“Nues­tro ob­je­ti­vo ac­tual es em­pe­zar a re­pli­car en otros paí­ses lo que pa­só en Chi­le”

► Los Vás­quez, el gru­po chi­leno más po­pu­lar de la dé­ca­da, lan­za es­te año su ter­cer dis­co, con el que pre­ten­den lle­var su “pop ce­bo­lla” al con­ti­nen­te. ► En con­ver­sa­ción con La Ter­ce­ra, ha­blan de su nue­vo so­ni­do y de sus pla­nes de ex­pan­sión, don­de tra­zan pa

La Tercera - - Sociedad Espectáculos - An­drés del Real

No es el Mo­vis­tar Are­na que re­ple­ta­ron ha­ce dos años, ni las mul­ti­tu­di­na­rias gi­ras por el nor­te y sur del país, ni las más de 100 mil co­pias que se han des­pa­cha­do has­ta aho­ra de su de­but dis­co­grá­fi­co, el ál­bum na­cio­nal más ven­di­do del si­glo. Tam­po­co los exi­to­sos 15 sin­gles que han lan­za­do des­de 2010, los que aún li­de­ran los ran­kings y los ubi­can co­mo el gru­po chi­leno que más sue­na en el dial. Pa­ra Ita­lo y En­zo Vás­quez, el prin­ci­pal mo­ti­vo de or­gu­llo de es­tos sie­te años de ca­rre­ra es ha­ber con­se­gui­do to­do es­to ha­cien­do las co­sas a su pin­ta, a es­pal­das de la te­le­vi­sión pe­se a que han mu­si­ca­li­za­do ocho te­le­se­ries-, del Fes­ti­val de Vi­ña y de ca­si to­dos los có­di­gos de la pro­mo­ción tra­di­cio­nal.

“Es al­go pen­sa­do, una es­tra­te­gia cons­cien­te en ese sen­ti­do, pe­ro por so­bre to­do tie­ne que ver con nues­tra per­so­na­li­dad, con el equi­po que te­ne­mos y que nos de­mos­tró que po­día­mos ha­cer las co­sas de una ma­ne­ra dis­tin­ta al res­to”, re­su­me Ita­lo, sen­ta­do jun­to a su her­mano en un rin­cón de la sa­la de en­sa­yo-pro­duc­to­ra-gua­ri­da que am­bos com­par­ten en Ñu­ñoa, mi­nu­tos des­pués del pi­ta­zo fi­nal del Chi­leA­le­ma­nia. Es allí don­de por es­tos días el dúo coy­hai­quino tra­ba­ja en su ter­cer dis­co, pro­gra­ma­do pa­ra oc­tu­bre y del que ya ade­lan­ta­ron dos sin­gles; un LP sin tí­tu­lo de­fi­ni­do cu­yo ob­je­ti­vo es sal­dar el úni­co pen­dien­te que ven en lo in­me­dia­to: el éxi­to in­ter­na­cio­nal.

“Te­ne­mos ga­nas de em­pe­zar a mar­car pre­sen­cia en va­rios paí­ses don­de ya es­tá so­nan­do nues­tra mú­si­ca, co­mo Ar­gen­ti­na, Bo­li­via y Pe­rú. Ha­ce po­co nos pi­die­ron un sa­lu­do des­de la ra­dio más gran­de de Cos­ta Ri­ca, don­de tam­bién po­nen nues­tras can­cio­nes, y eso nos hi­zo pre­gun­tar­nos qué pa­sa­ría si en­fo­cá­ra­mos par­te de nues­tros es­fuer­zos ha­cia afue­ra”, cuen­ta En­zo Vás­quez so­bre los pla­nes de ex­por­ta­ción del “pop ce­bo­lla”, co­mo bau­ti­za­ron a su fór­mu­la so­no­ra en la que con­vi­ven la ran­che­ra, el fol­clor lo­cal y los rit­mos ur­ba­nos con el ro­man­ti­cis­mo de la ra­dio AM que su ma­dre man­tu­vo en­cen­di­da siem­pre en la ca­sa fa­mi­liar.

Es pre­ci­sa­men­te con una de esas pri­me­ras in­fluen­cias con quie­nes los au­to­res de Jua­na Ma­ría ini­cia­rán en ju­lio otra aven­tu­ra iné­di­ta: su pri­me­ra gi­ra en con­jun­to con Los An­ge­les Ne­gros uno de los prin­ci­pa­les re­fe­ren­tes que tie­ne su plan de ex­pan­sión, así co­mo el so­ni­do del nue­vo LP.

(ver re­cua­dro), ¿Qué se pue­de ade­lan­tar de es­te pró­xi­mo ál­bum?

En­zo V:

Ya lle­va­mos sie­te años en es­to, y si bien nun­ca va­mos a sol­tar el pop ce­bo­lla, que­re­mos re­no­var es­te so­ni­do in­cor­po­ran­do otros ele­men­tos. So­mos aman­tes de la mú­si­ca an­ti­gua, de la de los 70 pa­ra ade­lan­te, la que lla­man ‘mú­si­ca AM’. Hay va­rios so­ni­dos de esa épo­ca y de los 80 que no se es­cu­chan en la ra­dio hoy, pe­ro que nos ha­cen mu­cho sen­ti­do.

