Los de­ta­lles de la de­nun­cia por vio­len­cia que sa­có a Tea Ti­me de Los Te­tas

► Su ex pa­re­ja lo de­nun­ció por agre­sio­nes y arries­ga en­tre 541 días a 3 años de cár­cel. ► El se de­fien­de: “No hay na­da de cier­to en es­to”. La ban­da de­ci­dió sa­car­lo de sus pla­nes in­me­dia­tos.

La Tercera - - Sociedad - C.Ver­ga­ra/C. Fa­rías Los Te­tas Clau­dia Pas­cual Alex An­wand­ter

Ca­mi­lo Cas­tal­di (40), can­tan­te del gru­po Los Te­tas, atra­vie­sa el mo­men­to más po­lé­mi­co de su ca­rre­ra. Ayer su ex pa­re­ja, Va­len­ti­na Hen­rí­quez (23), pu­bli­có en su Fa­ce­book un tex­to en que lo acu­sa de vio­len­tas agre­sio­nes fí­si­cas y si­co­ló­gi­cas, las que, se­gún de­ta­lla, ha­brían si­do reite­ra­das du­ran­te el año y seis me­ses que du­ró la re­la­ción y con­se­cuen­cia de las adic­cio­nes del mú­si­co, ade­más de di­ver­sas amis­ta­des que ca­li­fi­ca co­mo “de ba­ja ca­te­go­ría”. En la de­cla­ra­ción, la jo­ven des­cri­be al me­nos cua­tro es­ce­nas en que el ar­tis­ta co­no­ci­do co­mo Tea Ti­me la ha­bría gol­pea­do, pro­vo­cán­do­le le­sio­nes en su ros­tro y cuer­po, las que acre­di­ta con la pu­bli­ca­ción de va­rias fo­tos.

Jun­to a ello, Hen­rí­quez pre­sen­tó el do­min­go en el Sép­ti­mo Juz­ga­do de Ga­ran­tía de San­tia­go una de­nun­cia con­tra Cas­tal­di de­bi­do a un úl­ti­mo epi­so­dio de vio­len­cia, su­ce­di­do en la no­che del día an­te­rior en el de­par­ta­men­to del in­tér­pre­te en ca­lle Ca­te­dral. Se­gún su re­la­to, a las 23.30 ho­ras de ese día, se di­ri­gió al dor­mi­to­rio de Cas­tal­di pa­ra co­men­tar­le que ha­bía pre­pa­ra­do al­go pa­ra co­mer, pe­ro él la ha­bría in­sul­ta­do con ga­ra­ba­tos, le ha­bría re­cal­ca­do que la re­la­ción es­ta­ba ter­mi­na­da y le ha­bría di­cho “án­da­te o de lo con­tra­rio te voy a sa­car a pa­ta­das”. Ahí, le ha­bría pro­pi­na­do gol­pes de pies y pu­ños en el cuer­po, oca­sio­nán­do­le, se­gún el es­cri­to, “le­sio­nes clí­ni­ca­men­te me­nos gra­ves”, co­mo “san­gra­mien­to ocu­lar, equi­mo­sis pier­na iz­quier­da, equi­mo­sis ta­lón pos­te­rior iz­quier­do, equi­mo­sis an­te­bra­zo, he­ri­da de­do ín­di­ce iz­quier­do y equi­mo­sis an­te­bra­zo iz­quier­do”. “Es­ta­mos tra­tan­do de con­tac­tar a Va­len­ti­na pa­ra dar apo­yo psi­co­so­cial y le­gal”

La jo­ven ha­bría aban­do­na­do el in­mue­ble pa­ra di­ri­gir­se al pa­si­llo prin­ci­pal, don­de fue au­xi­lia­da por ve­ci­nos. En tan­to, el hom­bre de Los Te­tas sa­lió del lu­gar. Tal re­la­to tam­bién es­tá re­por­ta­do en los re­gis­tros es­cri­tos de la con­ser­je­ría del edi­fi­cio. Lue­go, Hen­rí­quez fue has­ta la Pri­me­ra Co­mi­sa­ría de San­tia­go pa­ra de­nun­ciar el ca­so, mo­men­to en que Carabineros se di­ri­gió al edi­fi­cio. Cer­ca de las 6.30 de la ma­dru­ga­da del do­min­go, de­tu­vie­ron a Cas­tal­di y se lle­va­ron a am­bos a un cen­tro asis­ten­cial.

En el re­cin­to se ve­ri­fi­ca­ron las le­sio­nes de la jo­ven, mien­tras que al mú­si­co tam­bién se le cons­ta­tó un he­ma­to­ma en la re­gión pa­rie­tal de­re­cha de ca­rác­ter le­ve. Des­pués fue­ron tras­la­da­dos al Cen­tro de Jus­ti­cia. Tras la au­dien­cia, Cas­tal­di que­dó for­ma­li­za­do y con prohi­bi­ción de acer­car­se a la víc­ti­ma. Aho­ra la in­ves­ti­ga­ción tie­ne un pla­zo de 60 días, pe­río­do en el que se to­ma­rá de­cla­ra­ción a am­bas par­tes. Se­gún es­ta­ble­ce la ley, arries­ga una pe­na que va en­tre los 541 días a los 3 años de cár­cel. En en­tre­vis­ta con

el ins­tru­men­tis­ta di­ce: “(Es­to lo ha­ce) de ven­gan­za, por­que ter­mi­né con ella, por­que es­ta­ba ob­se­sio­na­da. No hay na­da de cier­to en la car­ta que pu­bli­ca y to­das las co­sas que di­ce son fal­sas y ter­gi­ver­sa­das. Si al­gu­na vez hu­bo al­gún ac­ci­den­te fí­si­co fue por­que yo mis­mo no per­mi­tí que ella se hi­cie­ra da­ño. Por ejem­plo, tra­tar de ba­jar­la de la ven­ta­na, cuan­do se tra­tó de ti­rar del edi­fi­cio, y yo la tra­té de ba­jar. Ob­vio que hay que uti­li­zar un po­co de fuer­za, pe­ro ja­más la he gol­pea­do y ob­via­men­te en el for­ce­jeo pue­den ha­ber ac­ci­den­tes. Nun­ca he gol­pea­do a una mu­jer. Es una en­fer­me­dad de al­gu­nos hom­bres y yo no pa­dez­co esa en­fer­me­dad”

