Pa­tri­mo­nio y mo­der­ni­dad

La Tercera - - Correo -

LA RE­CIEN­TE de­cla­ra­to­ria del de­no­mi­na­do “Lo­te 18-A1” de la Vi­lla San Luis en Las Con­des co­mo Mo­nu­men­to Na­cio­nal por par­te del Con­se­jo de Mo­nu­men­tos Na­cio­na­les, ra­ti­fi­ca­da el pa­sa­do miér­co­les por la mi­nis­tra de Educación, Adriana Del­piano, po­ne en evi­den­cia la pre­ca­rie­dad de nues­tra ins­ti­tu­cio­na­li­dad ur­ba­na así co­mo la ur­gen­cia de con­tar con po­lí­ti­cas y pro­gra­mas de con­ser­va­ción del pa­tri­mo­nio ar­qui­tec­tó­ni­co acor­des con el va­lor tan­gi­ble e in­tan­gi­ble de las obras.

En el ca­so es­pe­cí­fi­co de los te­rre­nos de Vi­lla San Luis, la de­cla­ra­to­ria abre un flan­co gra­ve de in­cer­te­za ju­rí­di­ca, de­bi­do a la pre­mu­ra y ur­gen­cia con que se tra­mi­tó y a los gra­vá­me­nes que im­pon­dría res­pec­to a de­re­chos le­gí­ti­ma­men­te ad­qui­ri­dos por sus ac­tua­les pro­pie­ta­rios.

Es­tos úl­ti­mos, si­guien­do la le­gis­la­ción vi­gen­te, pre­sen­ta­ron un an­te­pro­yec­to de edi­fi­ca­ción que fue apro­ba­do por el mu­ni­ci­pio al cum­plir to­das las normativas y con­di­cio­nes ur­ba­nas exi­gi­das, e in­clu­so ya ha­bía ob­te­ni­do per­mi­so de de­mo­li­ción. Lo in­com­pren­si­ble de es­ta si­tua­ción es que el Es­ta­do, que por dé­ca­das fue pro­pie­ta­rio del con­jun­to y nun­ca mos­tró in­te­rés en con­ser­var­lo co­mo pa­tri­mo­nio, ven­de el te­rreno a una in­mo­bi­lia­ria que pa­ga su va­lor co­mer­cial, pa­ra que años más tarde el mis­mo Es­ta­do blo­quee su desa­rro­llo por pre­sio­nes po­lí­ti­cas.

Na­die du­da del va­lor his­tó­ri­co del pro­yec­to ori­gi­nal desa­rro­lla­do en los años se­sen­ta por el ar­qui­tec­to de la Coor­po­ra­ción del Me­jo­ra­mien­to Ur­bano (CORMU)Mi­guel Ey­quem y cons­trui­do du­ran­te la Uni­dad Po­pu­lar ba­jo la di­rec­ción de Mi­guel Law­ner co­mo un mo­de­lo de in­te­gra­ción so­cial ba­sa­do en los pre­cep­tos del ur­ba­nis­mo mo­derno.

Sin em­bar­go, a ca­si me­dio si­glo de su cons­truc­ción, y aten­dien­do a las di­ná­mi­cas pro­pias del desa­rro­llo de la ciu­dad, las dos es­truc­tu­ras que pre­ca­ria­men­te si­guen en pie en el men­cio­na­do lo­te no re­pre­sen­tan un va­lor ur­bano o ar­qui­tec­tó­ni­co que ame­ri­te su con­ser­va­ción.

Lo que es ur­gen­te y ne­ce­sa­rio, an­te la in­mi­nen­te de­mo­li­ción, es po­ner en va­lor el pa­tri­mo­nio in­tan­gi­ble que re­pre­sen­ta la his­to­ria ma­te­rial de la Vi­lla San Luis y sus po­bla­do­res.

En es­te sen­ti­do, si la ac­ción del go­bierno y el Con­se­jo de Mo­nu­men­tos Na­cio­na­les bus­ca reivin­di­car la lu­cha so­cial de los an­ti­guos ve­ci­nos, o re­co­no­cer el da­ño pro­du­ci­do por los mi­li­ta­res al erra­di­car­los y to­mar con­trol del con­jun­to du­ran­te la dic­ta­du­ra, es­ta re­pa­ra­ción es res­pon­sa­bi­li­dad del Es­ta­do y no de los in­mo­bi­lia­rios, que com­pra­ron de bue­na fe el pre­dio y no tie­nen por qué pa­gar aho­ra el cos­to de re­pa­rar di­chas deu­das his­tó­ri­cas.

Más que con­ser­var rui­nas de blo­ques irre­le­van­tes, se­ría más cons­truc­ti­vo tra­ba­jar jun­to a los an­ti­guos y ac­tua­les pro­pie­ta­rios del te­rreno pa­ra in­cor­po­rar en el nue­vo pro­yec­to una sa­la y mues­tra que cuen­te la his­to­ria, pro­ce­so y con­tex­to en el cual se desa­rro­lló la Vi­lla San Luis.

Si real­men­te que­re­mos co­mu­ni­car a las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes el va­lor his­tó­ri­co del con­jun­to, me­jor se­ría una ex­po­si­ción per­ma­nen­te o me­mo­rial si­mi­lar al ga­lar­do­na­do pa­be­llón de Chi­le en la Bie­nal de Ar­qui-

Na­die du­da del va­lor his­tó­ri­co de la Vi­lla San

Luis, pe­ro las dos es­truc­tu­ras que pre­ca­ria­men­te si­guen en pie no re­pre­sen­tan un va­lor ur­bano o ar­qui­téc­tó­ni­co que ame­ri­te su con­ser­va­ción.

tec­tu­ra de Ve­ne­cia 2014, que gra­cias a la cu­ra­to­ría de Pe­dro Alon­so y Hu­go Pal­ma­ro­la lo­gró res­ca­tar y po­ner en re­le­van­cia la his­to­ria del sis­te­ma cons­truc­ti­vo KPD, tam­bién desa­rro­lla­do du­ran­te la Uni­dad Po­pu­lar.

De es­ta ma­ne­ra pre­ser­va­re­mos no so­lo el va­lor his­tó­ri­co, sino tam­bién la cer­te­za ju­rí­di­ca de un nue­vo pro­yec­to que ha cum­pli­do con to­das las normativas.

Y un pro­yec­to que sin du­da se­rá tam­bién un gran apor­te al que hoy es uno de los prin­ci­pa­les ba­rrios de co­mer­cio y ser­vi­cios de la ca­pi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.