Pa­no­ra­ma pos­pri­ma­rias

La Tercera - - Política -

ra ga­na­do­ra. No se re­quie­re de ne­go­cia­cio­nes es­pe­cia­les ni de reunio­nes par­ti­cu­la­res pa­ra su­mar com­pro­mi­sos.

¿Cree que la re­la­ción en­tre Os­san­dón y RN ya no tie­ne vuel­ta?

To­das las re­la­cio­nes po­lí­ti­cas pa­san por al­tos y ba­jos. He vis­to muer­tos an­dar car­gan­do ado­bes, no me ex­tra­ña­ría que el día de ma­ña­na el se­na­dor Os­san­dón -ya que to­da la gen­te que lo apo­ya es­tá en Re­no­va­ción Na­cio­nal- pien­se en RN co­mo al­ter­na­ti­va pa­ra vol­ver.

¿Qué cos­to asu­me RN en es­te mo­men­to con el se­na­dor?

El can­di­da­to pre­si­den­cial de RN es Se­bas­tián Pi­ñe­ra y pre­ten­der asu­mir un cos­to por la es­tra­te­gia con­fron­ta­cio­nal de un can­di­da­to de Chi­le Va­mos no me pa­re­ce ra­zo­na­ble. Has­ta aho­ra, no ha si­do la es­tra­te­gia más aplau­di­da por la ciu­da­da­nía y eso se va a re­fle­jar en las

pri­ma­rias del 2 de ju­lio.

Pe­ro él era mi­li­tan­te de RN, no de la UDI.

Pe­ro re­nun­ció. Cuan­do uno re­nun­cia, se aca­ba la li­ga­zón y la res­pon­sa­bi­li­dad del par­ti­do con el can­di­da­to y vi­ce­ver­sa.

¿Be­ne­fi­ció a RN, al me­nos, no ser re­pre­sen­ta­do por un can­di­da­to con una es­tra­te­gia con­fron­ta­cio­nal?

Po­cos chi­le­nos tie­nen la po­si­bi­li­dad de ser can­di­da­to pre­si­den­cial y Ma­nuel Jo­sé Os­san­dón no apro­ve­chó de la me­jor ma­ne­ra el ser can­di­da­to pre­si­den­cial. Ese es un te­ma per­so­nal de él y no di­ce re­la­ción con RN.

Di­ce que es­ta es­tra­te­gia con­fron­ta­cio­nal va a traer cos­tos que se ve­rían re­fle­ja­dos en las pri­ma­rias. ¿Qué quie­re de­cir?

Que­da tan po­co pa­ra que se pro­duz­can las pri­ma­rias, que lo me­jor es es­pe­rar a que la gen­te se pro­nun­cie y que lue­go ca­da uno sa­que sus con­clu­sio­nes y pro­yec­tar su tra­ba­jo político a fu­tu­ro. Por aho­ra, pre­fie­ro ce­rrar fi­las a que ten­ga­mos una bue­na con­vo­ca­to­ria y par­ti­ci­pa­ción y avan­ce­mos en una bue­na pri­ma­ria pa­ra el 2 de ju­lio.

Pen­san­do en ocho años pla­zo, ¿co­mo se pro­yec­ta Chi­le Va­mos? ¿Quién que­da en me­jor pie: Os­san­dón o Kast?

Fe­li­pe Kast ha he­cho una muy bue­na pri­ma­ria. Se ha des­ple­ga­do con ideas, pro­pues­tas pro­pias y tie­ne un tre­men­do fu­tu­ro. Y aun­que sue­ne ilu­so, ese fu­tu­ro tam­bién lo tie­ne Os­san­dón en la me­di­da en que sea­mos ca­pa­ces de co­rre­gir erro­res y de pro­yec­tar­se de bue­na ma­ne­ra sus li­de­raz­gos a fu­tu­ro. Es­toy se­gu­ro de que los dos, y otros más, tie­nen pro­yec­ción pa­ra que el pro­yec­to de Chi­le Va­mos no se ago­te en Pi­ñe­ra y su even­tual go­bierno a par­tir del pró­xi­mo año.b

¿Qué es in­tran­sa­ble pa­ra RN en un pro­gra­ma co­mún de Chi­le Va­mos?

Cuan­do le en­tre­ga­mos nues­tro pro­gra­ma de go­bierno a Se­bas­tián Pi­ñe­ra, in­cor­po­ra­mos un prin­ci­pio cla­ve: la so­li­da­ri­dad. Eso se tra­du­ce, por ejem­plo, en que no só­lo de­be­mos crear em­pleos, sino tra­ba­jos con con­tra­to y pre­vi­sión. No so­lo ge­ne­rar ac­ce­so a la sa­lud, sino a una sa­lud dig­na. No só­lo ho­ga­res más se­gu­ros, sino tam­bién reha­bi­li­ta­ción de de­lin­cuen­tes y una de­fen­sa pa­ra las víc­ti­mas. Es de­cir, que­re­mos que Chi­le vuel­va a cre­cer en lo eco­nó­mi­co y en lo so­cial.

¿Cuá­les son los de­sa­fíos lue­go del 2 de ju­lio?

Pri­me­ro: su­mar a to­dos los can­di­da­tos a la op­ción ga­na­do­ra. Se­gun­do: tra­ba­jar en un pro­gra­ma de go­bierno úni­co que sea lo más con­vo­can­te po­si­ble y, ter­ce­ro, lo­grar una lis­ta par­la­men­ta­ria úni­ca y com­pe­ti­ti­va. En es­to úl­ti­mo, no hay otra al­ter­na­ti­va, de lo con­tra­rio, se­ría un desas­tre elec­to­ral y afec­ta­ría fuer­te­men­te las po­si­bi­li­da­des de de­mos­trar go­ber­na­bi­li­dad co­mo coa­li­ción. Lo prin­ci­pal es, sin em­bar­go, de­rro­tar a la Nue­va Ma­yo­ría, que en­tró en una fa­se de des­com­po­si­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.