“Creo fir­me­men­te en la edu­ca­ción mu­si­cal y ar­tís­ti­ca en los co­le­gios”

Vio­li­nis­ta es­co­ce­sa: ► La des­ta­ca­da in­tér­pre­te to­ca la pró­xi­ma se­ma­na en Fru­ti­llar jun­to a su trío; ade­más da­rá una cla­se ma­gis­tral. ► Ga­na­do­ra del con­cur­so Jo­ven Mú­si­co del Año de la BBC, Be­ne­det­ti es ade­más un éxi­to de ven­tas del gé­ne­ro clá­si­co.

La Tercera - - Sociedad Cultura - Rodrigo Gon­zá­lez M. Ni­co­la Be­ne­det­ti

Los ocho mil ki­ló­me­tros que se­pa­ran a Ca­ra­cas del pue­bli­to de Ra­ploch, en el cen­tro de Es­co­cia, se re­du­cen a la na­da cuan­do se ha­bla de El Sis­te­ma, la así lla­ma­da or­ga­ni­za­ción de or­ques­tas ju­ve­ni­les que en el año 1975 creó el mú­si­co y edu­ca­dor ve­ne­zo­lano José An­to­nio Abreu. El pro­gra­ma de ins­truc­ción mu­si­cal con se­de en la ciu­dad de Ra­ploch de­ci­dió he­re­dar na­da me­nos que el nom­bre en cas­te­llano de su ins­pi­ra­ción ca­ri­be­ña y se lla­ma Sis­te­ma Scotland. Fun­da­da en 2008 por el go­bierno es­co­cés pa­ra in­tro­du­cir la edu­ca­ción mu­si­cal en los ni­ños y jó­ve­nes, es­ta ins­ti­tu­ción tie­ne en­tre sus tu­to­res y fun­da­do­res más cé­le­bres a Ni­co­la Be­ne­det­ti, la des­ta­ca­da vio­li­nis­ta que la pró­xi­ma se­ma­na se pre­sen­ta en el Tea­tro del La­go de Fru­ti­llar.

Se­rá en su ca­li­dad de in­tér­pre­te y tam­bién de pe­da­go­ga que la mú­si­ca na­ci­da ha­ce 29 años en West Kil­bri­de (Es­co­cia) vi­si­te nues­tro país jun­to al che­lis­ta ale­mán Leo­nard Els­chen­broch y el pia­nis­ta ucra­niano Ale­xei Gryn­yuk. En la no­che del sá­ba­do 8 de ju­lio to­ca­rán un pro­gra­ma don­de des­ta­can la So­na­ta N° 2 pa­ra vio­lín y piano de Mau­ri­ce Ravel (1875-1937) y el Trío N° 1 pa­ra piano, vio­lín y che­lo de Johan­nes Brahms (1833-1997), pe­ro antes, muy tem­prano, a las 10.30 h, los tres ofre­ce­rán un “En­cuen­tro con...”, es de­cir, una char­la y cla­se pa­ra los alum­nos del área ins­tru­men­tal de la Es­cue­la de las Ar­tes del Tea­tro del La­go.

“Creo fir­me­men­te en la edu­ca­ción mu­si­cal y ar­tís­ti­ca en los co­le­gios”, co­men­ta Ni­co­la Be­ne­det­ti al te­lé­fono des­de una ha­bi­ta­ción de ho­tel en Me­de­llín, don­de se en­cuen­tra en es­te mo­men­to, co­mo par­te de su gi­ra la­ti­noa­me­ri­ca­na. Lue­go, com­ple­men­ta su res­pues­ta: “Pe­ro no po­de­mos ol­vi­dar que la mú­si­ca es só­lo par­te de una edu­ca­ción in­te­gral, que de­be­ría alen­tar la crea­ti­vi­dad y el in­te­rés en ge­ne­ral de las ar­tes en las es­cue­las”.

Es di­fí­cil que no se ha­ga par­te de es­ta cau­sa, con­si­de­ran­do que ella mis­ma tran­si­tó por el es­ti­mu­lan­te y Con­cier­to pa­ra vio­lín N° 1 de Shos­ta­ko­vich. Sin­fó­ni­ca de Bour­ne­mouth. Dir.: K. Ka­ra­bits. ca­si siem­pre exi­gen­te mun­do del apren­di­za­je ins­tru­men­tal a tem­pra­na edad: a los cua­tro to­ca­ba el vio­lín y a los ocho era la lí­der de la Or­ques­ta Na­cio­nal de Ni­ños de Gran Bre­ta­ña. Lue­go, a los 10 en­tró a la Es­cue­la Yehu­di Me­nuhin y en 2004 ga­nó el no me­nos pres­ti­gio­so con­cur­so Jo­ven Mú­si­co del Año de la BBC to­can­do el Pri­mer con­cier­to pa­ra vio­lín del com­po­si­tor po­la­co Karol Szy­ma­nows­ki (1882-1937).

Es­te éxi­to ful­mi­nan­te fue acom­pa­ña­do ese mis­mo año por el do­cu­men­tal de BBC es­co­ce­sa Pla­ying with pas­sion. Ya en aque­lla pe­lí­cu­la, es­ta ins­tru­men­tis­ta de pa­dres mix­tos (“nací en Es­co­cia, pe­ro mi pa­dre es ita­liano y mi ma­dre es mi­tad ita­lia­na y mi­tad es­co­ce­sa”) se hi­zo acom­pa­ñar por la Sin­fó­ni­ca de Lon­dres, la or­ques­ta más im­por­tan­te y con más tra­di­ción del Reino Uni­do.

