Ley de In­clu­sión

La Tercera - - Correo - Juan Car­los So­to­ma­yor F.

Se­ñor di­rec­tor:

La Ley de In­clu­sión has­ta aho­ra pa­re­cie­ra un cam­bio cos­mé­ti­co, que lo úni­co que ge­ne­ra es in­cer­ti­dum­bre a las fa­mi­lias, pe­ro que no re­suel­ve el co­ra­zón del pro­ble­ma. Más allá de la fa­mo­sa tóm­bo­la, que mu­chos pue­den de­fen­der co­mo un sis­te­ma jus­to, hay que es­tar en el lu­gar de esas fa­mi­lias que ven có­mo sus po­si­bi­li­da­des de ad­mi­sión se es­fu­man en un sor­teo.

Pe­ro el gran pro­ble­ma de es­ta ley es otro: que no ase­gu­ra la in­clu­sión den­tro de la sa­la de cla­ses. Tam­po­co abor­da qué he­rra­mien­tas ten­drán los pro­fe­so­res pa­ra en­fren­tar el desafío de la in­clu­sión en los pro­ce­sos de en­se­ñan­za-apren­di­za­je con sus es­tu­dian­tes.

¿Có­mo se ges­tio­na la en­se­ñan­za con ni­ños y jó­ve­nes di­ver­sos? La ley de­be dar pa­sos reales pa­ra avan­zar en una in­clu­sión edu­ca­ti­va, pa­ra co­men­zar a re­sol­ver la se­gre­ga­ción de los es­tu­dian­tes en sus opor­tu­ni­da­des de apren­di­za­jes.

La­men­ta­ble­men­te, el de­ba­te se ha que­da­do en los pro­ce­di­mien­tos de se­lec­ción y fin al co­pa­go, te­mas ne­ce­sa­rios pe­ro más bien ins­tru­men­ta­les e in­su­fi­cien­tes, si lo que se quie­re es al­can­zar una educación

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.