$40

In­gre­sos no acla­ra­dos y víncu­lo con tic­ke­te­ra: los re­pa­ros que en­fren­ta el pre­si­den­te de la SCD Los $160 mi­llo­nes que ga­nó Al­va­ro Sca­ra­me­lli su­pe­ran lo per­ci­bi­do por ar­tis­tas de al­ta ro­ta­ción. ► Tam­bién preo­cu­pa en el gre­mio su pa­ren­tes­co con el due­ño de

La Tercera - - Sociedad -

Los $162 mi­llo­nes que el pre­si­den­te de la SCD, Al­va­ro Sca­ra­me­lli, re­ci­bió du­ran­te el úl­ti­mo año por con­cep­to de de­re­chos de in­ter­pre­ta­ción, si­guen ge­ne­ran­do in­quie­tud y más de al­gún cues­tio­na­mien­to en­tre sus pa­res. Si bien en la úl­ti­ma asam­blea in­for­ma­ti­va de la ins­ti­tu­ción, que se reali­zó la noche del mar­tes en Be­lla­vis­ta, el man­da­más de la So­cie­dad Chi­le­na del De­re­cho de Au­tor des­car­tó cual­quier irre­gu­la­ri­dad en sus in­gre­sos, ex­pu­so an­te los so­cios los mo­ti­vos que lo lle­va­ron a per­ci­bir esas vo­lu­mi­no­sas ci­fras e in­clu­so anun­ció la crea­ción de una co­mi­sión mix­ta que re­vi­sa­rá los de­ta­lles del ca­so -en pa­ra­le­lo a la au­di­to­ría ex­ter­na a la que se so­me­te­rá el ser­vi­cio-, la fór­mu­la que uti­li­zó el ex in­te­gran­te del gru­po Ci­ne­ma pa­ra mul­ti­pli­car en has­ta 90 ve­ces sus ga­nan­cias des­de que asu­mió el car­go no con­ven­ce com­ple­ta­men­te a to­dos sus pa­res.

Se­gún la do­cu­men­ta­ción re­ve­la­da es­ta se­ma­na por me­dios co­mo El Mer­cu­rio o El Mos­tra­dor -la cual ha­bría si­do fil­tra­da por una ex fun­cio­na­ria de la ins­ti­tu­ción-, des­de que asu­mió la pre­si­den­cia de la en­ti­dad en ju­lio de 2015, Sca­ra­me­lli ha re­ci­bi­do tres pa­gos por con­cep­to de “de­re­chos co­ne­xos”. El pri­me­ro, en ju­lio de 2016, co­rres­pon­dien­te al pe­rio­do de ju­lio a di­ciem­bre del año an­te­rior, de $40 mi­llo­nes de pe­sos, lo que re­pre­sen­ta un 5% del fon­do to­tal a re­par­tir. A és­te le si­guió una li­qui­da­ción de $90 mi­llo­nes en enero pa­sa­do -un 12% del to­tal- a la que se su­mó una ter­ce­ra, en abril, por $32 mi­llo­nes.

De acuer­do a lo ex­pues­to en la asam­blea del mar­tes por el pro­pio Sca­ra­me­lli, quien has­ta an­tes de en­ca­be­zar la SCD te­nía ga­nan­cias en pro­me­dio de $800 mil por es­te ti­po de de­re­chos, el alza en sus in­gre­sos se ex­pli­ca en gran me­di­da por los ser­vi­cios que pres­tó pa­ra un canal de te­le­ven­tas, aun­que has­ta aho­ra no ha es­pe­ci­fi­ca­do de cuál se tra­ta ni tam­po­co la na­tu­ra­le­za de ese tra­ba­jo. Des­de el in­te­rior del or­ga­nis­mo acla­ran que se tra­ta de com­po­si­cio­nes en for­ma­to de cor­ti­nas mu­si­ca­les, “un con­jun­to de obras” que ha­brían si­do eje­cu­ta­das re­pe­ti­da­men­te y a dia­rio en es­tos seg­men­tos, lo que ha- bría ge­ne­ra­do un al­to mon­to en de­re­chos de in­ter­pre­ta­ción por ca­da se­gun­do de eje­cu­ción. Ade­más, es­tos blo­ques co­mer­cia­les se­rían par­te de la pro­gra­ma­ción de más de un canal de te­le­vi­sión, lo que ex­pli­ca­ría el al­to vo­lu­men de la ci­fra.

Con to­do, la ex­pli­ca­ción si­gue ge­ne­ran­do du­das en­tre al­gu­nos mú­si­cos, pa­ra quie­nes en su ma­yo­ría se tra­ta de un ni­cho des­co­no­ci­do y po­co cla­ro. “Yo al me­nos des­co­noz­co es­to de los ca­na­les de te­le­ven­tas, un ne­go­cio que al pa­re­cer da mu­cha pla­ta pe­ro que con­si­de­ro in­jus­to pa­ra los que nos rom­pe­mos la ca­be­za com­po­nien­do música”, se­ña­la Ro­ber­to Már­quez, vo­ca­lis­ta de Illa­pu, quien es­tu­vo pre­sen­te en la reunión. “Con­for­me no que­dé”, di­ce so­bre el en­cuen­tro. “Pue­de que des­de lo le­gal es­té to­do en re­gla, pe­ro no se ve bien que el pre­si­den­te de la SCD ga­ne esa can­ti­dad de pla­ta cuan­do la ma­yo­ría de los so­cios es­tá ga­nan­do mu­cho me­nos. Pue­de que ha­ya do­cu­men­tos que res­pal­den esos in­gre­sos des­de lo le­gal, pe­ro des­de lo éti­co me pa­re­ce cues­tio­na­ble”, agre­ga.

