PA­RA EN­TEN­DER

La Tercera - - Nacional -

El 2015 la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let anun­ció du­ran­te la cuen­ta pú­bli­ca que a par­tir de 2016 se im­ple­men­ta­ría la gra­tui­dad en el sis­te­ma

uni­ver­si­ta­rio.

El be­ne­fi­cio es­tá en­fo­ca­do a jó­ve­nes que an­tes no te­nían la po­si­bi­li­dad de in­gre­sar al sis­te­ma ter­cia­rio por no al­can­zar be­cas o

cré­di­tos.

De­bi­do a que la gra­tui­dad no po­ne un lí­mi­te de edad pa­ra sus be­ne­fi­cia­rios, mu­chos adul­tos y adul­tos ma­yo­res tam­bién lo­gran ob­te­ner es­ta

ayu­da es­ta­tal. más em­ble­má­ti­cas. Pe­ro es­ta ayu­da fi­nan­cie­ra, que apun­ta a jó­ve­nes y adul­tos jó­ve­nes, no so­la­men­te lle­gó a ese ran­go eta­rio, sino que tam­bién be­ne­fi­ció a per­so­nas so­bre los 40 años e in­clu­so, so­bre 55 y más. De he­cho, en es­te úl­ti­mo gru­po hay 110 per­so­nas be­ne­fi­cia­das con el apo­yo es­ta­tal.

Ese fe­nó­meno ha ocu­rri­do de­bi­do a que pa­ra ser be­ne­fi­cia­do con la gra­tui­dad, bas­ta con ins­cri­bir­se en una ins­ti­tu­ción ads­cri­ta al be­ne­fi­cio y es­tar den­tro de la du­ra­ción for­mal de la ca­rre­ra. A di­fe­ren­cia de otras ayu­das fi­nan­cie­ras, la gra­tui­dad no exi­ge al pos­tu­lan­te al­gún pun­ta­je en la PSU ni un mí­ni­mo de no­tas en la en­se­ñan­za me­dia, así co­mo tam­po­co un por­cen­ta­je de apro­ba­ción de los ra­mos, lo que ha­ce más fá­cil re­ci­bir el be­ne­fi­cio.

“Uno de los ob­je­ti­vos de nues­tra po­lí­ti­ca de gra­tui­dad es po­der cum­plir el sue­ño de per­so­nas que quie­ren es­tu­diar y que por fal­ta de re­cur­sos no po­dían ha­cer­lo”, di­jo la mi­nis­tra de Edu­ca­ción, Adria­na Del­piano, a

Ter­ce­ra.

La

Ade­más, la se­cre­ta­ria de Es­ta­do di­jo que los be­ne­fi­cia­dos de­mues­tran un buen desem­pe­ño a pe­sar de que no se les exi­ge ni no­tas ni PSU. “He­mos com­pro­ba­do que los es­tu­dian­tes que el año pa­sa­do tu­vie­ron gra­tui­dad tie­nen sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te ma­yor re­ten­ción que el pro­me­dio del sis­te­ma, por lo tan­to son re­cur­sos bien uti­li­za­dos que ge­ne­ran un es­fuer­zo y com­pro­mi­so de los es­tu­dian­tes, in­de­pen­dien­te de su edad, con ellos mis­mos”.

Pa­ra Loreto Cox, in­ves­ti­ga­do­ra del Cen­tro de Es­tu­dios Pú­bli­cos Chi­le (CEP) es po­si­ti­vo que más adul­tos pue­dan in­gre­sar a la edu­ca­ción su­pe­rior. “Uno de nues­tros problemas es que, da­do que an­tes no ha­bía op­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to pa­ra la en­se­ñan­za su­pe­rior, la ge­ne­ra­ción ma­yor no ac­ce­dió a es­tu­diar. Por ello, dos ter­cios de nues­tra fuer­za la­bo­ral no tie­ne for­ma­ción ter­cia­ria”, di­jo la aca­dé­mi­ca.

Por eso, se­gún Cox, “hay que en­ten­der que cuan­do uno le per­mi­te es­tu­diar a la gen­te que no tu­vo la opor­tu­ni­dad de ha­cer­lo, eso pue­de ayu­dar a re­sol­ver los problemas de ca­pi­tal hu­mano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.