PA­RA EN­TEN­DER

La Tercera - - Mundo -

Hoy las Farc de­ben

en­tre­gar el 40% res­tan­te de su ar­se­nal. El 1 de mar­zo co­men­zó la en­tre­ga de ar­mas de

la gue­rri­lla.

Has­ta la se­ma­na pa­sa­da, las Farc ha­bían en­tre­ga­do el 60% de su ar­se­nal en las 26 zo­nas ve­re­da­les don­de

se con­cen­tran.

Se es­pe­ra que pa­ra el

1 de agos­to las Farc de­jen de ser gue­rri­lla y co­mien­cen su trán­si­to pa­ra con­ver­tir­se en un

par­ti­do po­lí­ti­co. pro­ce­so.

De es­ta for­ma, las Farc com­ple­ta­rán la eta­pa fi­nal del desarme to­tal, el que for­ma par­te del Acuer­do de Paz al­can­za­do en no­viem­bre del año pa­sa­do, que po­ne fin a más de 50 años de con­flic­to ar­ma­do. Se­gún anun­ció el mi­nis­te­rio de Ha­cien­da co­lom­biano, al país le cos­ta­rá al­re­de­dor de US$ 44.000 mi­llo­nes en los pró­xi­mos 15 años im­ple­men­tar el acuer­do.

Has­ta la se­ma­na pa­sa­da, las Farc en­tre­ga­ron el 60% de su ar­se­nal en las 26 zo­nas ve­re­da­les, te­rre­nos en los que es­tán con­cen­tra­dos los cer­ca de 7.000 gue­rri­lle­ros. La eta­pa del desarme de­be­rá con­cluir la pró­xi­ma se­ma­na, se­gún el man­da­ta­rio, dan­do ini­cio a una nue­va fa­se del pro­ce­so de paz. Así, des­de ese mo­men­to, las Farc po­drán co­men­zar a or­ga­ni­zar­se co­mo un mo­vi­mien­to po­lí­ti­co y re­in­te­grar­se a la vi­da ci­vil. Has­ta aho­ra se ha ha­bla­do de ar­mas in­di­vi­dua­les, pe­ro no se ha da­do a co­no­cer una ci­fra oficial so­bre el ta­ma­ño real del ar­se­nal.

Se­gún el dia­rio El Tiem­po, el ac­to en que fi­nal­men­te la gue­rri­lla for­ma­li­za­rá su des­apa­ri­ción co­mo gru­po ar­ma­do se­rá en Me­se­tas, en el

de­par­ta­men­to de Me­ta, se pre­su­me que el pró­xi­mo 27 de ju­nio tras el re­gre­so de San­tos de Fran­cia.

Se es­ti­ma que ya pa­ra el 1 de agos­to, tras en­tre­gar la to­ta­li­dad de sus ar­mas a la ONU y cuan­do fi­na­li­cen las zo­nas ve­re­da­les, las Farc de­ja­rán de ser la gue­rri­lla más an­ti­gua de Amé­ri­ca La­ti­na pa­ra con­ver­tir­se en un par­ti­do po­lí­ti­co. De acuer­do a la re­vis­ta co­lom­bia­na Se­ma­na, ese mis­mo mes rea­li­za­rán su pri­mer con­gre­so co­mo un nue­vo par­ti­do y ve­rán los pa­sos a se­guir con mi­ras a las elecciones de 2018.

El pro­ce­so no ha es­ta­do exen­to de po­lé­mi­cas. Es­ta­ba pre­vis­to que pa­ra el 1 de ju­nio se en­tre­ga­ran la to­ta­li­dad de las ar­mas, pe­ro la fe­cha fue pos­ter­ga­da pa­ra hoy. Se­gún el dia­rio El Es­pec­ta­dor, ha exis­ti­do de­mo­ra ya

que el Al­to Co­mi­sio­na­do pa­ra la Paz de la ONU se ha re­tar­da­do en acep­tar las lis­tas de las ar­mas. En ese sen­ti­do, exis­te te­mor de que se be­ne­fi­cien per­so­nas que no fue­ron par­te de las Farc.

A su vez, las Farc te­men que el gobierno no cum­pla con las me­di­das de se­gu­ri­dad pa­ra los ex com­ba­tien­tes, por lo que ha in­ten­ta­do pre­sio­nar al gobierno. La gue­rri­lla ale­ga que ape­nas el 20% de las per­so­nas pri­va­das de la li­ber­tad han ob­te­ni­do los be­ne­fi­cios ju­rí­di­cos que es­tán vi­gen­tes des­de di­ciem­bre. Y además, las Frac si­guen re­cla­man­do que no exis­te un pro­gra­ma pa­ra la re­in­cor­po­ra­ción a la vi­da ci­vil. Se­gún de­nun­ció Car­los An­to­nio Lo­za­da, del se­cre­ta­ria­do de las Farc, exis­te un re­tra­so “preo­cu­pan­te” pa­ra la re­in­cor­po­ra­ción de la gue­rri­lla en la vi­da ci­vil.b

El mi­nis­tro del In­te­rior, Gui­ller­mo Ri­ve­ra, afir­mó ayer que la in­ves­ti­ga­ción pa­ra de­ter­mi­nar la res­pon­sa­bi­li­dad del ata­que ex­plo­si­vo que de­jó a tres mu­je­res muer­tas y nue­ve he­ri­das en un cen­tro co­mer­cial en Bo­go­tá, se en­cuen­tra “muy avan­za­da y en po­co tiem­po se da­rán a co­no­cer re­sul­ta­dos”. El gobierno ha­bía di­cho el do­min­go que es­ta­ba ba­ra­jan­do tres hi­pó­te­sis, pe­ro que por el mo­men­to no quie­re dar a co­no­cer in­for­ma­ción. Ri­ve­ra di­jo que el gobierno ha pre­fe­ri­do no re­ve­lar nom­bres de los in­vo­lu­cra­dos. “Se­ría irres­pon­sa­ble de mi par­te ha­cer se­ña­la­mien­tos. Lo más im­por­tan­te pa­ra la in­ves­ti­ga­ción es que és­ta ten­ga la de­bi­da re­ser­va por­que cual­quier fil­tra­ción pon­dría en pre­cau­ción a los res­pon­sa­bles de es­te he­cho re­pu­dia­ble”. Agre­gó que la fis­ca­lía y la po­li­cía “es­tán tra­ba­jan­do al más al­to ni­vel y con la ma­yor se­rie­dad”. Ayer la em­ba­ja­da de Fran­cia ho­me­na­jeó a una de las fa­lle­ci­das ori­gi­na­ria de ese país, mien­tras otra mu­jer fue se­pul­ta­da en Bo­go­tá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.