San­tia­go tie­ne 3 días y Val­pa­raí­so 5 días me­nos de llu­vias anua­les que hace 50 años

► Datos de la Di­rec­ción Me­teo­ro­ló­gi­ca mues­tran pér­di­da de días de llu­via en las úl­ti­mas dé­ca­das. ► Si bien hay dé­fi­cit, los epi­so­dios de llu­via ex­tre­ma han au­men­ta­do en al­gu­nas zo­nas.

La Tercera - - Sociedad - Cris­ti­na Es­pi­no­za

BAL­MA­CE­DA Si an­tes era co­mún te­ner va­rios días de llu­via se­gui­dos du­ran­te el in­vierno, al me­nos en la zo­na cen­tro sur, las po­si­bi­li­da­des hoy es­tán ba­jan­do, y el re­gis­tro de lo ob­ser­va­do en los úl­ti­mos 50 años mues­tra que hoy no só­lo llue­ve me­nos en el año, sino que cuan­do llue­ve cae más can­ti­dad en me­nos tiem­po.

Una re­co­pi­la­ción de datos re­gis­tra­dos en­tre los años 1961 y 2015 en 40 es­ta­cio­nes de la Di­rec­ción Me­teo­ro­ló­gi­ca de Chi­le (DMC), mues­tra ten­den­cias ha­cia la dis­mi­nu­ción de pre­ci­pi­ta­cio­nes en ca­si to­do el país, con ex­cep­ción del nor­te, don­de se vi­ve lo con­tra­rio

En Puer­to Montt, por ejem­plo, la pre­ci­pi­ta­ción ha dis­mi­nui­do 95,6 mm por dé­ca­da, una pér­di­da que hoy se tra­du­ce en cer­ca de 500 mm me­nos de llu­via que hace 50 años, y 20 días me­nos de llu­via (4,1 me­nos por dé­ca­da). En Valdivia, la pér­di­da es de 69 mm por dé­ca­da y 18,5 días me­nos des­de la dé­ca­da de los 60.

Mien­tras la zo­na es una de las que ha vis­to una ba­ja en la in­ten­si­dad de las pre­ci­pi­ta­cio­nes, no pa­sa lo mis­mo ha­cia el cen­tro-sur, don­de tam­bién llue­ve me­nos, pe­ro cuan­do ocu­rre llue­ve más en me­nos tiem­po.

En Val­pa­raí­so, la pre­ci­pi­ta­ción es­tá dis­mi­nu­yen­do 2,5 mm por dé­ca­da, y hay cin­co días llu­vio­sos me­nos que hace 50 años, “sin em­bar­go, la in­ten­si­dad mues­tra ten­den­cia al al­za, even­tos más ex­tre­mos. Eso se ve tam­bién en va­rias es­ta­cio­nes de la re­gión”, se­ña­la Ri­car­do Vás­quez, me­teo­ró­lo­go de la Ofi­ci­na de Cam­bio Cli­má­ti­co de la DMC. Así, en los even­tos ex­tre­mos llue­ve apro­xi­ma­da­men­te 40 mm más que hace 50 años, agre­ga.

Con to­do, a la ho­ra de ha­cer el ba­lan­ce anual, la ma­yo­ría de las es­ta­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas en el país que­dan en dé­fi­cit, si­tua­ción que se re­pi­te des­de ya va­rios años (ca­si

(ver in­fo­gra­fía).

me­nos de llu­vias y 500 mm me­nos que hace 50 años re­gis­tra Puer­to

Montt. Más que hace 50 años se re­gis­tran en Ca­ñe­te, Re­gión del Bio­bío, por even­tos ex­tre­mos de

pre­ci­pi­ta­ción. me­nos de llu­via que en la dé­ca­da de los 60, se pro­du­cen en Osorno, Re­gión de Los La­gos. una dé­ca­da, en al­gu­nos) y que si­gue una ten­den­cia a la ba­ja pro­yec­ta­da por los mo­de­los de cam­bio cli­má­ti­co.

Las ex­pli­ca­cio­nes

Los es­pe­cia­lis­tas se­ña­lan que la si­tua­ción ac­tual se ex­pli­ca tan­to por la va­ria­bi­li­dad na­tu­ral (fe­nó­me­nos co­mo El Ni­ño y La Ni­ña), pe­ro tam­bién por el cam­bio cli­má­ti­co.

