Ex­per­tos ven in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad en obli­ga­ción a ne­go­ciar con sin­di­ca­tos

La re­for­ma la­bo­ral po­see as­pec­tos in­cons­ti­tu­cio­na­les re­la­ti­vos a la obli­ga­ción de ne­go­ciar co­lec­ti­va­men­te só­lo con sin­di­ca­tos. De ser apro­ba­do el tex­to le­gal, de la for­ma en que fue pre­sen­ta­do, se po­dría ju­di­cia­li­zar la ma­te­ria an­te el TC por aten­tar cont

La Tercera - - NEGOCIOS - E. Ver­ga­ra / C. Cá­ce­res

En mar­zo se re­to­ma en el Con­gre­so la dis­cu­sión so­bre la re­for­ma la­bo­ral, env i a da a f i nes de 2 01 4 a l Par­la­men­to.

Mien­tras los le­gis­la­do­res es­tán en su pe­río­do de re­ce­so le­gis­la­ti­vo, ya se le­van­tan vo­ces en el mer­ca­do que ad­vier­ten so­bre even­tua­les in­cons­ti­tu­cio­na­li­da­des en la ini­cia­ti­va pro­pues­ta por la ad­mi­nis­tra­ción Ba­che­let.

Uno de los pun­tos que des­pier­ta las du­das de los ju­ris­tas es la obli­ga­ción que se es­ta­ble­ce pa­ra que la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va se efec­túe en­tre el em­plea­dor y el sin­di­ca­to re­pre­sen­ta­ti­vo, y el he­cho de que sea és­te quien de­ci­da si los be­ne­fi­cios ob­te­ni­dos de la mis­ma se ha­gan o no ex­ten­si­vos al res­to de los tra­ba­ja­do­res que no es­tén sin­di­ca­li­za­dos.

Es­te as­pec­to se­ría in­com­pa­ti­ble con el Ca­pí­tu­lo III de la Car­ta Fun­da­men­tal “De los De­be­res y de los De­re­chos cons­ti­tu­cio­na­les”, que en su ar­tícu­lo 19º pre­ci­sa que “la afi­lia­ción sin­di­cal se­rá siem­pre vo­lun­ta­ria”, y ba­jo la fi­gu­ra plan­tea­da por la au­to­ri­dad, se es­ta­ría -en cier­ta for­ma- obli­gan­do a los tra­ba­ja­do­res a afi­liar­se a un sin­di­ca­to pa­ra ob­te­ner be­ne­fi­cios.

Pa­ra el se­nior ma­na­ger de Hu­man Ca­pi­tal de EY (ex Ernst & Young), Juan An­drés Perry, si el tex­to se aprue­ba tal como ha si­do en­via­do por el Eje­cu­ti­vo al Con­gre­so po­dría te­ner vi­cios de cons­ti­tu­cio­na­li­dad, ya que “res­trin­ge la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va so­la­men­te a la fi­gu­ra de sin­di­ca­tos y no al gru­po ne­go­cia­dor”. De­ta­lla que “es­to se ale­ja de la f o r ma e n có­mo la Cons­ti­tu­ción de la Re­pú­bli­ca re­gu­la el de­re­cho a la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va”.

En la mis­ma lí­nea, el ex di­rec­tor del Tra­ba­jo y ex­per­to la­bo­ral, Al­va­ro Pi­za­rro, ase­gu­ra que hay in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad. “To­do el mun­do en Chile tie­ne la po­si­bi­li­dad de pac­tar lo que quie­ra y có­mo quie­ra, tú no tie­nes li­mi­ta­ción o de­bie­ras te­ner li­mi­ta­ción al­gu­na, so­bre es­te pun­to”, ad­vier­te.

El abo­ga­do de la PUC, Axel Buch­heis­ter con­cuer­da en el aná­li­sis, y agre­ga que “la li­ber­tad es li­bre y ellos (Eje­cu­ti­vo) lo que es­tán ha­cien­do es dar­le pre­emi­nen­cia a al­gu­nos sin­di­ca­tos ver­sus otros, le da cier­tos pri­vi­le­gios, y obli­ga, en­tre co­mi­llas, a me­ter­se a un de­ter­mi­na­do sin­di­ca­to, esa son for- mas de aten­tar con­tra la li­ber­tad de aso­cia­ción, y en par­ti­cu­lar a la sin­di­cal, por­que se in­vo­lu­cra la li­ber­tad de no aso­ciar­se”, bá­si­ca­men­te, por­que el tex­to pos­tu­la que só­lo así se pue­den op­tar a los be­ne­fi­cios ob­te­ni­dos por la ne­go­cia­ción.

Pi­za­rro ob­ser­va que de ser apro­ba­da la re­for­ma de la ma­ne­ra en que el go­bierno pre­ten­de, se pue­de ter­mi­nar ju­di­cia­li­zan­do la ma­te­ria, y tan­to em­pre­sa­rios como tra­ba­ja­do­res po­drían re­cu­rrir al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal (TC). “Si a mí me di­cen que no pue­do pac­tar o lle­gar a un acuer­do con mi em­plea­dor por­que so­mos cua­tro per­so­nas o cin­co, sal­vo que es­te­mos in­clui­dos en un sin­di­ca­to, esa c o ndi c i ó n no e s t á e n la Cons­ti­tu­ción, no es­tá en nin­gu­na par­te, es una res- tric­ción in­cons­ti­tu­cio­nal”.

Perry aña­de un pun­to más de dis­cu­sión: plantea que “se pue­den ob­ser­var dos en­fo­ques. El que ema­na del tex­to pre­ci­so de nues­tra Cons­ti­tu­ción y la for­ma en que es­to se ve por los prin­ci­pios in­ter­na­cio­na­les y la po­si­bi­li­dad de que se con­si­de­ren esos prin­ci­pios, aso­cia­dos a de­re­chos fun­da­men­ta­les, re­co­no­ci­dos por Chile” y, por en­de, tam­bién ten­gan el mis­mo ran­go, lo que po­dría otor­gar un ran­go cons­ti­tu­cio­nal .

Sin em­bar­go, tan­to Pi­za­rro como Buch­heis­ter dis­cre­pan al res­pec­to. Los tra­ta­dos in­ter­na­cio­na­les no se su­per­po­nen al tex­to fun­da­men­tal, “la Cons­ti­tu­ción pri­ma por so­bre to­do lo que di­gan las or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les”,ase­gu­ra Buch­heis­ter.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.