Es­ta­dos Uni­dos da luz verde a ven­ta de man­za­na que no se oxi­da

Al­te­ra­ción en sus ge­nes per­mi­te que no ad­quie­ra el co­lor ca­fé cuan­do to­ma con­tac­to con el ai­re. A di­fe­ren­cia de otros pro­duc­tos mo­di­fi­ca­dos ge­né­ti­ca­men­te, es­tá orien­ta­da al con­su­mi­dor fi­nal.

La Tercera - - SOCIEDAD - Fa­bio­la To­rres

El De­par­ta­men­to de Agri­cul­tu­ra de Es­ta­dos Uni­dos (USDA, por sus si­glas en in­glés) apro­bó -el pa­sa­do vier­nes- el cul­ti­vo y la ven­ta de la pri­me­ra man­za­na ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­da en ese país. La de­ci­sión no es­tu­vo aje­na a con­tro­ver­sias, reac­ti­van­do el de­ba­te so­bre la se­gu­ri­dad en el con­su­mo de es­te ti­po de ali­men­tos y su co­rrec­to eti­que­ta­do.

La man­za­na ár­ti­ca, pro­pie­dad de una pe­que­ña com­pa­ñía ca­na­dien­se, Oka­na­gan Spe­cialty Fruits, es la úni­ca que no se tor­na de co­lor ca­fé cuan­do se pe­la o cor­ta, to­do gra­cias a un pro­ce­so de bioin­ge­nie­ría que “apa­ga” el gen que per­mi­te la ex­pre­sión de la en­zi­ma PPO (po­li­fe­nol oxi­da­sa), cul­pa­ble del par­dea­mien­to y con­si­guien­te oxi­da­ción de la fru­ta, ex­pli­ca Ga­briel León, doc­tor en Bio­lo­gía y aca­dé­mi­co de la U. An­drés Be­llo.

Es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca la con­vier­te en la fru­ta ideal pa­ra res­tau­ran­tes, al­ma­ce­nes, ae­ro­lí­neas y otros ti­pos de co­mer­cios que ofre­cen fru­ta pre­pi­ca­da a sus con­su­mi­do­res, di­jo a The Wall Street Jour­nal el co­fun­da­dor de la fir­ma, Neal Car­ter.

León se­ña­la que el tiem­po de vida de es­ta fru­ta no se ex­tien­de, sino que es so­lo un cam­bio es­té­ti­co que ayu­da­ría a que se desechen me­nos man­za­nas de­bi­do a su apa­rien­cia, ade­más de con­tri­buir a la pre­ser­va­ción de vi­ta­mi­nas que se de­gra­dan en el pro­ce­so de oxi­da­ción pro­vo­ca­do por la PPO.

La com­pa­ñía ca­na­dien­se in­ten­ta­ba en­trar al mer­ca­do ame­ri­cano des­de ha­ce años, al­go que ocu­rrió fi­nal­men­te es­te mes cuan­do la USDA anun­ció que la man­za­na no su­po­nía un pe­li­gro pa­ra la sa­lud de otras plan­tas o pro­duc­tos agrí­co­las, tras ter­mi­nar un pe­río­do de prue­ba de más de dos años en el es­ta­do de Was­hing­ton, en la fron­te­ra con Ca­na­dá.

Las dos va­rie­da­des pro­du­ci­das por Oka­na­gan, Ar­ctic Granny y Ar­ctic Gol­den, ge­me­las ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­das de las clá­si­cas va­rie­da­des Granny Smith y Gol­den De­li­cious, son idén­ti­cas a sus con­tra­par­tes, con la so­la ex­cep­ción de que su car­ne no to­ma­rá un co­lor ca­fé una vez tro­za­das. Se es­pe­ra que la fru­ta es­té dis­po­ni­ble en pe­que­ñas can­ti­da­des a fi­na­les de 2016, aun­que una dis­tri­bu­ción ma- si­va no se­rá po­si­ble has­ta va­rios años más, in­di­có Car­ter.

La con­tro­ver­sia por la po­si­ble co­mer­cia­li­za­ción de es­ta fru­ta en EE.UU. no se de­mo­ró en lle­gar. La Aso­cia­ción de Con­su­mi­do­res Or­gá­ni­cos pi­dió a la USDA que nie­ge la apro­ba­ción, ar­gu­men­tan­do que los cam­bios ge­né­ti­cos que pre­vie­nen la oxi­da­ción pue­den ser da­ñi­nos pa­ra la sa­lud y que los ni­ve­les de pes­ti­ci­das en las man­za­nas re­sul­tan ex­ce­si­vos. Sin em­bar­go, el De­par­ta­men­to de Agri­cul­tu­ra es­ti­mó que “no re­pre­sen­ta­ban un da­ño pa­ra otras plan­tas” y “pro­ba­ble­men­te tam­po­co pa­ra el me­dio am­bien­te hu­mano”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.