Quién es el in­vi­ta­do más ines­pe­ra­do de la fies­ta

Sin gran pre­sen­cia en los me­dios, el gru­po de reg­gae fue con­fir­ma­do en la ci­ta -cie­rran es­ta no­che- lue­go de re­ple­tar dos ve­ces el Mo­vis­tar Are­na en di­ciem­bre. En su pre­sen­ta­ción el gru­po in­clui­rá vi­sua­les del pin­tor Ra­fael Tre­lles, y to­ca­rá por pri­me­ra

La Tercera - - SOCIEDAD VIÑA 2015 - Por Ma­tías de la Ma­za Mú­si­ca sin tiem­po.

EN DI­CIEM­BRE que­dó cla­ro su al­can­ce en Chile. Dos pre­sen­ta­cio­nes, con el Mo­vis­tar Are­na re­ple­to pa­ra ca­da oca­sión, con­vo­ca­ron a cer­ca de 30 mil per­so­nas, nú­me­ro que en nues­tro país só­lo pue­den re­unir con esa fa­ci­li­dad un pu­ña­do de ar­tis­tas.

Pe­ro Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca no es el clá­si­co fe­nó­meno mu­si­cal. No go­zan de ex­ce­si­va ro­ta­ción en las ra­dios na­cio­na­les, ni una am­plia co­ber­tu­ra en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. “Sien­to que nues­tra mú­si­ca no es­tá re­ga­da por to­dos la­dos, sino que la gen­te lle­ga a ella por­que la bus­can, o la ne­ce­si­tan”, di­ce el gui­ta­rris­ta y ba­jis­ta Omar Silva, sen­ta­do jun­to a los otros cua­tro miem­bros ofi­cia­les de la ban­da en una te­rra­za del Ho­tel She­ra­ton. “Ca­da pa­so que he­mos da­do ha si­do len­to, pe­ro se­gu­ro, y creo que eso es par­te de lo que ha pa­sa­do aquí en Chile”, agre­ga.

Como fiel ex­po­nen­te del reg­gae ac­tual, las can­cio­nes del gru­po tie­nen men­sa­jes so­cia­les y po­lí­ti­cos, pe­ro sus miem­bros dis­tan de ser agre­si­vos. Ac­ti­tud re­la­ja­da y to­nos sua­ves mar­can las de­cla­ra­cio­nes del con­jun­to. “Pa­ra dar un men­sa­je so­cial, nun­ca voy a de­cir ‘ve­te al ca­ra­jo’. Lo bo­ni­to de es­te pro­yec­to es que la mú­si­ca es­tá es­cri­ta de una ma­ne­ra en que pri­me­ro te abre la men­te, y lue­go te lle­ga al co­ra­zón”, afir­ma el vo­ca­lis­ta y ba­jis­ta, Willy Ro­drí­guez.

El gru­po co­men­zó en 1996, cuan­do en la uni­ver­si­dad, Bo­ris Bil­braut (ba­te­ría y voz), co­no­ci­do por su gran imi­ta­ción del tono de Bob Mar­ley, de­ci­dió for­mar un con­jun­to con Eliut González (gui­ta­rras). La ne­ce­si­dad de un ba­jis­ta de­ri­vó en la lle­ga­da de Ro­drí­guez, quien asu­mió ade­más la voz prin­ci­pal. “To­do fue muy in­ge­nuo, ni si quie­ra nos dis­po­nía­mos a ha­cer can­cio­nes ori­gi­na­les. Só­lo sa­bía­mos que que­ría­mos to­car reg­gae” di­ce el vo­ca­lis­ta, a lo que Bil­braut agre­ga, “coin­ci­dió que por esa épo­ca vi­si­ta­ban mu­cho Puer­to Ri­co ban­das clá­si­cas del gé­ne­ro, como The Wai­lers, Steel Pul­se, The Con­gos, etc”.

M.O.T.A. (2005) es el dis­co que ex­pan­dió su fa­ma a ni­vel in­ter­na- cio­nal, y, con­sul­ta­dos so­bre cuán­do sin­tie­ron que lo­gra­ron ex­pan­dir­se a Su­da­mé­ri­ca, to­dos coin­ci­den en el mis­mo año; 2007, don­de rea­li­za­ron su pri­me­ra gi­ra en la re­gión. “Nos de­mo­ra­mos mu­chí­si­mo en lo­grar lle­gar a Su­da­mé­ri­ca. Fue­ron 11 años, en los que sien­to que acá éra­mos una es­pe­cie de mi­to. Pe­ro lo lo­gra­mos, y de cier­ta ma­ne­ra, se rom­pió se mi­to. Es­tá­ba­mos aquí”, di­ce Bil­braut.

Nun­ca ha­bien­do fir­ma­do por un gran se­llo, el ca­mino a la ma­si­vi­dad de la ban­da fue len­to. “No to­ma­mos los ata­jos, nos fui­mos por el ca­mino di­fí­cil”, di­ce Eliut González, agre­gan­do que, “re­cha­za­mos mu­chas ofer­tas que nos hu­bie­ran da­do más ex­po­si­ción. Pe­ro no era lo que que­ría­mos. Ha si­do to­do más de a po­co, pe­ro por eso mis­mo, el éxi­to que con­se­gui­mos nos da mu­cha más sa­tis­fac­ción y or­gu­llo”.

El gru­po se pre­sen­ta­rá hoy por pri­me­ra vez en la Quin­ta Ver­ga­ra, ce­rran­do la jor­na­da festivalera, mo­men­to que de­fi­nen como la “con­sa­gra­ción” en Chile. La pre­sen­ta­ción in­clui­rá vi­sua­les crea­das pa­ra la oca­sión, con pin­tu­ras ani­ma­das del ar­tis­ta puer­to­rri­que­ño Ra­fael Tre­lles. “No te­ne­mos du­das de que el pú­bli­co va a sen­tir nues­tra mú­si­ca”, con­clu­ye Ro­drí­guez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.