La po­si­bi­li­dad de un in­dul­to pa­ra Fu­ji­mo­ri com­pli­ca a Kuczyns­ki

► El go­ber­nan­te pe­ruano es­tá an­te la dis­yun­ti­va de ali­ge­rar la opo­si­ción del fu­ji­mo­ris­mo o evi­tar una re­vuel­ta de sus mi­nis­tros.

La Tercera - - Mundo - Pe­dro Sch­war­ze

A 27 años de su lle­ga­da a la Pre­si­den­cia de Pe­rú, a 16 de su re­nun­cia por fax y a ca­si 10 de su re­gre­so al país tras ser ex­tra­di­ta­do des­de Chi­le, Al­ber­to Fu­ji­mo­ri -con­de­na­do a 25 años de pri­sión- si­gue sien­do un fac­tor en el ta­ble­ro po­lí­ti­co pe­ruano, a tal pun­to que su nom­bre es­tá com­pli­can­do el avan­ce de la ges­tión de go­bierno del Pre­si­den­te Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki (PPK), que ya per­dió a cua­tro mi­nis­tros en me­nos de un año de ges­tión.

Pe­ro es­to no se de­be a que sea un ac­tor po­lí­ti­co ac­ti­vo o que sus opi­nio­nes y de­cla­ra­cio­nes, des­de el re­cin­to en que cum­ple su con­de­na, ge­ne­ren mo­vi­mien­tos y con­tro­ver­sias. Sino por la even­tua­li­dad de que Kuczyns­ki fir­me un in­dul­to a fa­vor del ex go­ber­nan­te de 78 años y pue­da pa­sar sus úl­ti­mos años en su ca­sa. Al­go que el fu­ji­mo­ris­mo, que con­tro­la am­plia­men­te el Con­gre­so, ha es­ta­do exi­gien­do y que el mis­mo Pre­si­den­te pe­ruano le ha da­do ai­re con sus co­men­ta­rios.

Pre­ci­sa­men­te esa pre­sión ejer­ci­da des­de el Le­gis­la­ti­vo, don­de la fu­ji­mo­ris­ta Fuer­za Po­pu­lar tie­ne 73 de 130 es­ca­ños, ha pro­vo­ca­do la sa­li­da de los mi­nis­tros de Edu­ca­ción, De­fen­sa, Trans­por­tes y de Eco­no­mía. Aun­que el in­dul­to no apa­re­ce en la pri­me­ra lí­nea de las exi­gen­cias, pa­re­ce cla­ro que Fuer­za Po­pu­lar no de­ja­rá tran­qui­lo al go­bierno de PPK mien­tras no se avan­ce en ese te­ma. De he­cho, ya fue apro­ba­do un nue­vo pe­di­do de in­ter­pe­la­ción, es­ta vez pa­ra el mi­nis­tro del In­te­rior.

Tal co­mo lo de­mues­tras sus de­cla­ra­cio­nes, PPK se en­cuen­tra an­te la dis­yun­ti­va de fir­mar el in­dul­to y así ali­ge­rar la opo­si­ción ce­rra­da y cons­tan­te de Fuer­za Po­pu­lar, que li­de­ra Kei­ko Fu­ji­mo­ri o ne­gar­se a otor­gar ese beneficio pa­ra evi­tar una re­vuel­ta en­tre sus mi­nis­tros y en­tre sus pro­pios vo­tan­tes, mu­chos de los cua­les lo apo­ya­ron en la se­gun­da vuel­ta del año pa­sa­do pre­ci­sa­men­te pa­ra im­pe­dir el triun­fo de la hi­ja del ex go­ber­nan­te.

El te­ma vol­vió a ga­nar al­tu­ra cuan­do PPK di­jo en una en­tre­vis­ta con la re­vis­ta bri­tá­ni­ca The Eco­no­mist que “el tiem­po de ha­cer­lo se­ría aho­ra”, pe­ro de in­me­dia­to el pro­pio go­ber­nan­te in­ten­tó re­la­ti­vi­zar esa versión al ase­gu­rar que “yo creo que es el mo­men­to de ver el te­ma. Se ve­rá con tran­qui­li­dad”. En tan­to, Kei­ko Fu­ji­mo­ri le en­vió un men­sa­je di­rec­to: “Ha­ga uso de su po­tes­tad de Pre­si­den­te, in­dúl­te­lo”.

Al­gu­nos ana­lis­tas po­lí­ti­cos, co­mo Au­gus­to Alvarez Ro­drich, ase­gu­ran que el in­dul­to pa­ra Fu­ji­mo­ri se­rá un he­cho. In­clu­so Alvarez di­jo que Kuczyns­ki ha­rá el anun­cio an­tes del pró­xi­mo 28 de ju­lio, día na­cio­nal de Pe­rú y fe­cha del primer aniversario de ac­tual go­bierno. Eso hi­zo des­per­tar una se­rie de ru­mo­res so­bre una even­tual ola de re­nun­cias en el ga­bi­ne­te an­te la po­si­bi­li­dad del per­dón, al­go que lue­go fue des­men­ti­do.

Co­mo sea, al­gu­nas or­ga­ni­za­cio­nes ya es­tán or­ga­ni­zan­do una pro­tes­ta con­tra el po­si­ble in­dul­to pa­ra el pró­xi­mo 7 de ju­lio y el dia­rio La Re­pú­bli­ca, un fir­me de­trac­tor de la ges­tión de Fu­ji­mo­ri, es­pe­cu­ló so­bre qué po­dría su­ce­der en ca­so de Kuczyns­ki ce­da a la pre­sión fu­ji­mo­ris­ta: “Co­mo se pue­de pre­ver, Fu­ji­mo­ri se fu­ga­ría a Ja­pón an­tes de que la Cor­te (In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Humanos) anule el in­dul­to y or­de­ne su de­ten­ción. Y Kuczyns­ki pa­sa­ría a la his­to­ria co­mo quien re­tro­ce­dió al país en jus­ti­cia, por un mal cálcu­lo po­lí­ti­co”.b años de cár­cel fue con­de­na­do Fu­ji­mo­ri en 2009 por su responsabilidad en las ma­tan­zas de Ba­rrios Al­tos (1991) y La Can­tu­ta (1992). años en to­tal re­ci­bió el ex pre­si­den­te pe­ruano por otros tres ca­sos, en­tre es­tos el des­vío de mi­llo­nes de dó­la­res. ¿Con­si­de­ra que Fu­ji­mo­ri se ha trans­for­ma­do en un ele­men­to dis­tor­sio­na­dor ac­tual­men­te de la po­lí­ti­ca pe­rua­na?

Sí, cla­ro. Se ha con­ver­ti­do en un pro­ble­ma, por­que el in­dul­to a Fu­ji­mo­ri se ha con-

FO­TO: AFP

►► Un gru­po de par­ti­da­rias de Fu­ji­mo­ri se ma­ni­fies­ta a fa­vor de su in­dul­to, en Lima, en ju­lio de 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.