Una opi­nión si­mi­lar tie­ne Fer­nan­do Ubier­go, pre­si­den­te de la SCD en­tre 2004 y 2009. “Más allá de la le­ga­li­dad, es­to tie­ne que ver con la le­gi­ti­mi­dad”, ar­gu­men­ta el can- tau­tor, quien par­te acla­ran­do que con­fía en la bue­na fe de su su­ce­sor en el car­go, con quien se con­tac­tó es­ta se­ma­na. El au­tor de El tiem­po en las bas­ti­llas cree que “el me­ca­nis­mo uti­li­za­do pro­du­ce una dis­tor­sión en­tre obras que tie­nen una reproducción ga­ran­ti­za­da y otras de reproducción in­cier­ta”.

En ese sen­ti­do, y tal co­mo ex­po­ne en la car­ta que pre­ten­de en­viar por es­tos días al or­ga­nis­mo

Ubier­go con­si­de­ra que no pue­den te­ner la mis­ma ca­li­fi­ca­ción una obra des­ti­na­da a ge­ne­rar pla­ta en un ‘lla­me ya’ que una obra con va­lor ar­tís­ti­co”, al tiem­po que ca­li­fi­ca de

(ver re­cua­dro),

“iné­di­ta” la ci­fra per­ci­bi­da por Sca­ra­me­lli en los úl­ti­mos on­ce me­ses.

En efec­to, los mon­tos que el ac­tual man­da­más de la SCD re­ci­bió por su tra­ba­jo su­pe­ran lar­ga­men­te lo ge­ne­ra­do por otros ar­tis­tas na­cio­na­les de al­ta ro­ta­ción en el mis­mo pe­río­do de tiem­po. Jor­ge Gon­zá­lez, por ejem­plo, uno de los mú­si­cos que más sue­na en radio y te­le­vi­sión has­ta hoy, ex­hi­be ga­nan­cias -por de­re­chos au­to­ra­les y co­ne­xos- que van de los $40 a los $45 mi­llo­nes de pe­sos anua­les. En el ca­so de My­riam Her­nán­dez es­te mon­to os­ci­la en­tre los $10 y los $20 mi­llo­nes de pe­sos, lo mis­mo que re­co­no­ce Már­quez que per­ci­be Illa­pu en un buen año.

Tic­ke­te­ra de la dis­cor­dia

Sus ele­va­dos in­gre­sos no son el úni­co cues­tio­na­mien­to que en­fren­ta Sca­ra­me­lli por es­tos días, ya que exis­te otro an­te­ce­den­te que, si bien no fue tra­ta­do en la asam­blea de es­ta se­ma­na, ge­ne­ra rui­do mi­llo­nes es lo que per­ci­be Jor­ge Gon­zá­lez por de­re­chos en un buen año.

C. Ver­ga­ra / A. Del Real

en­tre al­gu­nos de los so­cios.

Se tra­ta de su víncu­lo con dT­tic­ket, la com­pa­ñía que des­de el año pa­sa­do se en­car­ga de co­mer­cia­li­zar las en­tra­das pa­ra to­dos los even­tos que se rea­li­zan en las tres sa­las que la SCD ad­mi­nis­tra en San­tia­go (en Pla­za Ega­ña, Be­lla­vis­ta y Pla­za Ves­pu­cio). Se­gún cons­ta en la do­cu­men­ta­ción en­tre­ga­da al Ser­vi­cio de Im­pues­tos In­ter­nos, la fir­ma tie­ne co­mo pro­pie­ta­rio a Mau­ri­cio An­drés Es­ca­lo­na Cal­de­rón, pri­mo de Al­va­ro Sca­ra­me­lli Es­ca­lo­na.

Des­de la SCD re­co­no­cen el pa­ren­tes­co aun­que des­car­tan que exis­ta un con­flic­to de in­te­rés, ya que se­gún ex­pli­can la tic­ke­te­ra no fue es­co­gi­da por su pre­si­den­te sino por el Area de Ad­qui­si­cio­nes de la ins­ti­tu­ción, lue­go de co­ti­zar con di­ver­sas fir­mas del ru­bro. En ese sen­ti­do, acla­ran que se in­cli­na­ron por dT­tic­ket por­que les pro­por­cio­na el me­jor ser­vi­cio pa­ra los 500 con­cier­tos que en pro­me­dio or­ga­ni­zan ca­da año en las sa­las.b

FO­TO: AGEN­CIA UNO

►► Al­va­ro Sca­ra­me­lli en el úl­ti­mo Día de la música.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.