Se res­pe­ta el ce­se el fue­go en Ucra­nia, pe­ro con in­ci­den­tes

Ru­sia, Fran­cia, Ucra­nia y Ale­ma­nia di­je­ron que el res­pe­to a la tre­gua era “sa­tis­fac­to­rio”. Se­gún los ana­lis­tas, las pri­me­ras 48 ho­ras son crí­ti­cas pa­ra el éxi­to de la tre­gua.

La Tercera - - MUNDO - Cris­ti­na Ci­fuen­tes

Ni­ños ju­gan­do en las pla­zas, fa­mi­lias re­co­rrien­do las pla­yas, mer­ca­dos lle­nos de gen­te e in­clu­so al­gu­nos sol­da­dos ju­gan­do fút­bol. Ese era el pa­no­ra­ma de ayer en las re­gio­nes del es­te de Ucra­nia en el primer día en vi­gen­cia del ce­se el fue­go, des­pués de se­ma­nas de com­ba­tes en­tre fuer­zas de Kiev y se­pa­ra­tis­tas pro­rru­sos.

El Pre­si­den­te ru­so, Vla­di­mir Pu­tin, sus ho­mó­lo­gos ucra­niano, Pe­tro Po­ros­hen­ko, y fran­cés, Fra­nçois Ho­llan­de, y la can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel, tu­vie­ron ayer una con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca y com­pro­ba­ron que el res­pe­to del al­to el fue­go “es glo­bal­men­te sa­tis­fac­to­rio, a pe­sar de in­ci­den­tes lo­ca­les que hay que so­lu­cio­nar rá­pi­da­men­te”, anun­ció ayer la pre­si­den­cia fran­ce­sa.

“En las pri­me­ras do­ce ho­ras el al­to el fue­go se ha res­pe­ta­do, con al­gu­nas ex­cep­cio­nes, en es­pe­cial en Da­bal­tse­ve, Rai­go­rod y Luhansk”, de­cla­ró, por su par­te, el je­fe de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Se­gu­ri­dad y Coope­ra­ción en Eu­ro­pa (OSCE), Er­tu­grul Apa­kan.

La si­tua­ción a la que ha­cía re­fe­ren­cia el re­pre­sen­tan­te de la Osce era una se­rie de in­ci­den­tes que se pro­du­je­ron tras el ce­se el fue­go. Así, dos ci­vi­les mu­rie­ron en un bom­bar­deo po­co des­pués de la en­tra­da en vi­gor del al­to el fue­go en Po­pas­na, en la re­gión de Luhansk. Kiev cul­pó a un gru­po de in­sur­gen­tes co­sa­cos, que no obe­de­cen la or­den da­da por el man­do re­bel­de.

Mien­tras que pe­rio­dis­tas de la agen­cia Fran­ce Pres­se es­cu­cha­ron ayer ti­ros de ar­ti­lle­ría pro­ce­den­tes de De­bal­tse­ve, ciu­dad es­tra­té­gi­ca y que los se­pa­ra­tis­tas con­si­de­ran como su­ya. La si­tua­ción en De­bal­tse­ve sus­ci­ta du­das so­bre el res­pe­to de la tre­gua. In­clu­so en esa lo­ca­li­dad los re­bel­des im­pi­die­ron el ac­ce­so a los ob­ser­va­do­res de la Osce, en­car­ga­dos de com­pro­bar la apli­ca­ción del al­to el fue­go.

La tre­gua acor­da­da el jue­ves pa­sa­do en­tre el go­bierno prooc­ci­den­tal de Kiev y los in­sur­gen­tes se­pa­ra­tis­tas en Minsk es la pri­me­ra eta­pa de un plan de paz pa­ra aca­bar con un con­flic­to que ha de­ja­do más de 5.500 muer­tos en 10 me­ses en el es­te ucra­niano. Se pre­vé que tan­to las fuer­zas ucra­nia­nas como las de los se­pa­ra­tis­tas co­mien­cen a re­ti­rar sus ar­mas pe­sa- das en los pró­xi­mos días. Ana­lis­tas con­sul­ta­dos por la ca­de­na BBC, se­ña­lan que las pró­xi­mas 48 ho­ras son crí­ti­cas, ya que las tre­guas an­te­rio­res pa­re­cían cum­plir­se en un prin­ci­pio y des­pués fra­ca­sa­ban.

Coin­ci­dien­do con el ini­cio del al­to el fue­go, Ru­sia en­vió un nue­vo con­voy con ayu­da hu­ma­ni­ta­ria al es­te de Ucra­nia de más de 170 ca­mio­nes blan­cos, car­ga­dos con unas 1.800 to­ne­la­das de mer­can­cías. En el con­voy, el de­ci­mo­cuar­to que ha en­via­do Moscú al es­te de Ucra­nia, via­jan unos 400 em­plea­dos, en­tre ellos mé­di­cos y psi­có­lo­gos, de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Pro­tec­ción Ci­vil, di­jo a la agen­cia de no­ti­cias Tass su por­ta­voz, Oleg Vo­ro­nov. Ucra­nia acu­sa a Ru­sia de vio­lar su so­be­ra­nía con el en­vío de con­vo­yes con ayu­da hu­ma­ni­ta­ria. Se­gún el go­bierno en Kiev, Ru­sia uti­li­za es­tos en­víos pa­ra su­mi­nis­trar ar­mas y mu­ni­cio­nes a los se­pa­ra­tis­tas, ex­tre­mo que Moscú re­cha­za ter­mi­nan­te­men­te.

FO­TO: AFP

Sol­da­dos ucra­nia­nos jue­gan fút­bol en una ca­lle, ayer, en Svitlo­darsk, cer­ca de De­bal­tse­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.