Un es­tu­dio li­de­ra­do por Juan Pa­blo Boi­sier, in­ves­ti­ga­dor del Cen­tro de Cien­cia del Cli­ma y la Re­si­lien­cia (CR2) – y pu­bli­ca­do el año pa­sa­do en la re­vis­ta Geophy­si­cal Re­search Let­ters- de­tec­tó que el 25% de la ac­tual me­ga­se­quía que afec­ta al país es de­bi­do al cam­bio cli­má­ti­co, pe­ro no hay otros es­tu­dios de atri­bu­ción que in­di­quen cuán­to de lo que ocu­rre hoy con los even­tos ex­tre­mos es por ello. “La hi­pó­te­sis es que por cam­bio cli­má­ti­co los even­tos de pre­ci­pi­ta­ción ex­tre­ma de­be­rían au­men­tar, pe­ro no hay es­tu­dios”, di­ce Boi­sier.

“Hay fe­nó­me­nos na­tu­ra­les que se aso­cian a even­tos de pre­ci­pi­ta­ción ex­tre­ma en la zo­na cen­tro-sur, co­mo las tor­men­tas cá­li­das, por ejem­plo, las cua­les es­tán aso­cia­das a ríos at­mos­fé­ri­cos, que son ca­rac­te­rís­ti­cos en años con even­to cá­li­do de El Ni­ño, o ca­sos de ba­ja se­gre­ga­da co­mo el que afec­tó en el nor­te el año 2015”, di­ce Vás­quez. Di­chos fe­nó­me­nos se pue­den pre­sen­tar du­ran­te pe­río­dos se­cos co­mo el ac­tual en la zo­na cen­tro-sur y ge­ne­rar mon­tos al­tos de pre­ci­pi­ta­ción, aun­que no lo­gran re­ver­tir el dé­fi­cit plu­vio­mé­tri­co, “se ne­ce­si­ta una ma­yor fre­cuen­cia de even­tos o días con pre­ci­pi­ta­ción, si­tua­ción que no es­tá ocu­rrien­do ac­tual­men­te”, agre­ga el me­teo­ró­lo­go.

Las pro­yec­cio­nes de cam­bio cli­má­ti­co a lar­go pla­zo, in­di­can una dis­mi­nu­ción de la pre­ci­pi­ta­ción pa­ra la zo­na cen­tro-sur del país, si­tua­ción que se ha ido ob­ser­van­do en los re­gis­tros. Pe­ro pa­ra los even­tos ex­tre­mos de pre­ci­pi­ta­ción –que de­be­rían au­men­tar a es­ca­la glo­bal, pues con el ca­len­ta­mien­to hay más agua pre­ci­pi­ta­ble dis­po­ni­ble, es di­fí­cil aún vin­cu­lar es­tas ten­den­cias, di­ce Vás­quez.

“En ge­ne­ral, lo que se ve es que en el sis­te­ma cli­má­ti­co con ca­len­ta­mien­to se exa­cer­ba la eva­po­ra­ción oceá­ni­ca, hay ma­yor eva­po­ra­ción y eso pro­du­ce even­tos más con­vec­ti­vos, vio­len­tos”, ex­pli­ca Pa­blo Sa­rri­co­lea, aca­dé­mi­co del De­par­ta­men­to de Geo­gra­fía de la U. de Chi­le.

Es nor­mal que ha­ya me­nos llu­via, que los mon­tos to­ta­les anua­les sean me­no­res y que la pre­ci­pi­ta­ción sea más vio­len­ta, por­que se con­cen­tra en me­nos días, di­ce. Pe­ro no to­dos los datos re­gis­tra­dos por la DMC in­di­can que esa ten­den­cia va­ya a con­ti­nuar, ex­pli­ca, sino só­lo aque­llos que son es­ta­dís­ti­ca­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vos, co­mo lo que ocu­rre con la can­ti­dad de pre­ci­pi­ta­ción des­de Valdivia al sur o con el nú­me­ro de días con pre­ci­pi­ta­ción en Con­cep­ción, por ejem­plo, que tam­bién vie­ne ba­jan­do a ra­zón de 2,1 días por dé­ca­da.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.