Nos sen­ti­mos de al­ma vie­ja por­que nos gus­ta mu­cho esa mú­si­ca. De he­cho, los arre­glos que in­cor­po­ra­mos son par­te de nues­tro ADN. Por eso aho­ra que­re­mos abrir­nos un po­qui­to más y su­mar esos ele­men­tos de la elec­tró­ni­ca de la ba­la­da, sin­te­ti­za­do­res an­ti­guos, co­sas así.

Ita­lo V: Los éxi­tos de sus otros dis­cos, de 2010 y 2014, si­guen en­tre los más to­ca­dos de las ra­dios. ¿Hay una pre­sión en eso? ¿Creen que lo nue­vo com­pe­ti­rá con sus can­cio­nes an­ti­guas?

E:

Eso igual ocu­rre, pe­ro lo ve­mos co­mo al­go más in­tui­ti­vo. De he­cho, a ve­ces des­car­ta­mos un acor­de que ya hi­ci­mos en otro te­ma, pe­ro eso es par­te del desafío del mú­si­co, de no ha­cer siem­pre lo mis­mo.

Es una com­pe­ten­cia sa­na que no­so­tros mis­mos nos im­po­ne­mos y qui­zás eso ha­ce que las can­cio­nes sean más per­du­ra­bles. Cuan­do hi­ci­mos, por ejem­plo Mién­te­me una

la sen­sa­ción fue co­mo ‘oh la can­ción ri­ca’, y uno bus­ca que la pró­xi­ma te pro­vo­que lo mis­mo.

I: El ál­bum coin­ci­de con su ob­je­ti­vo de ex­pan­sión. ¿Qué pla­nes se han tra­za­do al res­pec­to?

I:

Que­re­mos po­si­cio­nar­nos don­de nues­tra mú­si­ca ya lle­gó es­pon­tá­nea­men­te. He­mos es­ta­do via­jan­do e in­ves­ti­gan­do, por­que nues­tro ob­je­ti­vo es em­pe­zar a re­pli­car en otros paí­ses lo que pa­só acá, ex­pan­dién­do­nos des­de las pro­vin­cias. Es al­go sin apu­ro pe­ro tam­po­co tan­to, por­que hay ban­das que es­tán ocu­pan­do nues­tras can­cio­nes en Bo­li­via, en Ar­gen­ti­na, in­clu­so nos con­tac­tó un gru­po bra­si­le­ño que quie­re ver­sio­nar Enamo­ra­do y una ban­da si­na­loen­se que va a ha­cer Mién­te­me una vez. Eso me po­ne un po­co an­sio­so por­que quie­ro que co­noz­can nues­tras can­cio­nes pe­ro por no­so­tros.

“Que­re­mos re­no­var es­te so­ni­do in­cor­po­ran­do otros ele­men­tos. So­mos aman­tes de la mú­si­ca an­ti­gua, de la de los 70 pa­ra ade­lan­te, la que lla­man mú­si­ca AM”.

“Bus­ca­mos cui­dar nues­tro tra­ba­jo, na­da más. A Chi­co Tru­ji­llo y al Blo­que De­pre­si­vo tam­bién les ha ido bien si­guien­do esa mis­ma fór­mu­la”.

Con ese ob­je­ti­vo, una vi­tri­na co­mo la del Fes­ti­val de Vi­ña po­dría ser muy útil. ¿Si­guen re­cha­zan­do la op­ción de ac­tuar allí?

I:

Lo veo muy le­jano. Nun­ca hay que es­cu­pir al cie­lo, pe­ro si me pre­gun­tas aho­ra te di­go que no quie­ro ir. Sin du­da, aho­ra que es­ta­mos tra­tan­do de in­ter­na­cio­na­li­zar­nos, nos da­mos cuen­ta que el Fes­ti­val es sú­per im­por­tan­te en cier­to cir­cui­to, que nos ayu­da­ría en ese sen­ti­do, pe­ro es­ta­mos bus­can­do nues­tro pro­pio ca­mino. Sen­ti­mos que la te­le es muy vo­raz, aga­rra lo que le sir­ve en el mo­men­to y des­pués lo desecha. No­so­tros que­re­mos cui­dar nues­tro tra­ba­jo, na­da más, y esa de­ci­sión nos ha da­do muy bue­nos fru­tos. Aho­ra, no nos que­re­mos que­dar con el cré­di­to, a Chi­co Tru­ji­llo y al Blo­que De­pre­si­vo tam­bién les ha ido bien si­guien­do esa mis­ma fór­mu­la.b

FO­TO: LUIS SEVILLA

►► Los her­ma­nos En­zo e Ita­lo Vás­quez en el pa­tio de la ca­sa de Ñu­ñoa que ocu­pan co­mo ofi­ci­na y sa­la de en­sa­yo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.