Ma­cron re­fuer­za el pre­si­den­cia­lis­mo en Fran­cia y pro­po­ne re­du­cir el Par­la­men­to

► El Pre­si­den­te fran­cés, acu­sa­do de “mo­nar­quis­mo”, con­vo­có a le­gis­la­do­res a una se­sión en el his­tó­ri­co Pa­la­cio de Ver­sa­lles. ► En un dis­cur­so iné­di­to, pro­pu­so dis­mi­nuir en un ter­cio el nú­me­ro de par­la­men­ta­rios e in­tro­du­cir una “do­sis de pro­por­cio­na­li­dad”.

La Tercera - - Mundo - Pe­dro Sch­war­ze Em­ma­nuel Ma­cron

Las vo­ces crí­ti­cas acu­sa­ron al Pre­si­den­te de Fran­cia de caer en el “mo­nar­quis­mo”, por su pre­di­lec­ción por el Pa­la­cio de Ver­sa­lles, y de “ame­ri­ca­nis­mo”, por un dis­cur­so que se pa­re­ce de­ma­sia­do al del Es­ta­do de la Unión que acos­tum­bran dar los Pre­si­den­tes en Es­ta­dos Uni­dos. Co­mo sea, Em­ma­nuel Ma­cron con­vo­có a los miem­bros de la Asam­blea Na­cio­nal y del Se­na­do en ese re­cin­to -ín­ti­ma­men­te aso­cia­do al po­der ab­so­lu­to del Rey Luis XIV, el Rey Sol­pa­ra pre­sen­tar las prio­ri­da­des de go­bierno.

Se tra­tó de un dis­cur­so iné­di­to, ya que has­ta 2008 es­ta­ba prohi­bi­do que el je­fe de Es­ta­do se di­ri­gie­ra en per­so­na a los le­gis­la­do­res, y so­lo po­día ha­cer­lo por es­cri­to o a tra­vés de un in­ter­me­dia­rio. Des­de en­ton­ces hu­bo dos de es­tos men­sa­jes pre­si­den­cia­les al Par­la­men­to: en ju­nio de 2009, cuan­do Ni­co­las Sar­kozy se di­ri­gió en me­dio de la cri­sis eco­nó­mi­ca, y en

En la ac­tua­li­dad, en Fran­cia hay un sis­te­ma de elec­ción a dos vuel­tas el cual per­ju­di­ca a aque­llos par­ti­dos que lo­gran mu­chos vo­tos pe­ro de ma­ne­ra dis­per­sa, co­mo es el ca­so del Fren­te Na­cio­nal, de Ma­ri­ne Le Pen, que en los pa­sa­dos co­mi­cios le­gis­la­ti­vos tu­vo ca­si tres mi­llo­nes de vo­tos en la pri­me­ra vuel­ta, pe­ro so­lo lo­gró ocho dipu­tados en la Asam­blea Na­cio­nal. El Par­ti­do So­cia­lis­ta, en cam­bio, tu­vo 2,1 mi­llo­nes de vo­tos, pe­ro al fi­nal con­si­guió 44 es­ca­ños.

En su dis­cur­so de una ho­ra y me­dia, Ma­cron tam­bién pro­pu­so una nue­va ley an­ti­te­rro­ris­ta que ha­ga per­ma­nen­tes al­gu­nas nor­mas apli­ca­das des­pués de que se de­cla­ró el es­ta­do de emer­gen­cia en 2015 y que es­ta­rá vi­gen­te has­ta pró­xi­mo el 1 de no­viem­bre. Ade­más, lla­mó a re­co­brar el es­pí­ri­tu de los fun­da­do­res pa­ra re­lan­zar el pro­yec­to co­mu­ni­ta­rio eu­ro­peo.

El men­sa­je tam­bién fue cri­ti­ca­do por el mo­men­to es­co­gi­do pa­ra pro­nun­ciar­lo: un día an­tes de que el primer mi­nis­tro Edouard Phi­lip­pe se pre­sen­te an­te la Asam­blea Na­cio­nal y dé la lla­ma­da de­cla­ra­ción de po­lí­ti­ca ge­ne­ral y pi­da la con­fian­za del Par­la­men­to.

Así al­gu­nos con­si­de­ra­ron que con su dis­cur­so el Pre­si­den­te so­ca­va la au­to­ri­dad del primer mi­nis­tro. “Es co­mo si el Pre­si­den­te pro­nun­cia­se la fra­se ‘he de­ci­di­do di­sol­ver al primer mi­nis­tro”, di­jo el dipu­tado con­ser­va­dor Eric Ciot­ti.

De to­das for­mas los dipu­tados de la iz­quier­dis­ta Fran­cia In­su­mi­sa, los del Par­ti­do Co­mu­nis­ta y al­gu­nos de la de­re­cha de­ci­die­ron boi­co­tear el ac­to de Ver­sa­lles. In­clu­so los iz­quier­dis­tas, con su lí­der, el ex can­di­da­to pre­si­den­cial Jean-Luc Mé­len­chon, lle­va­ron a ca­bo una pro­tes­ta en la Pla­za de la Re­pú­bli­ca, en París.

Ya días atrás Ma­cron ge­ne­ró otra po­lé­mi­ca por su retrato ofi­cial, que fue com­pa­ra­da con el es­ti­lo de Frank Un­der­wood de Hou­se of Cards.b

“Creo pro­fun­da­men­te que por su elec­ción re­cien­te, nues­tro pue­blo nos pi­de to­mar un ca­mino ra­di­cal­men­te nue­vo”.

“Un Par­la­men­to me­nos nu­me­ro­so, pe­ro re­for­za­do en me­dios, es un Par­la­men­to que tra­ba­ja me­jor”.

“Creo fir­me­men­te en Eu­ro­pa, pe­ro no en­cuen­tro ese es­cep­ti­cis­mo (la­ten­te) in­jus­ti­fi­ca­do”.

Pre­si­den­te de Fran­cia

FO­TO: REUTERS

►► Em­ma­nuel Ma­cron ca­mi­na ayer a tra­vés de la Ga­le­ría de los Bus­tos al in­gre­sar en el Pa­la­cio de Ver­sa­lles, pa­ra su dis­cur­so an­te los par­la­men­ta­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.