“En los ca­si­nos de EE.UU. es po­si­ble en­trar con ar­mas”

La Tercera - - Nacional -

Ayer lle­gó a Chi­le el di­rec­tor eje­cu­ti­vo del Ins­ti­tu­to In­ter­na­cio­nal de Juegos de la Uni­ver­si­dad de Ne­va­da, Las Ve­gas (UNLV), Bo Bern­hard. Con su vi­si­ta bus­ca ase­so­rar a los ca­si­nos del país y com­par­tir la ex­pe­rien­cia que exis­te en los ca­si­nos del mun­do pa­ra abor­dar la se­gu­ri­dad y el ma­ne­jo de la lu­do­pa­tía.

¿Có­mo ana­li­za lo ocu­rri­do el do­min­go pa­sa­do en el ca­sino Mon­ti­ce­llo?

La se­gu­ri­dad es un desafío muy di­fí­cil en to­das par­tes del mun­do. En Las Ve­gas no te­ne­mos de­tec­to­res de me­ta­les co­mo los que es­tán ins­ta­lan­do en Chi­le, pe­ro hay un sis­te­ma muy gran­de de se­gu­ri­dad con la po­li­cía, se­gu­ri­dad pri­va­da y las or­ga­ni­za­cio­nes que es­tu­dian a las per­so­nas. Se tra­ta de un sis­te­ma in­te­gral.

¿En Es­ta­dos Uni­dos los clien­tes pue­den por­tar ar­mas en los ca­si­nos?

Es­ta­dos Uni­dos es una na­ción de ar­mas. En to­das par­tes del país, in­clu­yen­do los ca­si­nos, es po­si­ble en­trar con ar­mas. Es la reali­dad de la na­ción. Por eso es muy im­por­tan­te la se­gu­ri­dad y sa­ber có­mo tra­ba­jar pa­ra pro­te­ger a la gen­te.

¿Es co­mún en ca­si­nos de EE.UU. epi­so­dios co­mo el que ocu­rrió en el ca­sino

Mon­ti­ce­llo?

No lo es.

¿Có­mo fun­cio­na la se­gu­ri­dad en las sa­las de juegos de los ca­si­nos en EE.UU.?

Ope­ra con guar­dias pri­va­dos ar­ma­dos y po­li­cías.

¿Qué se de­be­ría ha­cer pa­ra evi­tar es­te ti­po de si­tua­cio­nes?

Es muy di­fí­cil evi­tar es­tas si­tua­cio­nes cuan­do una per­so­na so­li­ta­ria ha de­ci­di­do ha­cer al­go así. Pue­de es­tar la opor­tu­ni­dad de evi­tar­las so­lo en los ca­sos en que la per­so­na afec­ta­da com­par­te con otros lo que es­tá vi­vien­do y lo que pien­sa ha­cer.

¿Cuá­les son las me­di­das de se­gu­ri­dad con­cre­tas pa­ra

en­fren­tar es­tos ac­tos?

Es ne­ce­sa­rio res­pon­der con un equi­po que tra­ba­je en el ca­sino, más un gru­po de mé­di­cos que com­pren­dan la en­fer­me­dad de la lu­do­pa­tía, ade­más de un equi­po po­li­cial y el go­bierno.

¿Qué le pa­re­ce que ha­ya guar­dias ar­ma­dos al in­te­rior de la sa­la de juegos?

De­pen­de de ca­da país. Ca­da na­ción tie­ne una re­la­ción úni­ca con las ar­mas. Tie­ne que ver con al­go más bien cul­tu­ral. No es­toy aquí pa­ra de­cir lo que tie­ne que ha­cer Chi­le. No­so­tros te­ne­mos mu­cha in­for­ma­ción, pe­ro Chi­le tie­ne que de­ci­dir qué es lo me­jor pa­ra su país. Guar­dias con ar­mas es com­pli­ca­do. En In­gla­te­rra, la po­li­cía, por ejem­plo, nun­ca tie­ne ar­mas y pa­ra ellos es me­jor. Pe­ro en EE.UU. te­ne­mos una po­bla­ción con mu­chas ar­mas y he­mos de­ci­di­do que es me­jor.

¿Es pri­me­ra vez que vie­ne a Chi­le a ha­cer un diag­nós­ti­co?

Sí. Voy a vol­ver a Chi­le el 26 de ju­lio a tra­ba­jar con el go­bierno. Va a ve­nir tam­bién el go­ber­na­dor de Ne­va­da a ha­blar so­bre el te­ma de los juegos de azar. Es im­por­tan­te tra­ba­jar en con­jun­to con or­ga­ni­za­cio­nes lo­ca­les y ex­per­tos pa­ra apren­der sus prác­ti­cas.

“Es muy di­fí­cil evi­tar es­tas si­tua­cio­nes cuan­do una per­so­na so­li­ta­ria ha de­ci­di­do ha­cer al­go así”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.