La alar­ma sal­ta en el se­gun­do pa­lo

► Piz­zi tra­ba­ja la fórmula, sin mar­ca per­so­nal, pa­ra no su­frir la po­ten­cia go­lea­do­ra del Bi­cho. ► Chi­le cer­có a Mes­si cuan­do te­nía la pe­lo­ta; a CR7 lo ha­rá pa­ra que no le lle­gue.

La Tercera - - Deportes - Al­va­ro Po­ble­te I. Mos­cú

“No hay nin­gún cu­co en Por­tu­gal”, lan­zan en la se­lec­ción chi­le­na. Y es­tá bien no sen­tir te­mor, pe­ro to­dos los que es­pe­ran la se­mi­fi­nal de ma­ña­na en­tre la Ro­ja y Por­tu­gal sa­ben que el nom­bre que se ro­ba las mi­ra­das es el de Cris­tiano Ro­nal­do, go­lea­dor del Real Ma­drid y can­di­da­to fir­me (por no de­cir se­gu­ro) a ga­nar un nue­vo Ba­lón de Oro.

Piz­zi tam­bién lo en­tien­de así y se ha preo­cu­pa­do de tra­ba­jar es­te as­pec­to. Eso sí, nun­ca ol­vi­dan­do el ver­da­de­ro gran po­der de la es­cua­dra bi­cam­peo­na de Amé­ri­ca: su fuer­za co­lec­ti­va. Pa­ra el Bi- cho, apo­do que acha­can a Cris­tiano en Es­pa­ña, no ha­brá mar­ca­ción in­di­vi­dual. No es el es­ti­lo de es­ta es­cua­dra. Sin em­bar­go, sí ha­brá un plan pa­ra evi­tar al má­xi­mo sus op­cio­nes de ha­cer­le da­ño a la Se­lec­ción.

A Mes­si, en la fi­nal de la Co­pa Cen­te­na­rio con Piz­zi, se le mar­có es­ca­lo­na­da y so­li­da­ria­men­te. Es de co­lec­ción la fo­to­gra­fía del as­tro ar­gen­tino con la pe­lo­ta, ro­dea­do de ju­ga­do­res chi­le­nos, que le qui­tan to­da op­ción de pa­se o mo­vi­mien­to ha­cia el ar­co.

An­te CR7, la idea es si­mi­lar, pe­ro con un pe­que­ño ma­tiz. Al ar­gen­tino lo cer­ca­ban cuan­do te­nía la pe­lo­ta, al lu­so lo cer­ca­rán pa­ra que no le lle­gue la pe­lo­ta. Cris­tiano tie­ne la ten­den­cia a car­gar­se por la iz­quier­da y des­de ahí me­ter dia­go­na­les mu­chas ve­ces mor­tí­fe­ras. Aun­que aho­ra jue­ga más co­mo de­lan­te­ro cen­tro. Apa­re­ce pa­ra re­ma­tar. Piz­zi ya tie­ne ano­ta­do ese y otros da­tos. “Lo más pe­li­gro­so de Ro­nal­do es su fa­ci­li­dad de re­ma­te”, in­di­can des­de el in­te­rior de la es­cua­dra crio­lla. Ais­lar­lo de la pe­lo­ta es una de las for­mas que ob­ser­va Ma­ca­nu­do pa­ra mi­ni­mi­zar las op­cio­nes del por­tu­gués de ha­cer efec­ti­va la te­sis.

El en­tre­na­dor trans­an­dino es­tá muy con­for­me con el ni­vel mo­tra­do por Tu­cu Her­nán­dez en la Co­pa Con­fe­de­ra­cio­nes, no tan­to así con el de Jo­sé Pe­dro Fuenzalida. La pre­sen­cia de uno u otro es lo que al­te­ra el es­que­ma de la es­cua­dra na­cio­nal. Si bien to­do se con­fir­ma­rá con la prác­ti­ca de hoy (18.00 de Ru­sia), el vo­lan­te del Cel­ta de Vi­go es la al­ter­na­ti­va que con­ven­ce al en­tre­na­dor, pen­san­do tam­bién en que con su pre­sen­cia al la­do de Mar­ce­lo Díaz, el equi­po au­men­ta en or­den, po­se­sión de pe­lo­ta y li­ber­tad pa­ra que Ar­tu­ro Vidal se tras­la­de a gus­to.

Gary Me­del re­gre­sa con se­gu­ri­dad. Es una car­ta im­por­tan­te en el tra­ba­jo de con­ten­ción de Cris­tiano, aun­que el plan es que a la ho­ra de en­fren­tar al Pitt­bull, la fi­gu­ra lu­sa ya ha­ya te­ni­do el ro­ce con otros ri­va­les. Mien­tras más le­jos re­cep­cio­ne del ar­co, me­jor.

Pa­ra Piz­zi tam­bién es im­por­tan­te el tra­ba­jo de los la­te­ra­les, Is­la y Beau­se­jour. A Cris­tiano, se­gún lo que han vis­to en la Ro­ja, le gus­ta pi­car al se­gun­do pa­lo pa­ra ga­nar la es­pal­da de sus mar­ca­do­res. El apo­yo de los ex­tre­mos y los cen­tra­les se­rá cla­ve.

Lo que tie­ne cla­ro la ban­ca na­cio­nal, en to­do ca­so, que el ma­yor pe­ca­do se­ría só­lo preo­cu­par­se de CR7 y des­cui­dar al res­to. Ce­dric por la de­re­cha y Rap­hael Gue­rrei­ro (por la iz­quier­da) son la­te­ra­les pe­li­gro­sos, de mu­cha ida y vuel­ta. Otra preo­cu­pa­ción pa­ra los na­cio­na­les, al igual que el otro go­lea­dor, An­dré Silva. El mo­nar­ca eu­ro­peo tie­ne va­rios nom­bres ilus­tres, pe­ro es­tá cla­ro tam­bién que el mo­no­po­lio del equi­po le per­te­ne­ce a Cris­tiano.b

FO­TO: AP

►► Cris­tiano Ro­nal­do, ayer, du­ran­te la prác­ti­ca de Por­tu­gal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.