Veterinarios ad­vier­ten los ries­gos de las die­tas ve­ga­nas pa­ra sa­lud de las mas­co­tas

► Ca­da día más per­so­nas op­tan por una ali­men­ta­ción ve­ge­ta­ria­na pa­ra sus pe­rros o ga­tos, pe­ro es­pe­cia­lis­tas des­acon­se­jan esa op­ción. ► Aler­tan que mer­ca­do na­cio­nal no cuen­ta con pro­duc­tos ve­ga­nos ade­cua­dos pa­ra las ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas de los ani­ma­les.

La Tercera - - Sociedad Tendencias - Pau­li­na Se­púl­ve­da G. Agus­tín Car­tes

Un es­tu­dio pu­bli­ca­do en 2015 en el Jour­nal of the Ame­ri­can Ve­te­ri­nary Me­di­cal As­so­cia­tion de EE.UU., ana­li­zó 24 ali­men­tos ve­ge­ta­ria­nos co­mer­cia­les pa­ra mas­co­tas, y de­ter­mi­nó que la ma­yo­ría no res­pon­día a los es­tán­da­res nu­tri­cio­na­les mí­ni­mos.

El pro­ble­ma es que pe­se a que es­tos pro­duc­tos no son to­do lo sano que se pro­mo­cio­na, mu­chos due­ños de mas­co­tas, en su ma­yo­ría ve­ga­nos, es­tán tras­pa­san­do sus há­bi­tos ali­men­ti­cios ve­ge­ta­ria­nos a sus pe­rros o ga­tos.

Son die­tas en las que sus due­ños op­tan por eli­mi­nar la car­ne, pes­ca­do, hue­vos, pro­duc­tos lác­teos y otros ali­men­tos ela­bo­ra­dos a par­tir de ani­ma­les y eli­gen ali­men­tos ve­ga­nos pa­ra mas­co­tas, ten­den­cia que en paí­ses co­mo EE.UU. e In­gla­te­rra lle­va va­rios años.

En Chi­le es una mo­da muy in­ci­pien­te, ex­pli­ca Agus­tín Car­tes, mé­di­co ve­te­ri­na­rio y aca­dé­mi­co de Me­di­ci­na Ve­te­ri­na­ria de la U. An­drés Be­llo. “Pe­ro in­ter­na­cio­nal­men­te es real”, ase­gu­ra.

Son die­tas po­co tra­di­cio­na­les pa­ra mas­co­tas pe­que­ñas co­mo pe­rros y ga­tos. El pro­ble­ma, di­ce, es que co­mo en Chi­le no se ven­den es­tos pro­duc­tos, mu­chos due­ños op­tan por pre­pa­rar sus pro­pios ali­men­tos. “Son die­tas ve­ga­nas, ve­ge­ta­ria­nas preparadas en ca­sa, don­de las per­so­nas le co­ci­nan a sus ani­ma­les”, di­ce Car­tes.

Pe­ro es­tos ali­men­tos o pre­pa­ra­cio­nes pa­ra “pe­rros ve­ga­nos” de­ben te­ner, ex­pli­ca, pro­teí­nas a par­tir de plan­tas co­mo so­ja y ser com­ple­men­ta­dos con vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les y ami­noá­ci­dos, co­mo la vi­ta­mi­na B12 y cal­cio.

Ed­son Mon­te­ro, aca­dé­mi­co de Me­di­ci­na Ve­te­ri­na­ria de la U. San Se­bas­tián, acla­ra que en el mer­ca­do na­cio­nal no hay pro­duc­tos así, ni si­quie­ra si­mi­la­res. “La ali­men­ta­ción ve­ga­na pue­de ser una bue­na al­ter­na­ti­va, pe­ro tie­ne que con­tar con los nu­trien­tes que re­quie­ren de ma­ne­ra sin­té­ti­ca, pe­ro ese pro­ce­so es muy ca­ro, por lo tan­to la ali­men­ta­ción ve­ga­na pue­de au­men­tar has­ta tres ve­ces el precio de un ali­men­to”, des­ta­ca Mon­te­ro.

Car­tes di­ce que la evi­den­cia cien­tí­fi­ca de­mues­tra que hay un tras­pa­so de conciencia ideo­ló­gi­ca a las mas­co­tas, “pe­ro la ali­men­ta­ción res­pon­de a una ne­ce­si­dad bio­ló­gi­ca, no a una con­duc­ta de ali­men­ta­ción por ra­zo­nes éti­cas. Los ani­ma­les tie­nen una ne­ce­si­dad bio­ló­gi­ca que de­pen­de de las ca­rac­te­rís­ti­cas de su es­pe­cie: el pe­rro es om­ní­vo­ro y el ga­to es un car­ní­vo­ro es­tric­to”, que ne­ce­si­tan nu­trien­tes de la car­ne pa­ra so­bre­vi­vir.

En las per­so­nas hay evi­den­cias de que una ali­men­ta­ción con ver­du­ras tie­ne be­ne­fi­cios, co­mo la re­duc­ción del ries­go de en­fer­me­da­des del co­ra­zón o dia­be­tes ti­po 2, pe­ro en las mas­co­tas no. “En el ca­so de los ga­tos, pue­de traer de­fi­cien­cias en el co­ra­zón, la re­ti­na y el sis­te­ma ner­vio­so cen­tral, se ex­po­nen mu­cho. En los pe­rros no hay ma-

“Las die­tas es­pe­cia­les no tie­nen que ver con con­ven­ci­mien­tos éti­cos, sino con pres­crip­ción mé­di­ca”.

“Son die­tas ve­ga­nas, preparadas en ca­sa, don­de las per­so­nas le co­ci­nan a sus ani­ma­les”.

U. An­drés Be­llo.

ali­men­tos ve­ga­nos pa­ra ani­ma­les fue­ron ana­li­za­dos en un es­tu­dio. La ma­yo­ría no te­nía los nu­trien­tes mí­ni­mos.

yor ries­go, pe­ro al dar una co­mi­da ve­ga­na no se al­can­za los re­qui­si­tos nu­tri­cio­na­les mí­ni­mos”, ex­pli­ca Car­tes.

Hay que ser res­pon­sa­bles con la ali­men­ta­ción de los pe­rros, ad­vier­te Mon­te­ro. “Las die­tas es­pe­cia­les no tie­nen que ver con con­ven­ci­mien­tos de ti­po éti­co, sino con pres­crip­ción mé­di­ca, co­mo pro­ce­sos cró­ni­cos pa­ra pe­rros dia­bé­ti­cos, o con ar­tri­tis”, agre­ga. ●

BA­SE MEDICA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.