La “sel­fie” de Cris­ti­na K

La Tercera - - MUNDO -

una po­si­ble fór­mu­la pre­si­den­cial.

Reutemann re­pre­sen­ta al pe­ro­nis­mo opo­si­tor al kirch­ne­ris­mo, pe­ro es la pri­me­ra vez que rom­pe con el jus­ti­cia­lis­mo pa­ra apo­yar de lleno a una fuer­za opo­si­to­ra de de­re­cha, que en es­te ca­so re­pre­sen­ta Ma­cri.

Su apo­yo, le po­si­bi­li­ta pro­yec­ción na­cio­nal al PRO, muy fuer­te en la ca­pi­tal de Ar­gen­ti­na, pe­ro con po­ca pe­ne­tra­ción en el país. Apar­te que el pe­ro­nis­mo ha si­do la fuer­za de­ter­mi­nan­te en Ar­gen­ti­na des­de 1989, con un bre­ve pa­rén­te­sis en­tre 1999 y 2001.

Ma­cri di­fe­ren­ció a Reutemann del pe­ro­nis­mo e in­sis­tió en que “hay que le­van­tar las mis­mas ban­de­ras que el pe­ro­nis­mo, pe­ro ha­cer­lo co­rrec­ta­men­te”.

A su vez, Reutemann elo­gió la fi­gu­ra del al­cal­de de Bue­nos Ai­res y con­si­de­ró que “re­pre­sen­ta el cam­bio” y por eso com­pro­me­tió su apo­yo.

Ma­cri tam­bién ha rea­li­za­do alian­zas elec­to­ra­les con otros sec­to­res. Así lo­gró una alian­za con la dipu­tada de cen­tro iz­quier­da y fun­da­do-

Pre­si­den­ta de Ar­gen­ti­na, Cris­ti­na Fernández, sor­pren­dió en las re­des so­cia­les, con la pu­bli­ca­ción de una se­rie de sel­fies que se to­mó en me­dio de la inau­gu­ra­ción de un edi­fi­cio mu­ni­ci­pal en la lo­ca­li­dad de Be­ra­za­te­gui, en la ra de la Coa­li­ción Cí­vi­ca ARI, Eli­sa Ca­rrió.

“Reutemann y Ca­rrió son com­pa­ti­bles, tie­nen va­lo­res co­mu­nes, son bue­na gen­te que quie­re el bien de los de­más. Acá lo im­por­tan­te es la gen­te”, di­jo Ma­cri pa­ra de­fen­der el acuer­do se­gún con­sig­nó en un pro­gra­ma de te­le­vi­sión de la se­ñal ar­gen­ti­na TN.

Una en­cues­ta da­da a co­no­cer el fin de se­ma­na mos­tró a Ma­cri por pri­me­ra vez li­de­ran­do la in­ten­ción de vo­to, por so­bre otros can­di­da­tos de opo­si­ción y tam­bién del ofi­cia­lis­mo. En el son­deo de la fir­ma Ma­na­ge­ment & Fit, el can­di­da­to del PRO, ob­ten­dría un 27,9% de los vo­tos. En el son­deo, Ma­cri pa­re­ce ha­ber ca­pi­ta­li­za­do el des­con­ten­to ha­cia el go­bierno, y tam­bién el efec­to que cau­só la muer­te del fis­cal Al­ber­to Nis­man.

Has­ta aho­ra, el ofi­cia­lis­mo tie­ne a va­rios pre­can­di­da­tos a la pre­si­den­cia, en­tre ellos el go­ber­na­dor de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, Daniel Scio­li, pe­ro nin­guno cuen­ta has­ta el mo­men­to con la ve­nia de la Pre­si­den­ta Cris­ti­na Fernández. pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res. Es­ta fo­to, to­ma­da con un “sel­fie stick” (un bas­tón pa­ra ado­sar cá­ma­ras y te­lé­fo­nos) fue pu­bli­ca­da en su pro­pia cuen­ta de twit­ter, don­de la man­da­ta­ria tie­ne más de 3,5 mi­llo­nes de se­gui­do­res.

ANA­LIS­TA POLITICO AR­GEN­TINO

¿Có­mo in­ter­pre­ta los di­chos de Ma­cri don­de reivin­di­ca al pe­ro­nis­mo?

Los di­chos de Ma­cri en reali­dad se neu­tra­li­zan con sus alian­zas con otros po­lí­ti­cos ra­di­ca­les en va­rias provincias de Ar­gen­ti­na.

¿Cuán­to ne­ce­si­ta Ma­cri del apo­yo pe­ro­nis­ta?

Real­men­te la di­vi­so­ria pe­ro­nis­mo-no pe­ro­nis­mo no es ya el eje cen­tral de la po­li­ti­ca ar­gen­ti­na. Por su­pues­to, Ma­cri ne­ce­si­ta vo­tos de vo­tan­tes pe­ro­nis­tas, tan­to como otros vo­tos.

¿Como los de Carlos Reutemann?

El acer­ca­mien­to a Reutemann en par­te res­pon­de a esa ne­ce­si­dad. El no es só­lo un di­ri­gen­te pe­ro­nis­ta, es uno de los po­li­ti­cos con me­jor ima­gen en el país. Es­tá más alla del bien y del mal. A Ma­cri no pue­den res­tar­le na­da es­tas alian­zas. Con se­gu­ri­dad le su­ma en San­ta Fe (Reutemann es se­na­dor por esa pro­vin­cia), don­de el ma­cris­mo tie­ne po­si­bi­li­da­des de ga­nar.

RRLa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.