“Es muy pron­to de­cir que hay una so­lu­ción del con­flic­to”

La Tercera - - MUNDO - Cris­ti­na Ci­fuen­tes

¿Có­mo eva­lúa los acuer­dos que se al­can­za­ron en Minsk? Creo que fue exi­to­so, en el sen­ti­do que se es­pe­ra que en el cor­to pla­zo no ha­ya una es­ca­la­da de la vio­len­cia. Pe­ro hay que ser rea­lis­ta, por­que es­te pac­to se pa­re­ce al que fue acor­da­do en sep­tiem­bre del año pa­sa­do. Así que de­pen­de de có­mo va a ser im­ple­men­ta­do en el te­rreno y ese siem­pre ha si­do el pro­ble­ma, por­que los se­pa­ra­tis­tas o los re­bel­des, ya han di­cho que tie­nen con­di­cio­nes. Es muy tem­prano pa­ra de­cir que el acuer­do es una so­lu­ción du­ra­de­ra al con­flic­to, por­que uno de los as­pec­tos cla­ves, que era el cie­rre de la fron­te­ra en­tre Ucra­nia y Ru­sia no va a pa­sar en el cor­to pla­zo, po­dría ocu­rrir a fi­nes de año. ¿Qué fue lo que ga­nó el Pre­si­den­te ru­so, Vla­di­mir Pu­tin? En primer lu­gar, fir­mó un acuer­do, sino lo hu­bie­ra he­cho, en la reunión de la Unión Eu­ro­pea y en el en­cuen­tro de can­ci­lle­res se ha­bría acor­da­do más pre­sión ha­cia el Krem­lin o im­po­ner más san­cio­nes, con es­te acuer­do es al­ta­men­te im­pro­ba­ble que ha­ya san­cio­nes en con­tra de Moscú. Se­gun­do, el re­pre­sen­tan­te de los se­pa­ra­tis­tas fue in­vi­ta­do a las reu­nio­nes pa­ra el ce­se al fue­go, como al­guien que tie­ne le­gi­ti­mi­dad pa­ra ne­go­ciar. En el cor­to pla­zo, es­to es al­go que fun­cio­na bas­tan­te bien pa­ra Ru­sia, por­que no tu­vie­ron que ha­cer lo que cam­bia las co­sas en el te­rreno que es ce­rrar la fron­te­ra. ¿Cree que Ucra­nia que­da­rá fi­nal­men­te di­vi­di­da? Es muy di­fí­cil de de­cir, por mu­chas ra­zo­nes. El con­flic­to en el es­te de Ucra­nia se tra­ta de que Ru­sia pre­sio­na a Kiev, no se tra­ta de que Moscú quie­re to­mar el Don­bas (nom­bre que re­ci­ben las re­gio­nes de Do­netsk y Luhansk) e in­te­grar­lo a su te­rri­to­rio. Es­ta es una for- “Ru­sia es­tá in­tere­sa­da en de­fen­der su ba­rrio. Por eso fue a una gue­rra con Georgia y apo­ya a los se­pa­ra­tis­tas en Ucra­nia”. ma de des­es­ta­bi­li­zar el go­bierno de Kiev y ase­gu­rar­se que no ten­gan di­ne­ro pa­ra im­ple­men­tar re­for­mas. Kiev es­tá en una ma­la con­di­ción eco­nó­mi­ca y ne­ce­si­ta ha­cer re­for­mas, con la gue­rra o al­go pa­re­ci­do a una, es más di­fí­cil. ¿Cuá­les son las in­ten­cio­nes de Pu­tin? Creo que sus in­ten­cio­nes son muy cla­ras, que son que cual­quier co­sa que ha­ga Ucra­nia, a ni­vel in­ter­na­cio­nal o lo­cal, no va a pa­sar sin la apro­ba­ción de Pu­tin. Es­te es el ob­je­ti­vo prin­ci­pal, con­tro­lar el país. ¿Cree que Pu­tin va­ya tras otros paí­ses? Na­die sa­be, es una de las in­te­rro­gan­tes del año pa­sa­do, to­dos los que han tra­ta­do de leer la men­te de Pu­tin, han fa­lla­do en un pun­to o en otro. Un par de co­sas po­de­mos te­ner cla­ro, Ru­sia es­tá in­tere­sa­da en de­fen­der lo que se ha de­fi­ni­do como su ba­rrio, por eso se fue a una gue­rra con Georgia en 2008 y por eso es­tá apo­yan­do a los se­pa­ra­tis­tas en Ucra­nia y por eso es­tá in­vir­tien­do en ONG y en me­dios en los paí­ses de su ba­rrio. Na­die pue­de sa­ber si va a ha­ber otra gue­rra, pe­ro te­ne­mos que ser rea­lis­tas de la ca­pa­ci­dad de Ru­sia. Lo que to­dos han apren­di­do de es­to, no de­be­mos du­dar de Pu­tin y de­be­mos es­tar pre­pa­ra­dos. Esa es una de las lec­cio­nes de los paí­ses eu­ro­peos y de la OTAN: pen­sar que al­go no va a pa­sar, no sig­ni­fi­ca que no ocu­rra. Es por eso que aho­ra la OTAN es­tá au­men­tan­do la se­gu­ri­dad de los paí­ses bál­ti­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.