“Es­ta nor­ma per­mi­te que un ni­ño en­tre al pa­be­llón con vi­da y sal­ga muer­to”

La Tercera - - Nacional - D. Agua­yo

Ig­na­cio Sán­chez, rec­tor de la U. Ca­tó­li­ca, ha si­do uno de los prin­ci­pa­les opo­si­to­res al pro­yec­to que des­pe­na­li­za la in­te­rrup­ción del em­ba­ra­zo en ries­go de vi­da de la ma­dre, in­via­bi­li­dad fe­tal y vio­la­ción. El tam­bién mé­di­co ha ase­gu­ra­do que en los re­cin­tos de la Red de Sa­lud UC Ch­ris­tus no se prac­ti­ca­rán abor­tos y pi­de que la ob­je­ción de con­cien­cia, que ini­cial­men­te se otor­gó a mé­di­cos y es­ta se­ma­na se am­plió a to­do el per­so­nal del pa­be­llón, se en­tre­gue, además, a las ins­ti­tu­cio­nes. Ayer, Sán­chez re­afir­mó su pos­tu­ra y va­lo­ró la ex­ten­sión, pe­ro ad­mi­tió que com­ple­ji­za­rá la for­ma­ción de equi­pos mé­di­cos ap­tos pa­ra prac­ti­car es­tos pro­ce­di­mien­tos.

¿La ex­ten­sión de la ob­je­ción de con­cien­cia al equi­po mé­di­co obs­ta­cu­li­za la prác­ti­ca del abor­to?

Ob­via­men­te, ha­ce más com­ple­ja la for­ma­ción de los equi­pos que es­tén dis­po­ni­bles, pe­ro des­de que se plan­teó la ga­ran­tía pa­ra el mé­di­co que ha­ce el pro­ce­di­mien­to, he­mos di­cho que en es­tos pro­ce­di­mien­tos, que son com­ple­jos, no pue­den ser he­chos por una so­la per­so­na, hay has­ta cua­tro más, anes­te­sió­lo­go, en­fer­me­ra y ar­se­na­le­ra, que for­man el equi­po de sa­lud, y nos pa­re­ce que es­tos pro­fe­sio­na­les no pue­den ser obli­ga­dos pa­ra ha­cer un pro­ce­di­mien­to que ter­mi­na con la vi­da de un ni­ño en el úte­ro ma­terno.

¿Cum­plen el mis­mo rol un mé­di­co ci­ru­jano que una en­fer­me­ra?

El mé­di­co ci­ru­jano no pue­de ha­cer el pro­ce­di­mien­to si no hay un apo­yo, y no por la du­da de que no po­da­mos con­fi­gu­rar los equi­pos pa­sa­re­mos por en­ci­ma de la li­bre vo­lun­tad de una per­so­na de par­ti­ci­par de una in­ter­ven­ción de es­te ti­po. Es­ta ley per­mi­te que un ni­ño que es­tá con vi­da, in­de­pen­dien­te de sus con­di­cio­nes y pro­ble­mas, en­tre al pa­be­llón y sal­ga de él muer­to. No ex­ten­der la ob­je­ción se­ría dis­cri­mi­na­to­rio y me­nos­pre­ciar el tra­ba­jo que ha­cen esos otros pro­fe­sio­na­les.

Par­la­men­ta­rios plan­ta­ron que la UC de­be­ría que­dar al mar­gen de los re­cur­sos pú­bli­cos si no cum­ple con la ley, ¿qué opi­na?

Hay un desconocimiento to­tal de al­gu­nos par­la­men­ta­rios que dan opi­nio­nes su­per­fi­cia­les. La Fa­cul­tad de Me­di­ci­na re­ci­be fon­dos pú­bli­cos en sa­lud por­que aten­de­mos a más del 50% de nues­tros pa­cien­tes por Fo­na­sa y por­que los hos­pi­ta­lesl Só­te­ro del Río y San Juan de Dios, en­tre otros, ha­cen con­ve­nios con no­so­tros pa­ra ci­ru­gías de ni­ños, car­dio­pa­tías con­gé­ni­tas, tras­la­do de pa­cien­tes crí­ti­cos y tras­plan­tes.

¿Aprue­ba que no sea re­qui­si­to de­nun­ciar al vio­la­dor pa­ra ac­ce­der a un abor­to?

Hay que ayu­dar a la mu­jer pa­ra que el vio­la­dor sea de­nun­cia­do, pues mu­chas ve­ces es­tá en la ca­sa. La ma­dre pue­de ha­cer­se un abor­to, pe­ro ¿qué pa­sa­rá a los seis me­ses? ¿Se re­pe­ti­rá el pro­ce­so? Ese vio­la­dor que­da­rá sin cas­ti­go. Te­ne­mos que pen­sar en la víc­ti­ma, pe­ro tam­bién ser efec­ti­vos en la de­nun­cia.b

“No pa­sa­re­mos por en­ci­ma de la li­bre vo­lun­tad de una per­so­na de par­ti­ci­par de es­tas in­ter­ven­cio­nes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.