JA­RA­BE DE PA­LO vuel­ve con show y en el mo­men­to más emo­ti­vo de su can­tan­te

La Tercera - - Sociedad Tendencias - C. Ver­ga­ra http://www.la­ter­ce­ra.com/no­ti­cia/car­te­le­ra-de-ci­ne/

“Paul Do­nés vuel­ve con nue­vo dis­co, li­bro y la gi­ra 50 Pa­los, que ce­le­bra la vi­da”.

El ini­cio del co­mu­ni­ca­do con que la pro­duc­to­ra lo­cal The Fa­nLab anun­cia el re­torno de Ja­ra­be de Pa­lo pue­de so­nar a cli­ché pro­mo­cio­nal, a la ló­gi­ca fra­se vin­cu­la­da al ca­rác­ter fes­ti­vo que su­po­ne el co­mien­zo de to­da gi­ra. Pe­ro no: el can­tan­te del con­jun­to es­pa­ñol atra­vie­sa en los úl­ti­mos me­ses uno de los mo­men­tos más desafiantes de su exis­ten­cia. Y tie­ne mo­ti­vos pa­ra mi­rar la vi­da con de­cla­ra­do op­ti­mis­mo.

Lue­go que en 2015 se le diag­nos­ti­ca­ra un cán­cer de co­lon, y que un año más tar­de él mis­mo anun­cia­ra que es­ta­ba “limpio” de la si­tua­ción, en fe­bre­ro pa­sa­do in­for­mó que una nue­va re­vi­sión mé­di­ca ha­bía arro­ja­do que la en­fer­me­dad es­ta­ba de re­gre­so. Así lo ex­pre­só a tra­vés de sus re­des so­cia­les: “¡Oh, oh! Ma­las no­ti­cias. Pa­sé un par de días pen­san­do. El can­gre­jo vol­vía a des­per­tar­se. ¿Qué con­se­cuen­cias po­dría te­ner eso?¿Có­mo iba a afec­tar a nues­tros pla­nes? Lle­va­ba un año y me­dio en ca­sa, un año y me­dio es­tu­pen­do, dis­fru­tan­do del oto­ño, del mar, de la fa­mi­lia, de pa­seos por la mon­ta­ña inex­pli­ca­bles. Aun­que a me­di­da que pa­sa­ba el tiem­po, las ga­nas de vol­ver a pi­sar un es­ce­na­rio se con­vir­tie­ron en una ne­ce­si­dad de pri­mer or­den. Des­pués de dar­le mu­chas vuel­tas, lle­gué a la con­clu­sión de que no iba a de­jar que el can­gre­jo me vol­vie­ra a apar­tar de la mú­si­ca. Me da­ba igual. Pa­sa­ra lo que pa­sa­ra, di­je­ran lo que di­je­ran, en 2017 Ja­ra­be vol­vía a los es­ce­na­rios”.

Y lo cum­plió: los hom­bres de hits co­mo Bo­ni­to, De­pen­de y La fla­ca edi­ta­ron en mar­zo el dis­co 50 pa­los -en alu­sión a las cin­co dé­ca­das que cum­plió Do­nés y don­de da cuen­ta de su vi­da tras los pro­ble­mas de sa­lud- y se em­bar­ca­ron en una gi­ra que in­clu­so pa­só por ci­tas mul­ti­tu­di­na­rias, co­mo el fes­ti­val Vi­ve latino me­xi­cano.

En ese con­tex­to, los eu­ro­peos re­ca­la­rán en Chi­le el mar­tes 17 de oc­tu­bre, con una pre­sen­ta­ción en el Tea­tro Ca­rio­la. Se tra­ta de la co­ro­na­ción de un his­tó­ri­co la­zo con el país, don­de sus sin­gles siem­pre go­za­ron de bue­na ro­ta­ción ra­dial y has­ta mu­si­ca­li­za­ron te­le­se­ries, además de lu­cir un paso por el Fes­ti­val de Vi­ña del Mar en 2004.

Pe­ro es­ta vez es muy po­si­ble que to­do sea di­fe­ren­te. Su úl­ti­ma en­tre­ga dis­co­grá­fi­ca vie­ne acom­pa­ña­da por un li­bro que, se­gún ha re­cal­ca­do el mis­mo vo­ca­lis­ta, es una con­fe­sión abier­ta acer­ca de sus úl­ti­mos años, en un tes­ti­mo­nio que po­cas ve­ces lo ha­bía re­tra­ta­do tan abier­to y des­nu­do fren­te el ojo pú­bli­co.

Por lo de­más, los es­pec­tácu­los que hoy en­ca­be­za con su ban­da es­tán de­di­ca­dos ca­si de ma­ne­ra ín­te­gra a quie­nes en­fren­tan la lu­cha con­tra el cán­cer.

El mú­si­co ha que­ri­do mi­rar el te­ma en pers­pec­ti­va en ca­da una de las in­ter­ven­cio­nes que ha rea­li­za­do fren­te a la pren­sa. Du­ran­te el lan­za­mien­to del tra­ba­jo en Bar­ce­lo­na, ex­pli­có que su on­có­lo­ga le di­jo que po­día tan­to vi­vir cin­co años más, co­mo tam­bién mo­rir­se a una edad muy avan­za­da. “No me es­toy mu­rien­do. Ten­go cán­cer, ya es­tá”, di­jo en­ton­ces.

La ven­ta de en­tra­das pa­ra su pre­sen­ta­ción en la ca­pi­tal par­te el jue­ves 29 de es­te mes, a tra­vés del sis­te­ma y los lo­ca­les Pun­to­tic­ket, y con pre­cios que van des­de los $27.000 (pla­tea) has­ta los $40.000 (pal­co). ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.