

Y es que el ar­gen­tino per­te­ne­ce a otra es­tir­pe. A la ra­za de en­tre­na­do­res que só­lo dis­fru­tan vien­do ju­gar al fút­bol. Tal vez por eso, cuan­do el due­lo in­gre­sa en el tiem­po de pro­lon­ga­ción y la pe­lo­ta se mar­cha por la lí­nea de ban- da, el es­tra­te­ga se apre­su­ra a re­co­ger­la per­so­nal­men­te y se la en­tre­ga in­me­dia­ta­men­te a uno de sus fut­bo­lis­tas pa­ra que vuel­va a po­ner­la en jue­go. De­li­cio­sa­men­te In­só­li­to.

Una ima­gen po­co usual, tan lla­ma­ti­va como elo­cuen­te. No hay lu­gar pa­ra las ar­ti­ma­ñas en el idea­rio del en­tre­na­dor bo­nae­ren­se. Gue­de no quie­re que se aca­be la fies­ta. “Es­te equi­po bus­ca ju- gar siem­pre, no es­tá di­se­ña­do pa­ra per­der tiem­po. El re­sul­ta­do se con­si­gue ju­gan­do, no ha­cien­do pi­lle­rías. No nos in­tere­san esas cues­tio­nes, por­que sa­be­mos que un par­ti­do só­lo se pue­de ga­nar ju­gan­do al fút­bol”, ase­gu­ra Valencia, or­gu­llo­so del plan­tea­mien­to am­bi­cio­so y ofen­si­vo de su en­tre­na­dor.

Un en­tre­na­dor del que des­ta­ca su ri­gu­ro­sa me­ticu­losi­dad a la ho­ra de afron­tar ca­da com­pro­mi­so: “Es una per­so­na que pre­pa­ra mu­cho los par­ti­dos y que ana­li­za en de­ta­lle a ca­da ri­val pa­ra dárnoslo a co­no­cer des­pués a no­so­tros”, des­ve­la.

Un tra­ba­jo ca­si ob­se­si­vo que, su­ma­do a una vo­ca­ción pu­ra­men­te ofen­si­va y a un re­fi­na­do gus­to por la po­se­sión del ba­lón, ha ter­mi­na­do

FO­TO: AGENCIAUNO

Pablo Gue­de ca­mi­na con la ca­be­za er­gui­da en el trans­cur­so de un par­ti­do en­tre Pa­les­tino y An­to­fa­gas­ta es­ta tem­po­ra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.