Mul­ti­tu­di­na­ria mar­cha en Bue­nos Ai­res en ho­me­na­je al fis­cal que acu­só a Cris­ti­na Kirch­ner

La ma­ni­fes­ta­ción se reali­zó al cum­plir­se un mes de la muer­te de Al­ber­to Nis­man. Es­tu­vo li­de­ra­da por un gru­po de fis­ca­les. Tam­bién asis­tie­ron po­lí­ti­cos de la opo­si­ción.

La Tercera - - MUNDO - Cris­ti­na Ci­fuen­tes

La in­ten­sa llu­via en Bue­nos Ai­res no de­tu­vo a las mi­les de per­so­nas que ad­hi­rie­ron a lo que se de­no­mi­nó la “Mar­cha del Si­len­cio”, con­vo­ca­da por fis­ca­les y apo­ya­da por la opo­si­ción, en me­mo­ria de Al­ber­to Nis­man, el mis­mo día que se cum­plió un mes de la muer­te del fis­cal en cir­cuns­tan­cias aún sin acla­rar tras de­nun­ciar a la Pre­si­den­ta Cris­ti­na Fernández por en­cu­bri­mien­to de te­rro­ris­tas.

La ma­ni­fes­ta­ción, que no tu­vo co­lo­res par­ti­dis­tas y que es­tu­vo mar­ca­da por mi­les de pa­ra­guas abier­tos, fue en­ca­be­za­da por la ex es­po­sa de Nis­man San­dra Arro­yo, sus dos hi­jas y un gru­po de fis­ca­les. Par­tió de las in­me­dia­cio­nes del Con­gre­so y con­clu­yó en la Pla­za de Ma­yo, fren­te a la Uni­dad Fis­cal Amia, don­de Nis­man desem­pe­ña­ba sus la­bo­res an­tes de mo­rir.

Se­gún el dia­rio Cla­rín, el cli­ma en­tre la gen­te era muy tran­qui­lo, con car­te­les con di­fe­ren­tes ins­crip­cio­nes: “To­dos so­mos Nis­man” y “Cris­ti­na no te me­tas con la Re­pú­bli­ca”. En la ma­ni­fes­ta­ción se en­con­tra­ban to­dos los can­di­da­tos de la opo­si­ción, como Ser­gio Mas­sa del Fren­te Re­no­va­dor, que es­tu­vo acom­pa­ña­do de su es­po­sa; el lí­der de Pro, Mauricio Ma­cri, y por el Fren­te Am­plio UNEN fue­ron Er­nes­to Sanz, Ju­lio Co­bos y Her­mes Bin­ner.

Al fi­na­li­zar la mar­cha, los fis­ca­les se subie­ron arri­ba de un ca­mión que se usó como es­ce­na­rio. Allí, el ti­tu­lar del gre­mio de los ju­di­cia­les Ju­lio Piu­ma­to hi­zo un lla­ma­do a los ma­ni­fes­tan­tes: “Ha­gá­mos­lo en paz y tran­qui­los. Por el do­lor que nos cau­só la muer­te del fis­cal Al­ber­to Nis­man, les pe­di­mos a los cien­tos de mi­les que es­tán pre­sen­tes en es­te ho­me­na­je, un mi­nu­to de si­len­cio”. Los ma­ni­fes­tan­tes obe­de­cie­ron la con­sig­na y des­pués en­to­na­ron el himno na­cio­nal.

En tan­to, Die­go La­go­mar­sino, ex co­la­bo­ra­dor de Nis­man, pu­bli­có un men­sa­je en Twit­ter: “Mi res­pe­to y ho­me­na­je a un gran fis­cal ar­gen­tino. Que Dios ilu­mi­ne a su fa­mi­lia”.

