Tec­tos Hez­co­la­res

La Tercera - - OPINIÓN - Pablo Or­tú­zar

EL DE­BA­TE so­bre los tex­tos es­co­la­res vuel­ve ca­da mar­zo. Ha­ce un año pre­sen­ta­mos en el Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios de la So­cie­dad el in­for­me “Ca­li­dad, for­ma­to y mer­ca­do de los tex­tos es­co­la­res en Chile”, dis­po­ni­ble on­li­ne. En él se ex­pli­ca que en Chile exis­ten dos mer­ca­dos de tex­tos es­co­la­res: el es­ta­tal y el pri­va­do. To­ma­dos en con­jun­to, el pri­va­do no re­pre­sen­ta más del 10% del to­tal, pe­ro ca­da tex­to en él cues­ta en­tre 10 y 20 ve­ces más que en el es­ta­tal y el gas­to en ellos re­pre­sen­ta cer­ca del 80% del pre­su­pues­to de com­pras es­co­la­res a ini­cios del año.

Son mer­ca­dos dis­tin­tos por­que el es­ta­tal ope­ra me­dian­te li­ci­ta­cio­nes que pa­san por cier­tos fil­tros prees­ta­ble­ci­dos, mien­tras que el pri­va­do ope­ra a par­tir de la com­pe­ten­cia de las editoriales por cap­tu­rar el fa­vor de es­ta­ble­ci­mien­tos fa­cul­ta­dos pa­ra exi­gir tex­tos “del año”.

Lo pri­me­ro que am­bos mer­ca­dos tie­nen en co­mún es que a pe­sar de la di­fe­ren­cia de pre­cios, los con­te­ni­dos de los li­bros son sus­tan­ti­va­men­te los mis­mos, re­uti­li­za­dos año a año (lo que fue con­fir­ma­do por un in­for­me de la Fis­ca­lía Na­cio­nal Eco­nó­mi­ca del 2011). Lo se­gun­do es que son al­ta­men­te im­per­fec­tos -par­tien­do por el he­cho de que en am­bos exis­te una me­dia­ción de la com­pra por par­te de al­guien dis­tin­to al usua­rio- y bas­tan­te con­cen­tra­dos (el 2013 San­ti­lla­na con­tro­la­ba un 44% del mer­ca­do pri­va­do, se­gui­do por SM con un 30%, mien­tras que la mis­ma San­ti­lla­na ob­tu­vo pa­ra los tex­tos del 2015 la li­ci­ta­ción de cer­ca de un 33% del mon­to asig­na­do por el Mi­ne­duc, se­gui­da por Cal y Can­to con cer­ca de un 13%).

En cuan­to a los cri­te­rios que los es­ta­ble­ci­mien­tos pri­va­dos y par­ti­cu­lar sub­ven­cio­na­dos -que tie­nen la op­ción de usar los li­bros del Mi­nis­te­rio- uti­li­zan pa­ra se­lec­cio­nar los li­bros que exi­gi­rán, las de­nun­cias res­pec­to a la ofer­ta de “es­tí­mu­los” (des­de via­jes al ex­tran­je­ro pa­ra los di­rec­ti­vos has­ta do­na­ción de li­bros pa­ra las bi­blio­te­cas) que no tie­nen que ver con la ca­li­dad de los tex­tos son gra­ves. Des­pués de to­do, los pa­gan los pa­dres. Una for­ma de evi­tar es­te abu­so, con­si­de­ran­do que los tex­tos son si­mi­la­res, es prohi­bir a los co­le­gios exi­gir “tex­tos del año”.

Pe­ro lo más preo­cu­pan­te de to­do es que exis­ten se­rias du­das res­pec­to a la ca­li­dad ge­ne­ral de los tex­tos es­co­la­res na­cio­na­les en com­pa­ra­ción con los de paí­ses con buen ni­vel edu­ca­cio­nal. Es­to fue evi­den­cia­do por el in­for­me de la co­mi­sión Ey­za­gui­rre-Fon­tai­ne del CEP de 1997, y lue­go ac­tua­li­za­do y con­fir­ma­do por la investigación “Tex­tos es­co­la­res y ca­li­dad edu­ca­ti­va” de 2013 de Seoa­je y Ore­lla­na. Así, a pe­sar de al­gu­nos es­fuer­zos del Mi­ne­duc du­ran­te los úl­ti­mos años, es po­si­ble que es­te­mos eli­gien­do en­tre lo ma­lo y lo me­nos ma­lo, y pa­gán­do­lo ca­ro.

En es­te es­ce­na­rio, una po­si­bi­li­dad pa­ra ge­ne­rar com­pe­ten­cia en cuan­to a con­te­ni­dos se­ría que el Mi­ne­duc li­ci­ta­ra por se­pa­ra­do el con­te­ni­do y la im­pre­sión de los tex­tos, ade­más de pa­sar di­chos con­te­ni­dos al do­mi­nio pú­bli­co, lo que en­tre­ga­ría una al­ter­na­ti­va a los es­ta­ble­ci­mien­tos pri­va­dos. Así, vol­ve­ría más exi­gen­te un mer­ca­do que si ca­ye­ra hoy ba­jo el ra­dar de los mo­vi­mien­tos so­cia­les, se­ría in­de­fen­di­ble. Exis­ten se­rias du­das res­pec­to a la ca­li­dad ge­ne­ral de los tex­tos es­co­la­res na­cio­na­les en com­pa­ra­ción con los de paí­ses con buen ni­vel edu­ca­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.