Pro­duc­cio­nes na­cio­na­les y tur­cas

La Tercera - - CORREO - Dino De­vo­to Va­re­la Lorenzo Agar Cor­bi­nos

Se­ñor di­rec­tor: Los ca­na­les abier­tos de la te­le­vi­sión chi­le­na que tie­nen pro­duc­cio­nes na­cio­na­les de te­le­no­ve­las ras­gan ves­ti­du­ras y pro­tes­tan con­tra se­ries tur­cas como “El Sul­tán”, y an­tes, “Las mil y una no­che”, por­que qui­tan ra­ting y ame­na­zan con ce­san­tía a los ac­to­res.

Pe­ro les fal­ta auto­criti­ca: la gen­te se ha cam­bia­do a es­te ti­po de te­le­no­ve­las en la tar­de y en el ho­ra­rio noc­turno por­que to­can te­mas uni­ver­sa­les, no abu­san del se­xo y omi­ten el ga­ra­ba­to. Sien­do op­ti­mis­ta, una cri­sis es una opor­tu­ni­dad de co­rre­gir el ca­mino. lo que los une a sus orí­ge­nes y la so­cie­dad de aco­gi­da. Se tra­ta de un tra­ba­jo per­se­ve­ran­te pa­ra for­jar un

en don­de la na­cio­na­li­dad no sea un cri­te­rio ex­clu­yen­te, sino un ele­men­to re­co­no­ce­dor de la ads­crip­ción a dis­tin­tas cul­tu­ras. Es­te es el signo de los nuevos tiem­pos.

Hay vo­ces que han aler­ta­do so­bre la ex­pe­rien­cia eu­ro­pea y el tra­ta­mien­to de asun­tos mi­gra­to­rios y su des­cen­den­cia. Por mu­chas ra­zo­nes, el ca­so chi­leno no pue­de asi­mi­lar­se a di­cha ex­pe­rien­cia. Con to­do, de­be­mos es­tar aler­tas en la bús­que­da de ar­mo­nía co­mu­ni­ta­ria, con la mi­ra­da pues­ta en la cons­truc­ción de una so­cie­dad jus­ta y plu­ri­cul­tu­ral.

La ex­pe­rien­cia con las co­mu­ni­da­des des­cen­dien­tes de la in­mi­gra­ción eu­ro­pea y ára­be del si­glo XIX y XX ha si­do exi­to­sa. Sus des­cen­dien­tes, hoy en ter­ce­ra y cuar­ta ge­ne­ra­ción, han mos­tra­do un pro­ce­so po­si­ti­vo de in­te­gra­ción, apor­tan­do al desa­rro­llo en va­ria­dos ám­bi­tos. Eso sí, en es­tos gru­pos co­mu­ni­ta­rios se im­pu­so una ten­den­cia ha­cia la “chi­le­ni­za­ción”, como con­se­cuen­cia de la ne­ce­si­dad de vi­go­ri­zar el in­ci­pien­te es­ta­do-na­ción. Ese en­fo­que de­be ser re­em­pla­za­do por la bús­que­da de cohe­sión plu­ri­cul­tu­ral, sin que eso sig­ni­fi­que per­der la vi­sión de na­ción uni­ta­ria.

La iden­ti­dad na­cio­nal de­be sa­lir for­ta­le­ci­da con el re­co­no­ci­mien­to de la di­ver­si­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.