La es­tra­te­gia de cam­pa­ña de Cris­ti­na K apun­ta a en­fren­tar a Ma­cri

► La ex pre­si­den­ta rea­li­za­rá una “ba­ta­lla po­lí­ti­ca” en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res. ► Allí com­pe­ti­rá con el par­ti­do go­ber­nan­te en las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas de oc­tu­bre.

La Tercera - - Mundo - Cons­tan­za Cruz D.

Cris­ti­na Fer­nán­dez ha­bía des­apa­re­ci­do de los es­ce­na­rios des­de su de­rro­ta elec­to­ral en 2015, cuan­do Mau­ri­cio Ma­cri triun­fó fren­te al en­ton­ces can­di­da­to ofi­cia­lis­ta Da­niel Scio­li y lle­gó a la Ca­sa Ro­sa­da. Pe­ro es­ta se­ma­na, Cris­ti­na K no só­lo lan­zó su nue­va coa­li­ción, Fren­te Uni­dad Ciu­da­da­na, sino que el sá­ba­do con­fir­mó que se­rá can­di­da­ta al Se­na­do por la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, la más po­bla­da y don­de tie­ne ma­yor res­pal­do. La ex man­da­ta­ria par­ti­ci­pa­rá en las pri­ma­rias le­gis­la­ti­vas que se rea­li­za­rán el 13 de agos­to, pa­ra lue­go com­pe­tir en los co­mi­cios del 22 de oc­tu­bre, don­de se re­nue­van 127 dipu­tados y 24 se­na­do­res.

La es­tra­te­gia de cam­pa­ña que im­pul­sa­rá Cris­ti­na K es cla­ra. Ayer, Jor­ge Taia­na, el ex can­ci­ller que irá jun­to a la ex pre­si­den­ta co­mo can­di­da­to a se­na­dor por Uni­dad Ciu­da­da­na, ase­gu­ró que am­bos bus­ca­rán “es­fuer­zos pa­ra po­ner una va­lla y de­te­ner el avan­ce de es­te pro­yec­to res­tau­ra­dor”, en re­fe­ren­cia al go­bierno de Ma­cri. Taia­na di­jo que que­ría lle­var a ca­bo una “ba­ta­lla po­lí­ti­ca”, y que “cual­quier pro­ble­ma que ha­ya ha­bi­do, el go­bierno lo agra­vó. Esa es la he­ren­cia que te­ne­mos”, se­ña­ló en una en­tre­vis­ta.

To­dos los ojos es­ta­rán pues- tos en la “ma­dre de to­das las ba­ta­llas”, en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, don­de vi­ve el 40% del elec­to­ra­do del país. Gran crí­ti­ca de la ges­tión de Ma­cri, Cris­ti­na K se en­fren­ta­rá allí ca­ra a ca­ra con el par­ti­do go­ber­nan­te, Cam­bie­mos, que apos­tó por el mi­nis­tro de Edu­ca­ción, Es­te­ban Bull­rich, y Gladys Gon­zá­lez co­mo sus can­di­da­tos a la Cá­ma­ra Al­ta.

Bull­rich de­pen­de del pre­si­den­te, quien se com­pro­me­tió en ha­cer cam­pa­ña a su fa­vor pa­ra ob­te­ner una vic­to­ria. Y Ma­cri apues­ta por ga­nar pa­ra re­afir­mar­se po­lí­ti­ca­men­te y ce­rrar to­da po­si­bi­li­dad de que la ex go­ber­nan­te pue­da lle­gar a la Ca­sa Ro­sa­da nue­va­men­te en 2019.

Si lo­gra un buen re­sul­ta­do en las le­gis­la­ti­vas, Cris­ti­na K se­rá la lí­der in­dis­cu­ti­ble de la opo­si­ción y lle­ga­rá al Se­na­do con el ob­je­ti­vo de cri­ti­car a Ma­cri y res­tar­le apo­yos. Ade­más, si lo­gra un es­ca­ño, po­dría lo­grar in­mu­ni­dad y even­tual­men­te li­brar­se de ser de­te­ni­da por tres causas en las que es­tá pro­ce­sa­da por su­pues­tos de­li­tos de lavado de di­ne­ro y co­rrup­ción.

La ex go­ber­nan­te, que de­ci­dió di­vi­dir al Par­ti­do Jus­ti­cia­lis­ta (PJ, pe­ro­nis­ta) y lan­zar su pro­pia fuer­za, in­ten­ta­rá ata­car di­rec­ta­men­te al pre­si­den­te, co­mo lo hi­zo ayer por su cuen­ta de Twit­ter. Allí apun­tó a la po­lí­ti­ca de en­deu­da­mien­to de Ma­cri. “Con la emi­sión

Pe­ro­nis­mo po­dría per­der ma­yo­ría ab­so­lu­ta

De los 24 es­ca­ños que se re­nue­van en la Cá­ma­ra Al­ta es­te año, só­lo cua­tro co­rres­pon­den al par­ti­do go­ber­nan­te, Cam­bie­mos. Si el par­ti­do de Ma­cri lo­gra arre­ba­tar­le, en con­jun­to con otras fuer­zas, tan só­lo seis de las 16 ban­cas que po­ne en jue­go el Par­ti­do Jus­ti­cia­lis­ta, la ma­yo­ría ab­so­lu­ta del Se­na­do ya no se­ría del pe­ro­nis­mo, que tie­ne 37 de 72 se­na­do­res pro­pios. de un bono a 100 años al 7,9% de in­te­rés, el go­bierno (...) obli­ga a las pró­xi­mas 25 pre­si­den­cias que lo su­ce­de­rán a que de­vuel­van ma­ña­na lo que él disfruta hoy”, es­cri­bió.

Ade­más, se­gún el dia­rio ar­gen­tino La Na­ción, Cris­ti­na K apun­ta a arrui­nar la Pre­si­den­cia de Ma­cri pa­ra te­ner un fu­tu­ro po­lí­ti­co y “eri­gir­se en la lí­der de una con­tra­co­rrien­te la­ti­noa­me­ri­ca­na ca­paz de dar vuel­ta la ma­rea neo­li­be­ral”.

Pe­ro el man­da­ta­rio, que cuen­ta con un apo­yo cer­cano al 50%, apro­ve­cha la di­vi­sión con la que lle­ga el pe­ro­nis­mo: Cris­ti­na K, con su nue­va for­ma­ción; el pe­ro­nis­ta di­si­den­te Ser­gio Mas­sa, y por úl­ti­mo Flo­ren­cio Ran­daz­zo, ex mi­nis­tro de Trans­por­tes kirch­ne­ris­ta. Es­ta frac­tu­ra de­be­ría fa­vo­re­cer al go­bierno. Sin em­bar­go, no se es­tá an­te cual­quier can­di­da­to. El pre­si­den­te lo sa­be, por lo que tam­bién se­rá cru­cial el rol que jue­gue la go­ber­na­do­ra de Bue­nos Ai­res, Ma­ría Eu­ge­nia Vidal, quien lo­gró de­rro­tar, en oc­tu­bre de 2015 y con­tra to­do pronóstico, al pe­ro­nis­mo en la pro­vin­cia, que la con­tro­la­ba des­de la dé­ca­da de 1980.b

FOTO: AFP

►► Cris­ti­na Fer­nán­dez y Mau­ri­cio Ma­cri, en ma­yo de 2014.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.