Al mis­mo tiem­po que lla­ma­ba la aten­ción en la pe­lí­cu­la por su vir­tuo­sis­mo y por un es­pe­cial ca­ris­ma es­cé­ni­co, Uni­ver­sal Clas­sics no du­dó de­ma­sia­do en fi­char­la co­mo nue­va con­tra­ta­ción del se­llo: fir­mó un con­tra­to de un mi­llón de li­bras pa­ra gra­bar seis dis­cos pa­ra Deutsche Gram­mop­hon y Dec­ca. El pri­me­ro fue pre­ci­sa­men­te el del con­cier­to de Szy­ma­nows­ki acom­pa­ña­do por la Sin­fó­ni­ca de Lon­dres, di­ri­gi­da por Da­niel Har­ding, mú­si­co que em­pe­zó to­can­do en la Or­ques­ta Ju­ve­nil de Gran Bre­ta­ña.

Con­sul­ta­da so­bre la orien­ta­ción que de­be­rían te­ner los pro­gra­mas mu­si­ca­les gu­ber­na­men­ta­les, Ni­co­la Be­ne­det­ti es cla­ra y prác­ti­ca: “Creo que cual­quier sis­te­ma que quie­ra lle­gar a to­da la co­mu­ni­dad a tra­vés de la mú­si­ca de­be te­ner un pun­tos de vis­ta múl­ti­ple. Tie­ne que ha­ber un la­do so­cial, político y, por su­pues­to ar­tís­ti­co. No se tra­ta de ha­cer ca­ri­dad, sino que de ver el sis­te­ma de edu­ca­ción mu­si­cal en for­ma in­te­gral, pues en mu­chos ca­sos la ins­truc­ción es tam­bién pa­ra que los chi­cos no cai­gan en si­tua­cio­nes vul­ne­ra­bles. To­do siem­pre se­rá cues­ta arri­ba en es­ta ta­rea”.

Gra­cias a su per­fil me­diá­ti­co (con­fía bas­tan­te en las re­des so­cia­les), la in­tér­pre­te tam­bién lo­gró un dis­co sú­per ven­tas en 2012: se tra­tó de The sil­ver vio­lin, que en­tró al top 30 de los más ven­di­dos en Gran Bre­ta­ña, su­peran­do a va­rios ar­tis­tas pop, en­tre ellos Jus­tin Bie­ber. Jun­to a ese dis­co con mú­si­ca pa­ra vio­lín de pe­lí­cu­las co­mo La lis­ta de Schind­ler o Pro­me­sas del Es­te, Be­ne­det­ti ha cons­trui­do una sólida ca­rre­ra clá­si­ca a tra­vés de com­po­si­to­res del gran re­per­to­rio co­mo Men­dels­sohn, Tchai­kovsky y Shos­ta­ko­vich.

Es ése el ti­po de com­po­si­to­res que to­ca­rá en el re­ci­tal de Chi­le, so­bre cu­yo pro­gra­ma di­ce: “La mú­si­ca de Mau­ri­ce Ravel es co­mo ob­ser­var un cua­dro, una pin­tu­ra. Su So­na­ta N° 2 pa­ra vio­lín y piano es más una evo­ca­ción de co­lo­res e imá­ge­nes que un gol­pe emo­cio­nal. Hay mu­chas di­fe­ren­cias a ni­vel de gus­tos y sen­ti­mien­tos en­tre Ravel y Brahms. Es­te úl­ti­mo es mu­cho más per­so­nal y apa­sio­na­do en su Trío N° 1, que es una obra de ju­ven­tud re­vi­sa­da en su ma­du­rez. Es de­cir, es el ro­man­ti­cis­mo del jo­ven Brahms vis­to a tra­vés de los ojos de un Brahms ya ma­du­ro”.

Ha­bi­tual en sus con­cier­tos y en su dis­co­gra­fía de 9 ál­bu­mes es la mú­si­ca con­tem­po­rá­nea y, por la mis­ma ra­zón, en Chi­le to­ca­rá el Duet­ti d’amo­re de Mark-Ant­hony Tur­na­ge (1960). “Es una obra que él creó es­pe­cial­men­te pa­ra Leo­nard Els­chen­broch en che­lo y pa­ra mí en vio­lín. To­car­la es co­mo una ex­plo­ra­ción en­tre dos per­so­nas, dos vo­ces que a ve­ces es­tán en con­tra y que a ve­ces ca­mi­nan jun­tas. Con el pa­so del tiem­po só­lo ha cre­ci­do en mi men­te en cuán­to a su be­lle­za”, ex­pli­ca so­bre una com­po­si­ción de 2015 y que pue­de te­ner más de al­gu­na re­so­nan­cia nos­tál­gi­ca pa­ra la vio­li­nis­ta: ha­ce va­rios me­ses que ya no es pa­re­ja con Leo­nard Els­chen­broch.

Aún así la in­tér­pre­te po­ne la mú­si­ca so­bre to­das las co­sas y el trío Be­ne­det­ti-Els­chen­broch-Gryn­yuk go­za de ex­ce­len­te sa­lud pro­fe­sio­nal (“un gru­po de ver­da­de­ras es­tre­llas”, se­gún The Te­le­graph). Pa­ra Ni­co­la Be­ne­det­ti, ha­cer mú­si­ca en gru­pos pe­que­ños es la me­jor re­ce­ta con­tra la so­ber­bia: “Co­noz­co a Leo­nard des­de que es­tu­diá­ba­mos y pa­ra mí es siem­pre un pla­cer to­car con los ami­gos. Ade­más, cuan­do to­cas en un con­jun­to así, lo úni­co que im­por­ta es la mú­si­ca”.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.