Her­nán­dez, el gran ga­na­dor de la Ro­ja

► La bue­na la­bor del Tu­cu en la Con­fe­de­ra­cio­nes lo con­so­li­da en la Se­lec­ción. ► Jun­to a Me­del, fue el más efi­cien­te del equi­po, con 94% de pa­ses bue­nos.

La Tercera - - Deportes -

Cristian Ba­rre­ra M. y Fer­nan­do Contreras A.

Pa­blo Her­nán­dez es de esos ju­ga­do­res si­len­cio­sos, de ba­jo per­fil, que no go­zan de mu­cha tri­bu­na y que cuan­do tie­nen un mal par­ti­do re­ci­ben crí­ti­cas des­car­na­das. Le su­ce­de ca­da vez que se po­ne la ca­mi­se­ta de la Se­lec­ción. Pa­re­cie­ra que, a di­fe­ren­cia de otros, no tie­ne per­mi­so pa­ra per­der un ba­lón. Si lo ha­ce, de in­me­dia­to su con­vo­ca­to­ria o su pre­sen­cia en el equi­po es cues­tio­na­da.

Sin em­bar­go, el ar­gen­tino na­cio­na­li­za­do chi­leno fue el gran ga­na­dor de la Ro­ja en la Co­pa Con­fe­de­ra­cio­nes. Fue, por le­jos, quien más des­ta­có del gru­po que bus­ca­ba con­so­li­dar­se den­tro de una on­ce­na ti­tu­lar que prác­ti­ca­men­te no tie­ne va­can­tes. Jo­sé Pe­dro Fuen­za­li­da, Mar­tín Ro­drí­guez, Ed­son Puch y Leo­nar­do Va­len­cia, en­tre otros, que­da­ron re­le­ga­dos an­te el buen desem­pe­ño del vo­lan­te del Cel­ta de Vi­go.

Son va­rias las ra­zo­nes que trans­for­man al Tu­cu en el fut­bo­lis­ta nú­me­ro 11 del bi­cam­peón de Amé­ri­ca. El téc­ni­co Juan An­to­nio Piz­zi en­con­tró en él una so­lu­ción per­fec­ta pa­ra ju­gar con­tra las gran­des po­ten­cias. Su in­clu­sión im­pli­có un cam­bio de es­que­ma, ya que, en vez de plan­tar­se con tres de­lan­te­ros, lo hi­zo con cua­tro me­dio­cam­pis­tas. Eso le dio ma­yor equi­li­brio de­fen­si­vo a una es­cua­dra que, pe­se a es­ta va­rian­te, no aban­do­nó su vocación de ata­que.

Por otra par­te, le per­mi­te a Ma­ca­nu­do dar­le li­ber­tad a Ar­tu­ro Vidal pa­ra que se aleje del cen­tro del cam­po y se arri­me más al área con­tra­ria en la­bo­res ofen­si­vas, un as­pec­to que al Rey le fas­ci­na. De he­cho, en es­te cer­ta­men fue co­mún ver­lo ejer­cien­do pre­sión en la sa­li­da ri­val, jun­to con los de­lan­te­ros. Su des­plie­gue an­te Por­tu­gal, por ejem­plo, fue en­co­mia­ble. Se co­mió la can­cha.

Gran pre­ci­sión

El buen desem­pe­ño de Her­nán­dez co­mo acom­pa­ñan­te de Marcelo Díaz, Char­les Arán­guiz y del vo­lan­te del

Ba­yern Mú­nich no só­lo se sus­ten­ta en el buen fun­cio­na­mien­to que tu­vo la Ro­ja, sub­cam­peo­na de la Con­fe­de­ra­cio­nes pe­ro do­mi­na­do­ra ab­so­lu­ta en to­dos sus par­ti­dos, in­clui­da la fi­nal con­tra Alemania.

Tam­bién tie­ne nú­me­ros pro­pios. De he­cho, el ex ju­ga­dor de O’Hig­gins fue el cuar­to fut­bo­lis­ta con ma­yor pre­ci­sión de pa­ses de Chi­le (jun­to con Gary Me­del) y el cuar­to del cam­peo­na­to or­ga­ni­za­do por la FIFA. De 159 pa­ses que reali­zó, 150 fue­ron

co­rrec­tos. Es de­cir, só­lo se equi­vo­có nue­ves ve­ces, con un 94% de pre­ci­sión. Una gran ci­fra con­si­de­ran­do, ade­más, que ju­gó cua­tro de los cin­co par­ti­dos, tres de ellos co­mo ti­tu­lar.

Por otro la­do, fue el tercero de la Ro­ja que más ba­lo­nes re­cu­pe­ró, con 25, un nú­me­ro que lo ubi­có sép­ti­mo en to­da la Co­pa en es­te ítem.

Sus de­trac­to­res ten­drán que co­mer­se las crí­ti­cas, por­que el Tu­cu de­mos­tró que pue­de ser un apor­te im­por­tan­te en la Se­lec­ción.b

FO­TO: AFP

►► Her­nán­dez su­fre la mar­ca de Jo­nas Hec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.