Abor­to: opi­nión de pa­dres se­rá oí­da, pe­ro no vin­cu­lan­te, en ca­sos de me­no­res de 14 años

► Si fal­ta per­mi­so de pro­ge­ni­to­res, tri­bu­nal re­co­ge­rá su pos­tu­ra y de mé­di­cos, pe­ro so­lo co­mo in­su­mo. ► Co­mi­sión de Cons­ti­tu­ción de­ba­ti­rá hoy la ob­je­ción de con­cien­cia, uno de los as­pec­tos más re­ñi­dos.

La Tercera - - Nacional - Da­vid Agua­yo

La Co­mi­sión de Cons­ti­tu­ción del Se­na­do re­to­mó ayer la dis­cu­sión del pro­yec­to de ley que des­pe­na­li­za el abor­to en ca­sos de ries­go ma­terno, in­via­bi­li­dad fe­tal y vio­la­ción, que cuen­ta con su­ma ur­gen­cia y se es­pe­ra se des­pa­che es­te mes a la Cá­ma­ra.

Ayer, la ins­tan­cia -tras un ar­duo de­ba­te- re­sol­vió que la opi­nión de los pa­dres no se­rá vin­cu­lan­te ni de­ci­si­va en los ca­sos de me­no­res de 14 años que de­ci­dan in­te­rrum­pir su em­ba­ra­zo, pe­se a que se­rá re­co­gi­da co­mo par­te del aná­li­sis que de­be­rán rea­li­zar los tri­bu­na­les, an­tes de emi­tir una re­so­lu­ción en un pla­zo no ma­yor a 48 ho­ras.

La iniciativa plan­tea que es­te gru­po, además de ma­ni­fes­tar su vo­lun­tad, de­be con­tar con la au­to­ri­za­ción de uno de sus pa­dres pa­ra lle­var a ca­bo el pro­ce­di­mien­to. Sin em­bar­go, en ca­sos de opo­si­ción de és­tos y de no exis­tir un re­pre­sen­tan­te le­gal, la ni­ña, asis­ti­da por un in­te­gran­te del equi­po de sa­lud, po­drá so­li­ci­tar a un juez de fa­mi­lia que cons­ta­te la ocu­rren­cia de la cau­sal.

Así, quedará en ma­nos del tri­bu­nal re­sol­ver la in­te­rrup­ción del em­ba­ra­zo. Sin em­bar­go, se in­cor­po­ró, a so­li­ci­tud de los se­na­do­res de opo­si­ción, una in­di­ca­ción que per­mi­ti­rá a los pa­dres pre­sen­tar su opi­nión al juez, así co­mo tam­bién la ver­sión del equi­po mé­di­co, an­te­ce­den­tes que se­rán con­si­de­ra­dos co­mo in­su­mos pa­ra el aná­li­sis del ca­so.

“Lo que se es­ta­ble­ce es que el juez, al mo­men­to de to­mar la de­ci­sión, de­be oír a los re­pre­sen­tan­te le­ga­les, pe­ro su opi­nión no es vin­cu­lan­te, por­que se pue­de dar el ca­so de que la ni­ña ha­ya si­do vio­len­ta­da se­xual­men­te por uno de ellos”, ex­pli­có el pre­si­den­te de la me­sa, Fe­li­pe Har­boe (PPD).

En tan­to, el se­na­dor Al­ber­to Es­pi­na (RN) cues­tio­nó la nor­ma­ti­va y que la opi­nión de los pa­dres no sea de­ci­si­va: “Lo que yo he sos­te­ni­do es que si una me­nor de 14 años no ha si­do par­te de una agre­sión fí­si­ca y tu­vo una re­la­ción con­sen­sua­da, el pa­dre de­be ser con­sul­ta­do, y si se el se opo­ne, su opi­nión de­be pre­va­le­cer”.

La opi­nión fue res­pal­da­da por su par de la UDI Her­nán La­rraín. “Me pa­re­ce muy preo­cu­pan­te es­ta cons­tan­te que hay en las po­lí­ti­cas del cen­tros pú­bli­cos del Mi­nis­te­rio de Sa­lud ofre­ce­rán los tra­ta­mien­tos, qui­rúr­gi­cos y far­ma­co­ló­gi­cos, pa­ra in­te­rrum­pir em­ba­ra­zos.

gobierno de em­pe­zar a pres­cin­dir de la opi­nión de los pa­dres en cues­tio­nes que afec­tan a sus hi­jos”.

A su vez, la mi­nis­tra de la Mu­jer, Clau­dia Pas­cual, re­ba­tió que “aquí hay una preo­cu­pa­ción en el mar­co de la pro­tec­ción de la me­nor, de es­tar en ple­na con­cor­dan­cia res­pec­to de las po­si­bi­li­da­des de ries­go, mal­tra­to fí­si­co o sí­qui­co, des­arrai­go o aban­dono”.

Ob­je­ción de con­cien­cia

Ayer, la co­mi­sión tra­zó las pri­me­ras lí­neas del de­ba­te so­bre la apli­ca­ción de la ob­je­ción de con­cien­cia, uno de los as­pec­tos más re­ñi­dos de la iniciativa y que se re­vi­sa­rá hoy.

Al res­pec­to, el se­na­dor Al­fon­so de Urresti (PS) sos­tu­vo ho­ras se­rá el pla­zo que dis­pon­drán los tri­bu­na­les pa­ra re­sol­ver si pro­ce­de el abor­to en los ca­sos que se di­ri­man.

que “he plan­tea­do la in­quie­tud de que no de­be­ría exis­tir ob­je­ción de con­cien­cia en el sec­tor pú­bli­co, quie­nes es­tán en es­tos sec­to­res no pue­den es­tar es­gri­mien­do si­tua­cio­nes de es­ta na­tu­ra­le­za pa­ra no rea­li­zar una pres­ta­ción tan im­por­tan­te co­mo la in­te­rrup­ción del em­ba­ra­zo”, pos­tu­ra que coin­ci­de con la de Har­boe.

En cam­bio, el se­na­dor (ind.) Pe­dro Ara­ya plan­tea que es­ta cláu­su­la no só­lo apli­que a to­do mé­di­co que la in­vo­que, sino que sea ex­ten­si­ble, además, al res­to del equi­po de sa­lud que in­ter­ven­ga en el pro­ce­di­mien­to.

En tan­to, los par­la­men­ta­rios de opo­si­ción afir­man que la ob­je­ción de con­cien­cia de­be am­pliar­se, además, a las ins­ti­tu­cio­nes de sa­lud.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.