¿Se acer­ca el re­sur­gi­mien­to de Al Qae­da?

[GRU­PO YIHA­DIS­TA] La or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta fue eclip­sa­da por el au­ge del Estado Is­lá­mi­co, pe­ro los ana­lis­tas se­ña­lan que ha cam­bia­do su ima­gen y que si­gue sien­do fuer­te.

La Tercera - - Mundo - Por Cris­ti­na Ci­fuen­tes

LA ma­dru­ga­da del 2 de ma­yo de 2011, exac­ta­men­te a las 01.00 ho­ras de Pa­kis­tán, un gru­po de las fuer­zas es­pe­cia­les es­ta­dou­ni­den­ses, co­no­ci­do co­mo Navy Seals, in­gre­só a un com­ple­jo en Ab­bot­ta­bad y dio muer­te al lí­der de Al Qae­da, Osa­ma Bin La­den. Po­co tiem­po des­pués el en­ton­ces Pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Ba­rack Oba­ma, dio a co­no­cer la no­ti­cia en un dis­cur­so te­le­vi­sa­do y el jú­bi­lo no só­lo se apo­de­ró de la Ca­sa Blan­ca, sino que se ex­ten­dió a va­rios paí­ses del mun­do, por­que pa­ra mu­chos sig­ni­fi­ca­ba el fin del te­rro­ris­ta.

Sin em­bar­go, no to­dos reac­cio­na­ron de esa ma­ne­ra. El ex agen­te del FBI, Ali Sou­fan, que ha­bía pa­sa­do más de 10 años es­tu­dian­do al lí­der de esa or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta, se en­con­tra­ba preo­cu­pa­do por­que si bien se ha­bía da­do muer­te al men­sa­je­ro, el men­sa­je iba a pre­va­le­cer. En su li­bro, pu­bli­ca­do en ma­yo pa­sa­do, Ana­tomy of Terror (Anato­mía del Terror), el ex­per­to en con­tra­te­rro­ris­mo se­ña­la que uno de sus te­mo­res por ese en­ton­ces era que las dis­tin­tas fi­lia­les de Al Qae­da que ha­bían per­ma­ne­ci­do ali­nea­das ba­jo el man­do de Bin La­den se se­pa­ra­ran y ac­tua­ran por sí so­las.

Si bien el gru­po no tie­ne el po­der y la in­fluen­cia que po­seía cuan­do lle­vó a ca­bo los ata­ques del 11 de sep­tiem­bre de 2001 en Es­ta­dos Uni­dos, mu­chos ana­lis­tas se­ña­lan que aún si­gue sien­do fuer­te y que pue­de re­sur­gir. De he­cho, la pre­gun­ta res­pec­to de qué es lo que es­tá pre­pa­ran­do el su­ce­sor de Bin La­den, Abi Moha­med Ay­man Al Za­wahi­ri, si­gue ron­dan­do des­de en­ton­ces al in­te­rior de los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia de Eu­ro­pa y de los paí­ses an­glo­sa­jo­nes.

Pa­ra el pro­fe­sor y ex­per­to en Al Qae­da de la Fun­da­ción pa­ra la De­fen­sa de las De­mo­cra­cias, Da­veed Gar­tens­tein-Ross, el sur­gi­mien­to del Estado Is­lá­mi­co, con su con­trol de te­rri­to­rio y su ha­bi­li­dad pa­ra mo­vi­li­zar a sus par­ti­da­rios, ame­na­zó la po­si­ción do­mi­nan­te del gru­po de Bin La­den den­tro del mo­vi­mien­to yiha­dis­ta glo­bal e in­clu­so mu­chos ana­lis­tas pen­sa­ron que el gru­po de Al Bagh­da­di iba a eclip­sar a Al Qae­da. Sin em­bar­go, a jui­cio de Gar­tens­tein-Ross, es­tos úl­ti­mos desafia­ron la sa­bi­du­ría con­ven­cio­nal y no só­lo so­bre­vi­vie­ron al desafío, sino que re­sur­gie­ron de ma­ne­ra más fuer­te al lle­var a ca­bo una es­tra­te­gia de de­li­be­ra­do ba­jo per­fil.

“Al Qae­da fue ca­paz de ‘re­no­var­se’ al di­fe­ren­ciar­se con el Estado Is­lá­mi­co res­pec­to a las mues­tras de bru- ta­li­dad pa­ra así ga­nar más es­pa­cio pa­ra ope­rar den­tro de la re­gión. El gru­po ha su­pe­ra­do siem­pre los desafíos me­dian­te una com­bi­na­ción de una pla­ni­fi­ca­ción in­te­li­gen­te y pa­cien­cia es­tra­té­gi­ca”, aña­dió.

En la mis­ma lí­nea, el ex­per­to en te­rro­ris­mo y pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Geor­ge­town Bru­ce Hoff­man, se­ña­la -en una en­tre­vis­ta con el por­tal de se­gu­ri­dad The Cip­her Brief­que mien­tras el Estado Is­lá­mi­co provoca a la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, Al Qae­da de ma­ne­ra si­len­cio­sa re­cons­tru­ye sus re­cur­sos, ha re­no­va­do su ima­gen. “Han te­ni­do éxi­to en pre­ser­var su fuer­za en va­gru­po

FOTO: AR­CHI­VO

►► El fa­lle­ci­do lí­der de Al Qae­da, Osa­ma Bin La­den.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.