El Ba­rça da otro re­pa­so a Pe­lle­gri­ni

El cua­dro ca­ta­lán su­peró 2-1 como vi­si­ta a Man­ches­ter City en la ida. Es la de­rro­ta nú­me­ro 17 del DT chi­leno an­te los azul­gra­nas. Mes­si fa­lló un pe­nal en el fi­nal, que pu­do sen­ten­ciar la se­rie.

La Tercera - - NEGOCIOS - Kun Agüe­ro

La his­to­ria pe­sa. Y en es­te ca­so, las es­ta­dís­ti­cas tam­bién. Una vez más, Bar­ce­lo­na vol­vió a amar­gar a Ma­nuel Pe­lle­gri­ni, como vie­ne ocu­rrien­do des­de el de­sem­bar­co del téc­ni­co chi­leno en Eu­ro­pa. Es­ta vez el cua­dro ca­ta­lán su­peró 2-1 a Man­ches­ter City en el due­lo de ida de los oc­ta­vos de fi­nal de la Li­ga de Cam­peo­nes y to­mó una ven­ta­ja im­por­tan­te en la eli­mi­na­to­ria.

Des­de el arran­que, la his­to­ria em­pe­zó tor­ci­da pa­ra Pe­lle­gri­ni. Bar­ce­lo­na, ins­pi­ra­do como po­cas ve­ces en es­ta tem­po­ra­da, des­tro­zó el plan­tea­mien­to del City so­bre la ba­se de cua­tro pi­la­res fun­da­men­ta­les: po­se­sión, pre­ci­sión, pre­sión y so­bre to­do pro­fun­di­dad. Por lar­gos pa­sa­jes se pa­re­ció in­clu­so a aquel con­jun­to di­ri­gi­do ha­ce unos años por Pep Guar­dio­la.

La idea del téc­ni­co chi­leno de in­ter­cam­biar gol­pe por gol­pe con los ca­ta­la­nes no fun­cio­nó. Ali­near a dos delanteros y dos vo­lan­tes ex­ter­nos, pa­ra in­ten­tar ha­cer­le da­ño en ata­que al equi­po ca­ta­lán só­lo que­dó en el pa­pel. Y es que ja­más pu­do com­par­tir el do­mi­nio del ba­lón. En­ton­ces, re­sul­tó im­po­si­ble si­quie­ra ge­ne­rar ac­cio­nes de pe­li­gro. Du­ran­te to­do el primer tiem­po, ape­nas tu­vo un re­ma­te al ar­co, lo que mar­ca cla­ra­men­te la po­ca agre­si­vi­dad en los úl­ti­mos me­tros.

En con­tra­par­ti­da, Bar­ce­lo­na mos­tra­ba to­da su ri­que­za in­di­vi­dual y co­lec­ti­va so­bre el cam­po del Etihad. A di­fe­ren­cia del año pa­sa­do, cuan­do en es­ta mis­ma ins­tan­cia ne­ce­si­tó de una ayu­da ar­bi­tral pa­ra sa­lir con una vic­to­ria des­de Man­ches­ter, es­ta vez su­po plas­mar en el mar­ca­dor to­da su su­pe­rio­ri­dad en el jue­go.

Li­de­ra­dos por un ins­pi­ra­do Lio­nel Mes­si, quien de­ci­dió con­du­cir a sus com­pa­ñe­ros des­de una po­si­ción más re­tra­sa­da, pe­ro no por eso me­nos in­flu­yen­te en el jue­go, Bar­ce­lo­na en­con­tró es­pa­cios en to­das las zo­nas del cam­po de jue­go pa­ra edi­fi­car su do­mi­nio . Una vez que de­tec­tó la po­ca re­cu­pe­ra­ción de ba­lón que te­nía el City, lo so­me­tió a una pre­sión as­fi­xian­te, es­pe­cial­men­te en el primer tiem­po.

En esos 45 mi­nu­tos, el mar­ca­dor re­gis­tró dos go­les, am­bos con­ver­ti­dos por Luis Suá­rez, pe­ro la sen­sa­ción tér­mi­ca era de­mo­le­do­ra. Bien pu­die­ron ser cua­tro o cin­co. Si no hu­bo más tan­tos en fa­vor de Bar­ce­lo­na fue por un par de bue­nas in­ter­ven­cio­nes de Joe “No que­ría­mos es­te re­sul­ta­do, pe­ro to­do es­tá abier­to; como siem­pre va­mos a lu­char has­ta el fi­nal” Hart y por im­pe­ri­cia en la pun­ta­da fi­nal de los arie­tes ca­ta­la­nes.

Al­go me­jo­ró el City en el se­gun­do tiem­po, es­pe­cial­men­te tras el in­gre­so de Fer­nan­din­ho por Nas­ri. Jus­ta­men­te, la pre­sen­cia de un re­cu­pe­ra­dor en el me­dio­cam­po le per­mi­tió al equi­po de Pe­lle­gri­ni sos­te­ner una ma­yor pre­sión en el cam­po ri­val.

Así na­ció el des­cuen­to de Ser­gio Agüe­ro, a los 70’, tras una re­cu­pe­ra­ción de Clichy a la sa­li­da del área de Bar­ce­lo­na. Des­gra­cia­da­men­te pa­ra el téc­ni­co chi­leno, el pro­pio la­te­ral fran­cés se iría ex­pul­sa­do mi­nu­tos más tar­des por una fuer­te en­tra­da so­bre Da­ni Al­ves. El en­vión que su­po­nía el tan­to del arie­te ar­gen­tino se des­va­ne­ció con la des­ven­ta­ja nu­mé­ri­ca.

Qui­zás si lo úni­co res­ca­ta­ble pa­ra Pe­lle­gri­ni se­ría el pe­nal per­di­do por Mes­si en los des­cuen­tos, que de al­gún mo­do le dio vida pa­ra el jue­go de vuel­ta. Aun­que por jue­go, la di­fe­ren­cia en­tre uno y otro fue­se abis­man­te.

La re­van­cha, pro­gra­ma­da pa­ra el 18 de mar­zo en Camp Nou, su­po­ne una em­pre­sa gi­gan­tes­ca pa­ra Pe­lle­gri­ni y su equi­po, que nun­ca en la his­to­ria su­peró los oc­ta­vos de fi­nal de la Li­ga de Cam­peo­nes. Las es­ta­dís­ti­cas, pa­ra col­mo, jue­gan en con­tra del téc­ni­co chi­leno, que ne­ce­si­ta­rá me­jo­rar mu­chí­si­mo si no quie­re hi­po­te­car su fu­tu­ro en In­gla­te­rra. Una eli­mi­na­ción po­dría ser un gol­pe de no­cáut.

FO­TO:REUTERS

Luis Suá­rez co­nec­ta el cen­tro de Jor­di Alba y ano­ta el se­gun­do tan­to de Bar­ce­lo­na an­te Man­ches­ter City.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.