“No pa­re­ce in­dis­pen­sa­ble mo­ver la ta­sa de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria”

La Tercera - - Negocios - Víc­tor Pe­ter­sen / Pa­blo Guar­da

An­te el re­me­zón que cau­só la sor­pre­sa del ba­jo IPC de ju­nio, el ex pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, Car­los Mas­sad, se mues­tra cau­to. A su jui­cio, una de las vir­tu­des del en­te rec­tor, y de sus con­se­je­ros, es que no reac­cio­nan a la in­fla­ción del mo­men­to, sino que pon­de­ran la de­ci­sión de mo­ver la ta­sa con una mi­ra­da de lar­go pla­zo.

“To­das las es­ti­ma­cio­nes apun­tan a 3% pa­ra el IPC, en ese pla­zo”, re­ma­tó.

¿En­ton­ces el lla­ma­do es a no so­bre reac­cio­nar al da­to?

El mo­vi­mien­to de la ta­sa de in­te­rés tie­ne que ver con va­rios ele­men­tos, ade­más del da­to del da­to de la in­fla­ción, co­mo son las bre­chas de ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca y las cir­cuns­tan­cias in­ter­na­cio­na­les. En ese sen­ti­do, por ejem­pleo, ba­jar la ta­sa lo­cal cuan­do EE.UU. apun­ta a su­bir la pro­pia, im­pli­ca­ría cier­ta com­ple­ji­dad en cuan­to a los mo­vi­mien­tos de ca­pi­ta­les. El di­fe­ren­cial de ta­sas con ellos nos po­dría com­pli­car las co­sas. Por es­to, lo bueno es que el BC no mi­ra so­lo la in­fla­ción del ins­tan­te. Yo creo que nos va­mos a ir acer­can­do pau­la­ti­na­men­te al cen­tro de la me­ta del Ban­co.

En­ton­ces usted no ve la ne­ce­si­dad de ba­jar la ta­sa.

Des­de es­te pun­to de vis­ta, no pa­re­ce in­dis­pen­sa­ble mo­ver la ta­sa de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria.

¿Y por qué se ubi­ca tan ba­ja la in­fla­ción en ju­nio, hay pro­ble­mas de de­man­da?

Al­gu­nos pre­cios pun­tua­les pro­vo­ca­ron esa ba­ja ines­pe­ra­da. No tie­ne que ver di­rec­ta­men­te con que el ni­vel de ac­ti­vi­dad es­té más ba­jo. Tie­ne que ver más bien con fac­to­res es­ta­cio­na­les o de otro ti­po, más pun­tua­les. No se jus­ti­fi­ca, so­bre esa ba­se, re­vi­sar las pro­yec­cio­nes a lar­go pla­zo del BC.

De to­das ma­ne­ras, ex pre­si­den­tes del en­te rec­tor, co­mo Jo­sé de Gre­go­rio y Ro­ber­to Zah­ler han lla­ma­do a rea­li­zar es­te re­cor­te, in­clu­so más.

Yo veo que la ta­sa es­tá so­lo le­ve­men­te so­bre la in­fla­ción es­te mes, pe­ro en reali­dad ha es­ta­do en te­rreno ne­ga­ti­vo es­te úl­ti­mo tiem­po. No creo que a es­tos ni­ve­les una re­duc­ción adi­cio­nal va­ya a pro­vo­car al­go. Ade­más, las ta­sas lar­gas es­tán su­bien­do.

¿Su apues­ta es que el Ban­co Cen­tral se man­ten­ga en 2,5% en­ton­ces, por un tiem­po pro­lon­ga­do?

En es­tos ran­gos, pe­que­ños mo­vi­mien­tos de la ta­sa no pro­du­cen nin­gún efec­to. Si qui­sie­ra real­men­te pro­vo­car al­go de­be­ría ha­blar­se de más de un cuar­to de pun­to.

¿En­ton­ces de qué ma­ne­ra se pue­de es­ti­mu­lar la eco­no­mía que es­tá ali­caí­da?

“Yo creo que nos va­mos a ir acer­can­do pau­la­ti­na­men­te al cen­tro de la me­ta del Ban­co Cen­tral”.

Hay dos va­ria­bles im­por­tan­tes. Una es el la­do fis­cal, y el otro las ex­pec­ta­ti­vas. So­bre es­te se­gun­do pun­to, es­tán un po­co exa­ge­ra­das en tér­mi­nos de ries­go. Es de­cir, las ta­sas que se uti­li­zan pa­ra ac­tua­li­zar el flu­jo fu­tu­ro son bas­tan­te al­tas por el ries­go. Aho­ra, si uno quie­re real­men­te ba­jar las ta­sas de me­diano y lar­go pla­zo tie­ne que bus­car ma­ne­ras de re­du­cir el ries­go.

Si lle­ga a ba­jar la ca­li­fi­ca­ción de ries­go de Chi­le de par­te de las agen­cias in­ter­na­cio­na­les, ¿se com­pli­ca­ría aun más es­te fe­nó­meno?

Sin du­da una re­vi­sión a la ba­ja de la no­ta del país ha­ría su­bir los ries­gos, por­que ha­ría su­bir los cos­tos del en­deu­da­mien­to chi­leno en el ex­te­rior.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.