Con­gre­ga­ción SS.CC. de­ci­di­rá en mar­zo fu­tu­ro de G. Joan­non

La or­den no acla­ró si ha­brá san­cio­nes. El re­li­gio­so se en­con­tra­ría ac­tual­men­te en el sur. Investigación pe­nal fue so­bre­seí­da es­ta se­ma­na, ya que los de­li­tos es­ta­ban pres­cri­tos.

La Tercera - - NACIONAL - S. Ro­drí­guez, C. Re­yes y C.P. Pen­jeam

“Reite­ra­mos que las de­ci­sio­nes re­la­cio­na­das a la si­tua­ción del pa­dre (Gerardo) Joan­non, fren­te a las fal­tas co­me­ti­das, que­dan en el ám­bi­to de la obe­dien­cia re­li­gio­sa or­di­na­ria al in­te­rior de la pro­vin­cia chi­le­na”.

Con es­ta fra­se, la con­gre­ga­ción de los Sa­gra­dos Co­ra­zo­nes (SS.CC.) in­for­mó ayer que el sa­cer­do­te Alex Vi­gue­ras, su­pe­rior de es­ta or­den, to­ma­rá una de­ter­mi­na­ción du­ran­te mar­zo pró­xi­mo res­pec­to del fu­tu­ro del cues­tio­na­do re­li­gio­so. Sin em­bar­go, no se acla­ró si ha­brá san­cio­nes.

Es­te miér­co­les, seis me­ses des­pués de que el sa­cer­do­te Joan­non pres­ta­ra de­cla­ra­ción an­te el juez Ma­rio Ca­rro­za, la investigación pe­nal en su con­tra, por su rel a c i ón con adop­cio­nes irre­gu­la­res, ocu­rri­das en­tre 1975 y 1983, fue so­bre­seí­da. La sen­ten­cia ju­di­cial acre­di­tó el de­li­to y la par­ti­ci­pa­ción del sa­cer­do­te en dos de tres de­nun­cias. Pe­ro, en vir­tud del tiem­po trans­cu­rri­do, se de­ter­mi­nó que los ilí­ci­tos se en­con­tra­ban pres­cri­tos.

“Es­tá ex­tin­gui­da la res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal de quie­nes re­sul­ta­ron res­pon­sa­bles, en­tre ellos (Gerardo) Joan­non (Ri­ve­ra)”, di­ce el fa­llo, dic­ta­do por el mi­nis- tro en vi­si­ta Ma­rio Ca­rro­za. Los de­li­tos in­ves­ti­ga­dos fue­ron fal­si­fi­ca­ción de do­cu­men­tos pú­bli­co y pri­va­do, su­po­si­ción de parto y usur­pa­ción de es­ta­do ci­vil.

Des­tino

Con­sul­ta­da la Con­gre­ga­ción de SS.CC. por el lu­gar don­de ac­tual­men­te se en­cuen­tra el sa­cer­do­te Joan­non, se in­for­mó que es­ta­ba en Chile. Fuen­tes al in­te­rior de la or­den ra­ti­fi­ca­ron que no ha via­ja­do al ex­tran­je­ro, pe­se a que ya no tie­ne nin­gu­na or­den de arrai­go. Sin em­bar­go, tam­po­co se en­con­tra­ría en la re­si­den­cia de la or­den, en la co­mu­na de Ñu­ñoa, San­tia­go, sino en una ciu­dad del sur del país.

El dic­ta­men del juez Ca­rro­za se su­mó así a la re­so­lu­ción del Va­ti­cano, que el pa­sa­do 15 de enero se le co­mu­ni­có a los SS.CC. de Chile. En ella, es­ta en­ti­dad in­for­mó que la Con­gre­ga­ción pa­ra los Ins­ti­tu­tos de Vida Con­sa­gra­da y So­cie­da­des de Vida Apos­tó­li­ca ha­bía con­si­de­ra­do que, tras exa­mi­nar la do­cu­men­ta­ción, “las fal­tas co­me­ti­das no con­fi­gu­ran de­li­to ca­nó­ni­co impu­table al pa­dre Gerardo Joan­non”.

Es­te dic­ta­men fue da­do a co­no­cer por los SS.CC. el 26 de enero, a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do de pren­sa, en el cual se agre­gó que “en es­tos días he­mos en­tra­do en con­tac­to con las per­so­nas que han si­do afec­ta­das, de­ta­llan­do la in­for­ma­ción en­tre­ga­da por la San­ta Se­de”.

To­dos es­tos an­te­ce­den­tes de­be­rán ser pon­de­ra­dos nue­va­men­te por el su­pe­rior de la con­gre­ga­ción, Alex Vi­gue­ras. El mis­mo que el 12 de agos­to del año pa­sa­do en­tre­gó el re­sul­ta­do de la investigación ecle­sial pre­via con­tra Joan­non. En ella, se con­clu­yó que “par­ti­ci­pó ac­ti­va­men­te” en dos “adop­cio­nes irre­gu­la­res”. En esa opor­tu­ni­dad, se le pi­dió re­co­no­cer “la ver­dad” y “pe­dir per­dón a las víc­ti­mas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.