La di­fí­cil lle­ga­da del re­ma­ke de An­nie a las sa­las de ci­ne

La cin­ta de­bu­ta ma­ña­na y tie­ne a Qu­venz­ha­né Wa­llis de pro­ta­go­nis­ta. El pro­yec­to su­frió por el hac­keo a Sony y tu­vo cam­bios en su elen­co.

La Tercera - - SOCIEDAD - C. Cer­da

En una de las can­cio­nes más po­pu­la­res del mu­si­cal An­nie, la pro­ta­go­nis­ta can­ta so­bre lo com­ple­jo que es la vida sien­do huér­fa­na. Pe­ro a las di­fi­cul­ta­des que en­fren­ta en la fic­ción es­ta pe­que­ña ni­ña -que sal­tó de las pá­gi­nas de las hi s t or i e t a s a Broad­way y lue­go al ci­ne-, se su­man las de la vida real, por el in­trin­ca­do pro­ce­so que de­bió su­pe­rar el re­ma­ke que de­bu­ta en ci­nes lo­ca­les ma­ña­na. La cin­ta cuen­ta la his­to­ria de una huér­fa­na (Qu­venz­ha­né Wa­llis) que ve có­mo su vida cam­bia cuan­do co­no­ce a un mi­llo­na­rio que quie­re lan­zar­se como al­cal­de de Nue­va York (Ja­mie Foxx), y es­tá am­bien­ta­da en la ac­tua­li­dad y no en los años vein­te como la his­to­ria ori­gi­nal. Will Smith, uno de los pro­duc­to­res ex­pli­có la de­ci­sión: “Ca­da vez que se re­vi­si­ta una his­to­ria atem­po­ral, quie­res te­ner la po­si­bi­li­dad de su­mar­le al­go di­fe­ren­te”.

Es­te es un pro­yec­to muy cer­cano a sus más fa­mo­sos pro­duc­to­res, Smith y su mu­jer, Ja­da Pin­kett-Smith. Tan­to así, que cuan­do en enero de 2011 se re­ve­ló que An­nie se lle­va­ría nue­va­men­te a la pan­ta­lla gran­de tras la ver­sión de 1982 de John Hus­ton y la cin­ta pa­ra te­le­vi­sión de 1999 a car­go de Rob Mars­hall, se anun­ció con bom­bos y pla­ti­llos que el rol prin­ci­pal que­da­ría en ma­nos de Wi­llow, la hi­ja de la po­de­ro­sa pa­re­ja.

Pe­ro la pe­lí­cu­la de­mo­ró más de dos años en en­trar en pro­duc­ción. Al­go par­ti­cu­lar­men­te com­ple­jo cuan­do su pro­ta­go­nis­ta de­be ser una ni­ña, pe­ro la per­so­na ele­gi­da si­gue cre­cien­do, tal como ocu­rrió en el ca­so de Wi­llow Smith. Ade­más, se­gún di­jo su pa­dre du­ran­te un even­to en fe­bre­ro de 2013, la jo­ven tam­po­co te­nía ma­yor in­te­rés en la cin­ta tras ha­cer una ago­ta­do­ra gi­ra apo­yan­do su ca­rre­ra mu­si­cal. Por tan­to, fue ne­ce­sa­rio con­se­guir una nue­va ac­triz prin­ci­pal, rol que fi­nal­men­te fue pa­ra Wa­llis, quien sal­tó a la fa­ma tras ser no­mi­na­da a un Oscar como Me­jor ac­triz por Bes­tias del sur sal­va­je.

Ade­más de la bús­que­da de una ac­triz prin­ci­pal, la pe­lí­cu­la tu­vo di­fi­cul­ta­des pa­ra con­se­guir a la an­ta­go­nis­ta. Ini­cial­men­te, San­dra Bu­llock es­tu­vo en con­ver­sa­cio­nes pa­ra in­ter­pre­tar a la se­ño­ri­ta Han­ni­gan, pe­ro tras me­ses de ne­go­cia­cio­nes, en ma­yo de 2013 se dio a co­no­cer que no ha­bían pros­pe­ra­do. Fi­nal­men­te, Ca­me­ron Diaz se que­dó con el pa­pel.

El primer nom­bre que se es­cu­chó pa­ra to­mar la si­lla del di­rec­tor fue el de Ryan Murphy, al­go que te­nía sen­ti­do, tras el éxi­to con­se­gui­do con la se­rie mu­si­cal Glee. Pe­ro el di­rec­tor de­cli­nó un mes tras sa­ber­se que se le ha­bía pe­di­do ha­cer­se car­go del pro­yec­to y re­cién dos años más tar­de, Will Gluck ( Se di­ce de mí) se que­dó con el tra­ba­jo.

Víc­ti­ma del hac­keo

El gol­pe más gran­de ocu­rrió una vez que se acer­ca­ba su es­treno. Pues An­nie fue una de las cin­tas que fue fil­tra­da en In­ter­net tras el hac­keo de Sony como re­pre­sa­lia por la pe­lí­cu­la Una

FO­TO: PRO­MO­CIO­NAL

Qu­venz­ha­né Wa­llis y Ja­mie Foxx pro­ta­go­ni­zan la cin­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.