Can­ci­ller y PS res­pon­den crí­ti­cas de Pre­si­den­te Mo­ra­les

Por alu­sión a Allen­de, Mu­ñoz di­jo ex Pre­si­den­te res­pe­ta­ba los tra­ta­dos. Os­val­do An­dra­de di­jo que se tra­ta de una gro­se­ría con­tra Ba­che­let.

La Tercera - - POLÍTICA - Emi­lia Ma­lig

Des­de Pla­ya Mu­je­res, Mé­xi­co, ayer el can­ci­ller Heraldo Mu­ñoz –quien se en­cuen­tra de va­ca­cio­nes jun­to a su es­po­sa– le res­pon­dió al Pre­si­den­te de Bo­li­via, Evo Mo­ra­les. Es­to, lue­go de que el mar­tes el Man­da­ta­rio pa­ce­ño alu­dió al ex Pre­si­den­te Sal­va­dor Allen­de pa­ra cues­tio­nar a las au­to­ri­da­des po­lí­ti­cas de Chile.

“Pre­si­den­te Mo­ra­les di­ce que Allen­de era ver­da­de­ro un So­cia­lis­ta. Bien, pe­ro Pre­si­den­te Allen­de nun­ca ne­go­ció mar y de­fen­día el prin­ci­pio de res­pe­to a los tra­ta­dos”, es­cri­bió en Twit­ter el je­fe de la di­plo­ma­cia chi­le­na.

“El era un ver­da­de­ro so­cia­lis­ta; no como aho­ra, que hay fal­sos so­cia­lis­tas en Chile”, ha­bía di­cho Mo­ra­les.

El Man­da­ta­rio, ade­más, ha­bía com­pa­ra­do la si­tua­ción de Ve­ne­zue­la con lo ocu­rri­do en Chile en 1970. “(Lo que ocu­rre con el Pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro) se ase­me­ja a los chi­le­nos cuan­do se ocul­tó los ali­men­tos a la po­bla­ción pa­ra ge­ne­rar su des­con­ten­to y una es­ca­la­da de vio­len­cia”, di­jo.

Las de­cla­ra­cio­nes –que mar­can un nue­vo epi­so­dio de ten­sión en­tre el Pa­la­cio Que­ma­do y La Mo­ne­da- ge­ne­ra­ron mo­les­tia en el go­bierno y en el Par­ti­do So­cia­lis­ta.

Du­ran­te un pun­to de pren­sa en el Re­gis­tro Ci­vil de San­tia­go, el tri­mi­nis­tro Ál­va­ro Eli­zal­de, plan­teó que “aquí lo im­por­tan­te es la so­li­dez de los fun­da­men­tos ju­rí­di­cos que Chile ha es­gri­mi­do pa­ra de­fen­der su pos­tu­ra”.

El vocero de go­bierno agre­gó: “De­fen­da­mos los in­tere­ses de Chile y la me­jor for­ma de ha­cer­lo es pre­ci­sa­men­te an­te­po­nien­do lo que im­por­ta: la so­li­dez de nues­tros fun­da­men­tos ju­rí­di­cos”.

Por su par­te, el pre­si­den­te del PS, Os­val­do An­dra­de, se- ña­ló que “es­ta gro­se­ría de Mo­ra­les es­tá mi­ran­do ha­cia ella (Mi­che­lle Ba­che­let) y por eso di­go que es una cues­tión ra­ra la de Mo­ra­les, por­que la Pre­si­den­ta tie­ne el ges­to de jun­tar­se con él en Cos­ta Ri­ca y mi­re có­mo res­pon­de. El ma­tón del ba­rrio es como el ala­crán, no pue­de con su na­tu­ra­le­za y por eso ne­ce­si­ta a enemi­gos, por­que cuan­do no lo t i ene se que­da sin pe­ga”.

Así, des­de La Paz sa­lie­ron a res­pon­der. El mi­nis­tro de Go­bierno de Bo­li­via, Hu­go Mol­diz se­ña­ló que “Chile es­tá ab­so­lu­ta­men­te ner­vio­so, pe­ro yo di­ría al­go más, lo ha­ce en un mo­men­to en que se no­ta con mu­cha cla­ri­dad, des­pués de la Cum­bre de la CE­LAC, en Cos­ta Ri­ca, un Chile don­de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let pa­re­ce es­tar pri­sio­ne­ra de la po­lí­ti­ca an­ti­bo­li­via­na del Can­ci­ller (Heraldo) Mu­ñoz y de los sec­to­res de ul­tra­de­re­cha”.

Se­gún fuen­tes di­plo­má­ti­cas la arre­me­ti­da de Mo­ra­les for­ma par­te de la es­tra­te­gia co­mu­ni­ca­cio­nal y di­plo­má­ti­ca que Bo­li­via ha es­ta­do im­pul­san­do en mi­ra a los ale­ga­tos ora­les que se van a desa­rro­llar a prin­ci­pio de ma­yo en La Ha­ya.

FO­TO: AGENCIAUNO/AR­CHI­VO

El can­ci­ller Heraldo Mu­ñoz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.