¿Có­mo fun­cio­na el sub­si­dio en otras ciu­da­des del mun­do?

Ur­bes, que fun­cio­nan sin es­ta ayu­da, tie­nen ta­ri­fas más al­tas y res­tric­cio­nes pa­ra los au­to­mo­vi­lis­tas.

La Tercera - - TEMAS DE HOY - Va­len­ti­na Mery

gas­tar di­ne­ro de una ma­ne­ra gi­gan­tes­ca. Ca­da vez se le si­gue in­vir­tien­do más di­ne­ro. Tran­san­tia­go ha sig­ni­fi­ca­do un sub­si­dio per­ma­nen­te de US$ 700 mi­llo­nes anua­les y se ha te­ni­do que dar US$ 700 mi­llo­nes adi­cio­na­les como Ley Es­pe­jo pa­ra pa­gar en re­gio­nes. Por lo tan­to, es­ta­mos ha­blan­do de ca­si US$ 1.400 mi­llo­nes anua­les que le cues­ta al Es­ta­do, más lo que po­nen los usua­rios. En­ton­ces, con to­da esa can­ti­dad de pla­ta, en un Tran­san­tia­go se ha gas­ta­do más de US$ 10 mil mi­llo­nes, más de una re­for­ma tri­bu­ta­ria”, sos­tie­ne.

En­tre el los años 2010 y 2013 los in­gre­sos reales al sis­te­ma au­men­ta­ron 15,5%, los cos­tos en 6,5% y el dé­fi­cit del Sis­te­ma ca­yó en 4,6%.

Se­gún co­men­tó el Mi­nis­tro de Trans­por­tes, An­drés Gómez-Lobo “los sub­si­dios en trans­por­te pú­bli­co se jus­ti­fi­can de so­bre­ma­ne­ra, par­ti­cu­lar­men­te en sis­te­mas como el de San­tia­go, en el cual un ter­cio de los pa­sa­je­ros pa­ga una ta­ri­fa re­du­ci­da, como la for­ma es­tu­dian­te, y en el cual tam­bién, al­go que es bas­tan­te anó­ma­lo a ni­vel in­ter­na­cio­nal, el Me­tro, por ejem­plo, tie­ne que fi­nan­ciar un ter­cio de sus in­ver­sio­nes a tra­vés de la ta­ri­fa que se le pa­ga a Me­tro”. Los in­gre­sos del sis­te­ma co­rres­pon­den a la su­ma de las ta­ri­fas pa­ga­das , más las mul­tas a pro­vee­do­res de ser­vi­cios y los sal­dos de

tar­je­tas ca­du­ca­das. Los cos­tos o egre­sos del

sis­te­ma son los pa­gos rea­li­za­dos a los pro­vee­do­res de ser­vi­cios de trans­por­te, se­gún lo es­ti­pu­la­do en los

con­tra­tos. Fi­nal­men­te, el re­sul­ta­do es la di­fe­ren­cia en­tre los in­gre­sos y los cos­tos de la ope­ra­ción, que du­ran­te el año 2013 al­can­zó una ci­fra ne­ga­ti­va de

$ 363.361 mi­llo­nes . Con el fin de las mi­cros ama­ri­llas, los bu­ses en San­tia­go co­men­za­ron a ser par­te de los ser­vi­cios sub­si­dia­dos por el go­bierno. Sin em­bar­go, el ac­tual sis­te­ma, que hoy re­quie­re de un apor­te de US$ 725 mi­llo­nes, no es el úni­co ca­so de Amé­ri­ca La­ti­na.

Se­gún ex­pli­ca un in­for­me ela­bo­ra­do por el Ban­co de Desa­rro­llo de Amé­ri­ca La­ti­na, exis­ten cua­tro sis­te­mas de au­to­bu­ses sub­si­dia­dos. Es­tos son los de Bue­nos Ai­res, Mon­te­vi­deo, San­tia­go y Sao Pau­lo. “Los sis­te­mas de au­to­bu­ses de Bue­nos Ai­res y Sao Pau­lo re­ci­ben sub­si­dios en to­dos los ser­vi­cios ofre­ci­dos. El más gran- de es el de Bue­nos Ai­res, al que se pue­de con­si­de­rar un sis­te­ma sub­si­dia­do, pues­to que los mon­tos re­pre­sen­tan cer­ca del 180% del to­tal de la re­cau­da­ción. En Sao Pau­lo, los sub­si­dios to­ta­les co­rres­pon­den a cer­ca del 17,5% de la re­cau­da­ción to­tal”, de­ta­lla.

Ape­sar de es­to, se ex­pli­ca que el ma­yor por­cen­ta­je de los sub­si­dios se apli­ca a los sis­te­mas so­bre rie­les, como me­tros y tre­nes.

En el con­ti­nen­te eu­ro­peo, en cam­bio, si bien las ta­ri­fas son ca­si tres ve­ces el pro­me­dio de Amé­ri­ca La­ti­na, el sub­si­dio pro­me­dio pa­ra el trans­por­te pú­bli­co es su­pe­rior al 50%. Al­gu­nas de es­tas ciu­da­des son Bru­se­las. Budapest, Ams­ter­dam y Bar­ce­lo­na, en­tre otras. Por el con­ta­rio, en el mun­do, exis­ten ciu­da­des con muy bue­nos sis­te­mas de trans­por­te pú­bli­co y que no tie­nen sub­si­dio, como Sin­ga­pur, Hong Kong, Tai­péi y Seul.

Se­gún el ex­per­to en trans­por­te de la Uni­ver­si­dad Die­go Por­ta­les, Louis de Gran­ge, “los sis­te­mas que no son sub­si­dia­dos tie­nen una re­gu­la­ción muy fuer­te del uso del au­to­mó­vil. En ellos, usar el au­to es de­ma­sia­do ca­ro, pe­ro tam­bién son lu­ga­res en que el in­gre­so per cá­pi­ta es mu­cho ma­yor que acá. En­ton­ces tie­nen un muy buen sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co, que es ca­ro, pe­ro usar el au­to es aun más ca­ro. Un pa­sa­je de bus po­dría ser el do­ble del nues­tro”, ex­pli­ca.

FO­TO: AGENCIAUNO/AR­CHI­VO

Trans­por­te pú­bli­co de San­tia­go, tran­si­tan­do por el sec­tor de Es­cue­la Mi­li­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.