Car­mi­na Bu­ra­na: 80 años del hit clá­si­co que gus­tó a los na­zis

La Tercera - - Sociedad - Ro­dri­go Gon­zá­lez M

Pa­ra la inau­gu­ra­ción de los Jue­gos Olímpicos de Ber­lín de 1936, los na­zis de­ci­die­ron que ha­bía que re­cu­rrir a los me­jo­res ce­re­bros ali­nea­dos con el ré­gi­men. No eran tan­tos co­mo los que hu­bie­ran que­ri­do, pues gran par­te de los in­te­lec­tua­les ha­bía aban­do­na­do el país, pe­ro ahí es­ta­ban, en­tre otros, la cineasta Le­ni Rie­fens­tahl, el ar­qui­tec­to Wal­ter March y el com­po­si­tor Carl Orff. La pri­me­ra creó el con­tro­ver­ti­do e in­flu­yen­te do­cu­men­tal Olym­pia, el se­gun­do di­se­ñó jun­to al fu­tu­ro cri­mi­nal de gue­rra Al­bert Speer el Es­ta­dio Olím­pi­co de Ber­lín y Carl Orff com­pu­so una par­ti­tu­ra es­pe­cial pa­ra los jue­gos.

Lo que ha­bía es­cri­to Orff era una serie de dan­zas de es­ti­lo me­die­val, a me­nu­do con flau­tas dul­ces, pan­de­re­tas y per­cu­sión, si­mi­lar a al­gu­nos de los seg­men­tos más ale­gres de Car­mi­na Bu­ra­na, la obra en la que tra­ba­ja­ba pa­ra­le­la­men­te y que se­ría su pie­za más co­no­ci­da. De cier­ta ma­ne­ra, el ger­men de la po­pu­lar can­ta­ta es­cé­ni­ca pa­ra so­lis­tas, co­ro y or­ques­ta ya es­ta­ba en aque­lla pe­que­ña crea­ción por en­car­go.

Du­ran­te las dé­ca­das si­guien­tes (Carl Orff vi­vió 86 años y mu­rió en 1982), el com­po­si­tor lo­gró un re­co­no­ci­mien­to lo­cal y uni­ver­sal po­co co­mún pa­ra un mú­si­co clá­si­co, y en el ori­gen de to­da esa fa­ma es­ta­ba siem­pre Car­mi­na Bu­ra­na.

A 80 años del es­treno de la can­ta­ta ba­sa­da en tex­tos me­die­va­les pro­fa­nos, Orff per­ma­ne­ce aso­cia­do al ori­gi­nal uso que hi­zo de sus in­ves­ti­ga­cio­nes his­tó­ri­cas en el cam­po mu­si­cal. Po­co se ha ha­bla­do, sin em­bar­go, de sus re­la­cio­nes con el na­zis­mo, tal vez co­mo tam­bién se ha es­cu­dri­ña­do es­ca­sa­men­te en las co­ne­xio­nes de otros com­po­si­to­res con el to­ta­li­ta­ris­mo. En Alemania es­tá ade­más el ejem­plo de Ri­chard Strauss (más im­por­tan­te que Orff y crea­dor del fa­mo­so poe­ma sin­fó­ni­co Así ha­bló Za­rat­hus­tra) y en la ex Unión So­vié­ti­ca, el ca­so de Ser­gei Pro­ko­fiev.

Obra re­cu­rren­te en­tre las or­ques­tas y co­ros de to­do el or­be, Car­mi­na Bu­ra­na ha te­ni­do un es­pe­cial lu­gar en Chi­le: es un clá­si­co del Ba­llet Na­cio­nal Chi­leno (Banch) desde que el ale­mán Ernst Ut­hoff es­tre­nó la ver­sión co­reo­grá­fi­ca en 1953 y se in­ter­pre­ta ca­si to­dos los años. Desde la pró­xi­ma se­ma­na, la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca de Chi­le la re­to­ma con pre­sen­ta­cio­nes el viernes 7, sábado 8,

FO­TO:AR­CHI­VO.

►► Car­mi­na Bu­ra­na, de Carl Orff, aquí en ver­sión de Or­ques­ta de Con­cep­ción.

[43] ES­PEC­TACU­LOS

[45] TEN­DEN­CIAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.