G20: el ca­mino ha­cia Ar­gen­ti­na

En enero de 2018 se re­uni­rán en Chi­le los Can­ci­lle­res del Fo­ro CELACChi­na; en ju­lio de 2018, G20 en Ar­gen­ti­na y, en no­viem­bre de 2019, Cum­bre de APEC en Chi­le.

La Tercera - - Mundo Cumbre G20 - Por Ri­car­do La­gos

El gru­po de paí­ses in­dus­tria­li­za­dos y los lla­ma­dos emer­gen­tes (G20) re­vi­ven en Ham­bur­go su en­cuen­tro anual, pe­ro es­ta vez con una va­rian­te no me­nor: por Es­ta­dos Uni­dos se ha sen­ta­do a la me­sa Do­nald Trump. Su voz es dis­tin­ta a la de sus pre­de­ce­so­res, ins­ta­la­da en la trin­che­ra del pro­tec­cio­nis­mo y en du­ra con­fron­ta­ción con el orden mul­ti­la­te­ral que ha sim­bo­li­za­do el G20. Lle­ga di­cien­do, en­tre otras co­sas, que aho­ra Es­ta­dos Uni­dos re­cha­za las de­ci­sio­nes de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio y ame­na­za con ig­no­rar sus fa­llos. Mé­xi­co ha­ce po­co lo­gró que la OMC lo au­to­ri­za­ra a im­po­ner san­cio­nes a Es­ta­dos Uni­dos por dis­cri­mi­nar al atún me­xi­cano. Pe­ro, de un informe co­no­ci­do re­cien­te­men­te se des­pren­de que Trump pre­ten­de ig­no­rar los fa­llos de la OMC que él con­si­de­re una afren­ta a la so­be­ra­nía de Es­ta­dos Uni­dos.

Por eso ha­brá ten­sio­nes y la ta­rea no se­rá fá­cil pa­ra la can­ci­ller An­ge­la Mer­kel co­mo an­fi­trio­na. El G20 na­ció tras irrum­pir la cri­sis eco­nó­mi­ca de 2008 y fue el pro­pio Geor­ge W. Bush que, de­jan­do de la­do sus con­vic­cio­nes, asu­mió que el G7 de los paí­ses in­dus­tria­li­za­dos no te­nía ca­pa­ci­dad su­fi­cien­te pa­ra en­con­trar sa­li­das an­te la ca­tás­tro­fe.

Ha­bía que su­mar a otros co­mo Chi­na, In­dia, Co­rea del Sur, Su­dá­fri­ca y las tres eco­no­mías la­ti­noa­me­ri­ca­nas más gran­des: Ar­gen­ti­na, Bra­sil y Mé­xi­co. La idea era te­ner un fo­ro de coope­ra­ción y con­sul­ta pa­ra lle­var ade­lan­te po­lí­ti­cas en fa­vor del cre­ci­mien­to y de los mer­ca­dos abier­tos, te­nien­do en cuenta los al­can­ces so­cia­les y po­lí­ti­cos de ta­les me­di­das. No es que se ha­yan da­do con­sen­sos fá­ci­les, pe­ro nun­ca se ha pen­sa­do im­pul­sar el pro­tec­cio­nis­mo co­mo fór­mu­la de reor­de­na­mien­to eco­nó­mi­co mun­dial. Es lo que no en­tien­de Trump y allí es­tá el ori­gen de las ten­sio­nes.

Ya en la reunión de las or­ga­ni­za­cio­nes fi­nan­cie­ras in­ter­na­cio­na­les y los mi­nis­tros de Fi­nan­zas del G20, en mar­zo, se no­tó el cam­bio en la Ca­sa Blan­ca. En esen­cia allí se ne­gó el con­cep­to de co­mu­ni­dad glo­bal. Pa­ra el go­ber­nan­te nor­te­ame­ri­cano y sus co­la­bo­ra­do­res di­rec­tos, el mun­do es un cam­po de ba­ta­lla, una are­na in­ter­na­cio­nal, don­de los in­tere­ses po­lí­ti­cos, eco­nó­mi­cos, so­cia­les, cul­tu­ra­les, mo­ra­les y re­li­gio­sos se en­fren­tan unos a otros.

¿Con es­tas dos vi­sio­nes, tan dis­tin­tas de las re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les, có­mo avan­zar ha­cia una co­mu­ni­dad glo­bal, aque­lla que bus­ca com­par­tir va­lo­res fun­da­men­ta­les pa­ra el ser hu­mano y cons­truir me­jo­res con­di­cio­nes de vi­da pa­ra to­dos?

