Des­pe­na­li­za­ción del abor­to

La Tercera - - CORREO - Vi­cen­te Ruiz-Ta­gle Pe­dro Lu­na O.

Se­ñor di­rec­tor: El pro­yec­to pre­sen­ta­do por la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let acu­sa una gra­ve in­con­se­cuen­cia: en el dis­cur­so se di­ce de­fen­sor de los de­re­chos hu­ma­nos, pe­ro en la prác­ti­ca pro­mue­ve dar muer­te a una per­so­na. El de­re­cho a la vida es el más fun­da­men­tal de to­dos. No pue­de ha­ber li­ber­tad en don­de, al in­vo­car en for­ma en­ga­ño­sa di­cha ban­de­ra, se jus­ti­fi­ca ma­tar a un inocen­te. La ciencia nos di­ce que la vida em­pie­za en la con­cep­ción.

Nues­tra uni­ver­si­dad tie­ne una iden­ti­dad pro­pia que de­fen­der y ella exi­ge pro­mo­ver una cul­tu­ra pro vida. La­men­ta­ble­men­te, sec­to­res ex­tre­mos han ale­ga­do que por ello nues­tra ca­sa de es­tu­dios no de­bie­se re­ci­bir re­cur­sos pú­bli­cos. Es­to de­ja ver una ló­gi­ca que mo­no­po­li­za el plu­ra­lis­mo de una so­cie­dad, ne­gan­do el im­por­tan­te rol que cum­ple la UC y su red de sa­lud, só­lo por te­ner una lí­nea edi­to­rial dis­tin­ta.

Es­ta pos­tu­ra tie­ne ras­gos de to­ta­li­ta­ris­mo y aten­ta con­tra una so­cie­dad li­bre, jus­ta y res­pon­sa­ble.

Pe­ro el re­cha­zo al abor­to no sir­ve sin pro­po­ner una so­lu­ción. Es por es­to que de­be­mos acom­pa­ñar a las ma­dres con em­ba­ra­zos vul­ne­ra­bles. El abor­to es un fra­ca­so, es una se­ñal de que lle­ga­mos tar­de. Te­ne­mos que ser la con­tra cul­tu­ra y de­fen­der a quie­nes aún no pue­den: po­ner­nos en mo­vi­mien­to pa­ra que nin­gu­na otra ma­dre y ni­ño se que­den so­los. Se­ñor di­rec­tor: In­tere­san­te el de­ba­te pre­vio a la dis­cu­sión del pro­yec­to de ley de des­pe­na­li­za­ción del abor­to. ¿Aca­so no bas­ta con el trau­ma de la vio­la­ción? ¿De­be­mos cas­ti­gar a la mu­jer que ya su­frió una ve­ja­ción, re­cor­dar­le du­ran­te nue­ve me­ses ese mo­men­to y ha­cer­le sen­tir cul­pa, odio y amor con un ni­ño no desea­do?

En el ca­so que la so­cie­dad le im­pon­ga por ley con­ti­nuar con ese em­ba­ra­zo, ¿cual­quier pa­dre de una me­nor vio­la­da da­ría en adop­ción a su nie­to? (es la al­ter­na­ti­va que dan aque­llos que di­cen que cual­quier em­ba­ra­zo de­be lle­gar a tér­mino).

Es­te es un te­ma muy com­ple­jo que vin­cu­la a la mu­jer con su ser mis­mo, su cuer­po y su men­te, y más en­ci­ma los hom­bres les tra­ta­mos de im­po­ner car­gas que no­so­tros ja­más po­dría­mos lle­var.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.