Los pla­nes de los ga­na­do­res del reality Do­ble Ten­ta­ción

► La cu­ba­na Li­san­dra Silva y el ar­gen­tino Lean­dro Pen­na triun­fa­ron la no­che del do­min­go en el es­pa­cio emi­ti­do por Me­ga.

La Tercera - - Sociedad - Du­san­ka Obi­li­no­vic

Des­de que apa­re­cie­ron en pan­ta­lla la no­che del do­min­go pa­ra pro­ta­go­ni­zar la fi­nal de Do­ble ten­ta­ción, Li­san­dra Silva y Lean­dro Pen­na fue­ron ova­cio­na­dos por los pre­sen­tes, lo que los re­va­li­dó una vez más co­mo los fa­vo­ri­tos del pú­bli­co.

Mi­nu­tos más tarde, y a pe­sar de ha­ber vi­vi­do mu­chas com­pli­ca­cio­nes en las prue­bas fí­si­cas que pre­pa­ró el equi­po pa­ra ce­rrar el reality del pro­duc­tor Ig­na­cio Cor­va­lán en Me­ga, la cu­ba­na y el ar­gen­tino ven­cie­ron a la pa­re­ja que con­for­ma­ban el es­pa­ñol Abraham Gar­cía y la trasandina Fla­via Me­di­na.

“Fue mu­cha la emo­ción que vi­vi­mos, pe­ro fue un gran apren­di­za­je lo que nos pa­só, por­que nun­ca hay que ren­dir­se y hay que ir siem­pre al ob­je­ti­vo, aun­que es­tén pre­sen­te las com­pli­ca­cio­nes y el ago­ta­mien­to fí­si­co”, re­fle­xio­na Pen­na. “Hu­bo un mo­men­to en que me des­ma­yé, per­dí la conciencia, pe­ro le pe­dí a Dios y los án­ge­les que me die­ran la fuer­za pa­ra se­guir”, agre­ga Silva. El es­fuer­zo se tra­du­jo en un au­to pa­ra ca­da uno.

Sa­bien­do que se con­vir­tie­ron en los fa­vo­ri­tos, la pa­re­ja de­ci­dió que­dar­se a vi­vir en Chi­le, al me­nos por un tiem­po, pa­ra así apro­ve­char su buen mo­men­to me­diá­ti­co, y las mu­chas in­vi­ta­cio­nes a par­ti­ci­par en di­ver­sos pro­gra­mas, las que ya tie­nen en car­pe­ta. De­ci­sión opues­ta a la que to­ma­ron la ma­yo­ría de los otros ex­tran­je­ros que tam­bién par­ti­ci­pa­ron en Do­ble ten­ta­ción, co­mo Oria­na Gon­zá­lez Mar­zo­li, Luis Ma­teuc­ci, Pas­cual Fernández y Me­li­na Fi­gue­roa, en­tre otros. “Quie­ro ser una chi­le­na más y ver qué pa­sa. Si po (ríe)”, ase­gu­ra la cu­ba­na, que lle­va va­rios años vi­vien­do en Mia­mi, ejer­cien­do co­mo mo­de­lo. Su com­pa­ñe­ro, en tan­to, man­ten­drá la de­ci­sión que to­mó ha­ce tres años, lue­go de par­ti­ci­par en el reality Amor a prue­ba, de per­ma­ne­cer en San­tia­go tra­ba­jan­do.

Al in­te­rior del en­cie­rro de Ca­le­ra de Tan­go, la pa­re­ja se co­no­ció y co­men­zó su ro­man­ce. Es­to ha­ce que am­bos coin­ci­dan en afir­mar que lo me­jor que les pa­só en el reality fue ha­ber im­pul­sa­do su re­la­ción, y que lo bueno no se al­can­za a com­pa­rar con las co­sas ma­las que vi­vie­ron en los más de cin­co me­ses de pro­gra­ma. Pa­ra ella, to­do se re­su­me en que “mi ma­yor pre­mio fue el amor de Lean­dro. Me lle­vo to­do lo bo­ni­to que vi­ví aden­tro, co­mo la amis­tad de Do­mi­ni­que (Lat­ti­mo­re) y el apo­yo y ca­ri­ño de la gen­te. Pa­ra mí fue un gran reality, lo me­jor que he he­cho en mi vi­da”. El la com­ple­men­ta: “Co­no­cí a Li­san­dra, una gran mu­jer”.

A pe­sar de la bue­na ex­pe­rien­cia en el es­pa­cio, son cla­ros al ase­ve­rar que por aho­ra no tie­nen ga­nas de vol­ver a otro reality. “Uno nun­ca sa­be lo que pue­de pa­sar, pe­ro po­dría­mos te­ner una par­ti­ci­pa­ción dis­tin­ta y no en­ce­rrar­nos”, di­ce el ar­gen­tino.b

FO­TO: ME­GA

►► Los par­ti­ci­pan­tes triun­fa­do­res jun­to a los con­duc­to­res del es­pa­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.