Nis­man mu­rió el 18 de enero pa­sa­do por un dis­pa­ro en la ca­be­za en su de­par­ta­men­to en Bue­nos Ai­res. Cua­tro días an­tes ha­bía de­nun­cia­do a Cris­ti­na Fernández, al can­ci­ller Héctor Ti­mer­man y otros di­ri­gen­tes kirch­ne­ris­tas del su­pues­to en­cu­bri­mien­to pa­ra in­ten­tar ex­cul­par a los ira­níes acu­sa­dos por el aten­ta­do con­tra la Aso­cia­ción Mu­tual Is­rae­li­ta Ar­gen­ti­na (Amia) de Bue­nos Ai­res per­pe­tra­do en 1994 y que de­jó 85 muer­tos. Se tra­tó del más gra­ve aten­ta­do per­pe­tra­do en el país. El su­pues­to en­cu­bri­mien­to se en­mar­ca­ba en un pre­sun­to acuer­do geo­po­lí­ti­co pa­ra ob­te­ner be­ne­fi­cios co­mer­cia­les.

El fis­cal Gerardo Po­lli­ci­ta to­mó la de­nun­cia de Nis­man y el vier­nes pa­sa­do so­li­ci­tó abrir una investigación for­mal e im­pu­tó a Fernández de Kirch­ner, Ti­mer­man y otros di­ri­gen­tes por pre­sun­to en­cu­bri­mien­to.

El go­bierno en un co­mien­zo cri­ti­có con du­re­za la con­vo­ca­to­ria a la mar­cha por con­si­de­rar que per­se­guía fi­nes po­lí­ti­cos con­tra la Pre­si­den­ta. De he­cho, la man­da­ta­ria cues­tio­nó la mar­cha la se­ma­na pa­sa­da al se­ña­lar: “Nos que­da­mos con el can­to, con la ale­gría; a ellos les de­ja­mos el si­len­cio”. Sin em­bar­go, ayer dis­tin­tos fun­cio­na­rios ma­ti­za­ron los co­men­ta­rios. Así, el je­fe de Ga­bi­ne­te, Jor­ge Ca­pi­ta­nich, se­ña­ló que en el país “hay ple­na li­ber­tad de ex­pre­sión y de reunión”. Mien­tras que el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia, Aní­bal Fernández, di­jo que “iría a la mar­cha si no fue­ra tan co­no­ci­do”.

La Ca­sa Ro­sa­da or­ga­ni­zó un ac­to ofi­cial -ho­ras an­tes de la ma­ni­fes­ta­ción- en la cen­tral nu­clear de Atu­cha II, en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, a la que acu­dió la man­da­ta­ria. Allí, en su ter­cer dis­cur­so pú­bli­co des­de el sá­ba­do, vol­vió a evi­tar re­fe­rir­se tan­to a la mar­cha como a la impu­tación. “Vi­vi­mos en un mun­do de in­tere­ses que quie­ren que unos es­tén su­bor­di­na­dos y los otros man­den y se en­fren­tan con go­bier­nos como és­te, que no per­mi­te que na­die le mar­que la can­cha”, ad­vir­tió la je­fa de Es­ta­do. Tras el ac­to, Fernández par­tió ha­cia la re­si­den­cia de ve­rano de Cha­pad­ma­la.

La muer­te de Nis­man ha pro­vo­ca­do un gran im­pac­to a ni­vel po­lí­ti­co e in­clu­so al­gu­nos ana­lis­tas se­ña­lan que se abre la po­si­bi­li­dad de que las fuer­zas de opo­si­ción bus­quen acuer­dos pa­ra en­ca­rar las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de oc­tu­bre pró­xi­mo y, even­tual­men­te, un go­bierno de coa­li­ción, se­gún Lu­cre­cia Bull­rich en una co­lum­na del dia­rio La Na­ción.

FO­TO: EFE

La Pre­si­den­ta Cris­ti­na Fernández, jun­to al mi­nis­tro de Pla­ni­fi­ca­ción Fe­de­ral, Ju­lio De Vi­do (a la de­re­cha) y al je­fe de Ga­bi­ne­te, Jor­ge Ca­pi­ta­nich, ayer, en el ac­to inau­gu­ral de la cen­tral nu­clear de Atu­cha II, en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.