En ba­se a su versión, di­ce que no va a to­mar ac­cio­nes ju­di­cia­les con­tra su ex pa­re­ja: “Es­to es al­go do­lo­ro­so y que me des­pres­ti­gia. No la quie­ro da­ñar, no es­toy pen­san­do en de­man­dar­la, só­lo voy a ver has­ta dón­de se desen­vuel­ve

La Ter­ce­ra,

es­to”.

En tan­to, su gru­po en un prin­ci­pio de­cla­ró que es­pe­ra­rían las re­so­lu­cio­nes ju­di­cia­les, pe­ro con las ho­ras op­ta­ron por mar­gi­nar a su in­te­gran­te y de­cla­rar su apo­yo a la de­nun­cian­te. El re­pre­sen­tan­te del con­jun­to acla­ró que has­ta aho­ra se­gui­rán con sus ac­ti­vi­da­des pro­gra­ma­das. Con­sul­ta­do por es­te dia­rio, el otro lí­der del trío, C-Funk, no qui­so pro­fun­di­zar, aun­que se de­cla­ró sor­pren­di­do: “Aún es­toy tra­tan­do de en­ten­der to­do es­to”.

Des­de ha­ce me­ses, los hom­bres de La me­di­ci­na es­ta­ban en ne­go­cia­cio­nes con la mul­ti­na­cio­nal Universal Mu­sic pa­ra edi­tar su nue­vo ál­bum, el que ya es­tá lis­to, en una ma­nio­bra que ser­vi­ría pa­ra re­im­pul­sar su ca­rre­ra. Des­de el se­llo no qui­sie­ron emi­tir opi­nio­nes, ya que la agru­pa­ción no al­can­zó a fir­mar nin­gún con­tra­to. Eso sí, dis­tin­tas fuentes afir­man que la ma­te­ria­li­za­ción de tal víncu­lo en­tra­rá en pro­ce­so de “revisión”.

Ayer tam­bién des­de lu­ga­res co­mo el bar El Clan anun­cia­ron que ve­ta­rán cual­quier show que in­vo­lu­cre a Cas­tal­di. En tan­to, la es­ce­na chi­le­na se vio con­mo­cio­na­da por el ca­so, con opi­nio­nes que fue- ron des­de Ana Ti­joux y Mon La­fer­te has­ta Alex An­wand­ter y La­tin Bit­man, to­dos re­pu­dian­do el he­cho.

Fi­nal­men­te, otra de las acu­sa­cio­nes de Hen­rí­quez en su Fa­ce­book apun­ta a que Tea Ti­me ha­bría com­pra­do una de las gui­ta­rras ro­ba­das a Ja­vie­ra Me­na el año pa­sa­do des­de su sa­la de en­sa­yo, “sa­bien­do que era de ella”, se­gún el tex­to. Cas­tal­di di­ce que tal ins­tru­men­to lo com­pró en el per­sa y agre­ga: “Se la regalé a ella. Des­pués sa­lió pu­bli­ca­do es­to del ro­bo y nos pa­re­ció que tal vez es­ta gui­ta­rra po­dría ser de ese gru­po de ins­tru­men­tos. No ten­go idea si era de Ja­vie­ra”.

Pe­ro ayer la PDI in­for­mó que la de­nun­cian­te ha­bía en­tre­ga­do el ins­tru­men­to y que se es­ta­ble­ció que per­te­ne­cía al gru­po de Me­na. De he­cho, fue de­vuel­ta a su gui­ta­rris­ta. “Lo que lo­gra­mos es­ta­ble­cer es que es­ta per­so­na (Cas­tal­di) se la ha­bría re­ga­la­do (a su pa­re­ja) y la ha­bría ad­qui­ri­do de ma­ne­ra in­for­mal. Pue­de que den­tro de las di­li­gen­cias que ha­ga­mos en­con­tre­mos otros ins­tru­men­tos o ve­re­mos si es un ca­so ais­la­do. Hay que ver si es un ca­so de re­cep­ta­ción”, di­jo Iván Márquez, sub­pre­fec­to de la PDI.b

“He­mos de­ci­di­do mar­gi­nar a Ca­mi­lo Cas­tal­di in­de­fi­ni­da­men­te de nues­tra agru­pa­ción”

Co­mu­ni­ca­do di­fun­di­do ayer

Mi­nis­tra de la Mu­jer

“Es­te ti­po de vio­len­cia es ex­tre­ma­da­men­te co­mún y no es aje­na al am­bien­te mu­si­cal”

Can­tau­tor

FO­TO: AGENCIAUNO

►► Ca­mi­lo Cas­tal­di era uno de los fun­da­do­res y uno de los ros­tros prin­ci­pa­les de Los Te­tas des­de su irrup­ción en los 90.

FO­TO: FA­CE­BOOK

►► Una de las fo­tos que Hen­rí­quez subió ayer a la web.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.