El anun­cio del re­ti­ro de Es­ta­dos Uni­dos del Acuer­do de Pa­rís so­bre Cam­bio Cli­má­ti­co es só­lo un bo­tón de mues­tra, pe­ro es allí don­de es­tá el meo­llo de la cues­tión. En Ham­bur­go, con la du­re­za que se pre­su­me, ten­dre­mos una dis­cu­sión pre­li­mi­nar de mu­chas ten­sio­nes a re­gis­trar­se en 2017 y el 2018, pa­ra dar for­ma a una es­tra­te­gia de avan­ce des­de la cual dar go­ber­na­bi­li­dad a la co­mu­ni­dad glo­bal.

To­do es­to ca­be mi­rar­lo con el má­xi­mo in­te­rés des­de Amé­ri­ca La­ti­na, ya que la pró­xi­ma Cum­bre del G20 ten­drá lu­gar en Ar­gen­ti­na. Y por eso fue tan sig­ni­fi­ca­ti­va la re­cien­te vi­si­ta de la can­ci­ller ale­ma­na por es­te país y Mé­xi­co. Es cier­to que en 2012 el en­cuen­tro tu­vo lu­gar en el país az­te­ca, pe­ro es­te sal­to al sur y aho­ra con una con­fron­ta­ción tan evi­den­te en­tre la pri­me­ra po­ten­cia mun­dial y los de­más paí­ses del es­ce­na­rio eco­nó­mi­co glo­bal, ha­cen que la pre­si­den­cia de Ar­gen­ti­na del G20 ocu­rra en un mo­men­to par­ti­cu­lar­men­te crí­ti­co en el orden in­ter­na­cio­nal.

Por una par­te, se­rá im­por­tan­te co­mo Ar­gen­ti­na, en tan­to país an­fi­trión, más Mé­xi­co y Bra­sil, ge­ne­ran una re­fle­xión con­jun­ta con otras eco­no­mías de la re­gión pa­ra avan­zar en una cier­ta mi­ra­da co­mún del orden mun­dial que que­re­mos. Se tra­ta de bus­car lo me­jor pa­ra nues­tros pro­pios in­tere­ses. Pe­ro tam­bién es el mo­men­to de acer­car­se más a otros so­cios.

¿Qué pien­san los lí­de­res afri­ca­nos que es­tán en el G20? ¿Cuál es la po­si­ción de los paí­ses asiá­ti­cos, ca­da vez más in­te­gra­dos en ASEAN? ¿Có­mo de­be­ría evo­lu­cio­nar nues­tra re­la­ción, es­pe­cial­men­te la del Mer­co­sur con la Unión Eu­ro­pea, pa­ra una ma­yor in­te­gra­ción eco­nó­mi­ca con va­lo­res com­par­ti­dos? ¿Es po­si­ble ex­plo­rar tam­bién una ma­yor con­ver­gen­cia con Chi­na, ca­da vez más con­vo­ca­da a lle­nar el va­cío que de­ja Es­ta­dos Uni­dos, si si­gue con la po­lí­ti­ca Trump?

Pa­ra los paí­ses de eco­no­mías emer­gen­tes es esen­cial de­fen­der el sis­te­ma acor­da­do con la OMC: te­ner don­de lle­var las quejas, pre­sen­tar prue­bas y lo­grar ar­bi­tra­jes cu­yos fa­llos sean obli­ga­to­rios. Trump ame­na­za con sa­lir­se de la OMC, no cum­plir los fa­llos y apli­car aran­ce­les cuan­do le pa­rez­ca. Ar­gen­ti­na, co­mo con­duc­to­ra del G20 a par­tir de aho­ra, ten­drá que for­ta­le­cer la vi­gen­cia del sis­te­ma OMC con mu­cha ener­gía.

En es­te mar­co, es im­por­tan­te asu­mir una se­cuen­cia de fo­ros que, de una u otra for­ma, traen a es­ta re­gión del mun­do el de­ba­te y la bús­que­da de un or­de­na­mien­to glo­bal se­rio, par­ti­ci­pa­ti­vo y con vi­sión co­mún an­te los gran­des cam­bios del si­glo XXI.

En enero de 2018 se re­uni­rán en Chi­le los Can­ci­lle­res del Fo­ro CELAC-Chi­na; en ju­lio de 2018 G20 en Ar­gen­ti­na; en no­viem­bre de 2019 Cum­bre de APEC en Chi­le. Y to­do ello cru­za­do por nues­tras pro­pias de­fi­ni­cio­nes po­lí­ti­cas pre­si­den­cia­les. Vie­nen tiem­pos de gran­des desafíos don­de lo lo­cal y lo glo­bal es­ta­rán in­ter-re­la­cio­na­dos co­mo nun­ca an­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.